sábado, mayo 18, 2024
InicioCine Mundo“Amigos Imaginarios”, una mágica aventura de John Krasinski

“Amigos Imaginarios”, una mágica aventura de John Krasinski

Imaginando amigos
Desde 2018, John Krasinski se distinguió al escribir, dirigir y protagonizar junto a su esposa Emily Blunt en A Quiet Place y A Quiet Place Part II. un par de thrillers post-apocalípticos que se han convertido en récords de taquilla mundial y en los favoritos de la crítica. Tras el éxito de esas películas, Krasinski ha dado un hábil giro con su última cinta, Amigos Imaginarios, una mágica aventura en la pantalla grande para toda la familia. Lleno de asombro y lleno de humor, Amigos Imaginarios abre una puerta a un mundo de cuento de hadas lleno de amigos imaginarios (o «AMIs»).
La inspiración para este encantador viaje fueron los propios hijos de Krasinski: “Siempre quise hacer una película para ellos” comenta. “Emily dice que las películas de Quiet Place son demasiado para ellos, por lo que no las verán hasta que sean mayores (y será en varios años). Durante los primeros días de la pandemia, pude pasar mucho tiempo con mis hijas de 8 y 6 años y ver el poder de su imaginación. Pero a medida que avanzaba la pandemia, comencé a ver que sus luces menguaban. Estaban llenos de energía y entusiasmo, pero se estaban volviendo más cautelosos con todo”.
Como señala Krasinski, desde la primera infancia nos cautivan los cuentos de hadas que nos transportan a otro mundo. «Pensé, ¿no sería fantástico si pudieras llevar toda esa magia a tu vida real?» dice. “Si hay algo que quiero que la gente se lleve de esta película es que creer en algo más grande y más hermoso puede ayudarte a superar un día más. Ese es el tipo de historia que siempre quise contar”.
La productora Allyson Seeger, socia de la compañía de Krasinski Sunday Night, recuerda una de sus primeras conversaciones sobre Amigos Imaginarios. “John dijo: ‘¿Qué pasaría si, en lugar de hacer una película sobre la imaginación, convirtiéramos a la imaginación en un personaje de la película?’ La edad adulta y la vida real a menudo pueden mermar la imaginación, pero la película explora la pregunta: ¿y si nunca es demasiado tarde para volver a conectar con eso? Volver a ser un niño, aunque sea por un momento”.
El núcleo de la idea empezó a girar en torno a una niña precoz de 12 años llamada Bea, que ha tenido que crecer demasiado rápido. En la cúspide de su adolescencia, lista para dejar atrás lo que significa ser una niña, una noche de verano, mientras visitaba a su abuela en Brooklyn, Bea descubre que tiene un superpoder único: poder ver a los amigos imaginarios de todos.
«Contamos esta historia a través de los ojos de una niña que, al igual que mis hijos, está tratando de afrontar cómo ha cambiado su mundo», dice Krasinski. «Al hacerlo, podemos captar la idea de que la imaginación no sólo es una herramienta poderosa con la que divertirnos, sino también un enorme mecanismo de afrontamiento que nos ayuda a dar sentido a cosas que de otra manera podrían ser demasiado difíciles».
Antes de comenzar a escribir el guión, Krasinski decidió plantearle la idea a un buen amigo, ⎯el actor Ryan Reynolds. «En mi opinión, Ryan es una de las personas más talentosas que existen», dice Krasinski. “Él conoce la comedia, conoce el drama. Llevábamos mucho tiempo hablando de hacer una película juntos. Le expliqué que estaba desarrollando una película sobre niños y sus amigos imaginarios. ¿Querría ser parte de ello? Él dijo: ‘Sí, definitivamente’”.
Krasinski comenzó a intercambiar ideas con el actor, quien respondió con sus propios pensamientos. «Estábamos dando golpes de un lado a otro», dice Reynolds. “Estábamos interesados en rodar algo que pareciera una película de acción real de Pixar. Y eso es realmente lo que John puso en la página”.
Reynolds, que también se incorporó como productor de Amigos Imaginarios, describe el guión como sincero y lleno de diversión. «Hay altibajos», comenta. «Tiene ese clásico estilo de Mary Pickford: hacerlos reír , hacerlos llorar y luego hacerlos reír nuevamente».
Él cree que Amigos Imaginarios es el siguiente paso natural para Krasinski como cineasta, diciendo: “me cuesta pensar en un escritor o director más informado por su propia paternidad que John Krasinski. Ser padre y marido realmente ha consolidado su lenguaje cinematográfico. Lo que más me sorprende es que puede hacer una película tan aterradora y provocativa como A Quiet Place, pero también puede hacer algo tan tierno, inesperado y divertido como Amigos Imaginarios”.
Krasinski se sentó a escribir el guión de la película durante el fin de año del 2020. Conjuró una legión de coloridas y fantásticas criaturas de todas las formas y tamaños que pueblan los sueños de los niños para consolarlos, entretenerlos y protegerlos. «Tenía el deseo de redescubrir la alegría en el mundo», explica Seeger. «Y esta película hace eso con creces».
El cineasta admite haber tenido varios amigos imaginarios ⎯además de un par de enemigos. «Tenía una imaginación salvaje», dice. “Nuestra casa estaba muy cerca de una tienda de videos y me permitían caminar solo por la noche. Me tomaría media hora llegar a casa, porque fingía que todas estas criaturas diferentes me perseguían y tenía que esconderme en los arbustos de mi vecino para escapar”.
Krasinski comenzó a ver a los AMIs no simplemente como compañeros de juego sino, como él dice, “cápsulas del tiempo con nuestras esperanzas, sueños y ambiciones”. «Se crean en el momento en que tuviste los sueños más grandes», continúa. “Podrían ser la versión de ti en la que soñaste convertirte. ¿Qué pasaría si nunca desaparecieran realmente? ¿Qué pasa si siempre están detrás de ti y todo lo que tienes que hacer un día es mirar hacia atrás, verlos y todo vuelve a ti?
El productor Andrew Form fue uno de los primeros en leer el guión familiar de Krasinski. «Para nosotros era una oportunidad de hacer una película que tuviera eco en todos los grupos demográficos», recuerda Form. «Ya sea que hayas tenido un amigo imaginario o no, aún puedes identificarte con lo que están pasando los personajes».
Si bien las películas de A Quiet Place son thrillers espeluznantes que ponen fin al mundo, Amigos Imaginarios es un retrato de otra familia que se enfrenta a un momento difícil, pero que provoca muchas risas, dice Seeger. “A Quiet Place era una metáfora sobre la paternidad y hasta dónde puedes llegar para proteger a tus hijos”, dice. “Creo que Amigos Imaginarios es una película para niños, para padres, tiene algo para cada generación. Es una historia de mayoría de edad para todos”.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- Advertisment -

MÁS POPULARES