sábado, febrero 24, 2024
InicioCiencia y ComputaciónInsertaron el implante cerebral de Elon Musk en un paciente humano

Insertaron el implante cerebral de Elon Musk en un paciente humano

El primer paciente humano que recibe el chip cerebral de Neuralink se está "recuperando bien", afirma Musk.

Elon Musk dice que su startup Neuralink ha insertado con éxito el implante cerebral de la compañía en un paciente humano por primera vez.

La semana pasada Musk anunció la noticia en Twitter/X, diciendo que el paciente anónimo se está “recuperando bien” después de recibir el implante el día anterior.

«Los resultados iniciales muestran una prometedora detección de picos neuronales», añadió en el tweet. Musk no dio más detalles, pero Neuralink ha estado diseñando la tecnología para que el implante pueda leer las señales cerebrales del usuario humano en forma de picos de actividad neuronal.

El objetivo es luego utilizar esas señales cerebrales y traducirlas en comandos remotos para los dispositivos de consumo actuales, como mover el cursor de una computadora. «Permite controlar su teléfono o computadora y, a través de ellos, casi cualquier dispositivo, con solo pensar», agregó Musk en un tweet de seguimiento .

En el mismo hilo de tweets, Musk reveló que Neuralink planea llamar a su primer producto «Telepatía».

“Los usuarios iniciales serán aquellos que hayan perdido el uso de sus extremidades”, añadió. «Imagínese si Stephen Hawking pudiera comunicarse más rápido que un mecanógrafo o un subastador. Ese es el objetivo».

En septiembre, Neuralink comenzó a reclutar usuarios, particularmente tetrapléjicos, para que se inscribieran en los primeros ensayos clínicos en humanos relacionados con el implante cerebral de la compañía. Parece que la empresa encontró al menos un candidato adecuado para su estudio llamado «PRIME». Pero el tiempo dirá si la tecnología funciona sin causar mayores complicaciones de salud.

El implante, llamado chip N1, tiene aproximadamente el tamaño de una moneda y está diseñado para leer la actividad cerebral a través de 64 finos hilos que contienen 1.024 electrodos. Aunque es bastante grande, el chip debe ser «cosméticamente invisible» una vez instalado quirúrgicamente. Luego, el implante puede transmitir señales, que pueden ser decodificadas por la aplicación móvil de Neuralink, lo que permite al usuario controlar otros dispositivos electrónicos.

La compañía espera que el estudio PRIME demore seis años en completarse para las personas que se registren.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- Advertisment -

MÁS POPULARES