sábado, febrero 24, 2024
InicioSeccionesOpinión¿A dónde se fueron las reservas internacionales?

¿A dónde se fueron las reservas internacionales?

Oscar Espinosa García

II

La Empresa Siderúrgica del Mutún, que está a cargo del desarrollo del yacimiento del hierro, tiene una deuda de 488 millones de $us; 73 millones de $us al TGN y 415 millones de $us a Eximbank y ha reportado pérdidas operativas. Igualmente, Yacimientos del Litio Bolivianos tiene una deuda de 772 millones de $us y ha tenido pérdidas por 35,2 millones de $us durante su funcionamiento.
El Ingenio Azucarero de San Buenaventura se construyó y se puso en marcha con un crédito del Banco Central de Bolivia de 263,3 millones de $us. Está funcionando hace trece años con pérdidas de más de 60 millones de $US.
La red de teleféricos tiene una longitud de 31,61 Km, costó 738 millones de $us, financiados mediante un préstamo del Banco Central. Se inauguró en 2014 con las líneas roja, amarilla y verde y se terminó de construir en 2018 con la línea morada, en total son 10 líneas construidas en las ciudades de La Paz y El Alto. Hasta el año 2021, ha operado acumulando una pérdida por 199 millones de $us. La red de teleféricos atiende solo al 9% de la demanda de pasajeros que tienen las dos ciudades. Solamente las líneas que conectan a La Paz con El Alto tienen un apreciable flujo de pasajeros, las demás apenas son usadas.
Otro sistema de transporte público a donde se han ido las reservas internacionales es el tren metropolitano de Cochabamba, cuyo costo ha sido estimado en 447,6 millones de $US, que será cubierto con recursos del TGN. Consta de dos líneas, de las cuales se ha construido una. El tren solo servirá para una pequeña parte de la demanda de pasajeros de la ciudad de Cochabamba.
La Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) tiene centrales termoeléctricas en Entre Ríos del trópico de Cochabamba, Warnes y Yacuiba, que fueron instaladas para generar 1.480 MW de energía eléctrica, con el objeto de aumentar la oferta de energía eléctrica y destinarla a la exportación. De esta manera, el país tiene un excedente de generación de energía eléctrica que no ha podido ser vendido en los países vecinos.
La Administración Boliviana de Carreteras, durante el gobierno de Evo Morales se embargó en un ambicioso programa de construcción de carreteras pavimentadas de dos carriles (uno de ida y otro de vuelta) y de cuatro carriles (dos de ida y dos de vuelta) denominadas dobles vías. Según lo que declaró el ministro de Economía, Luis Arce, este programa estaría concluido en 2016 y las carreteras estarían listas para impulsar el desarrollo de la economía. Pero esto no sucedió y pese a que se despilfarró 11.000 millones de $us, la economía del país dispone de una pésima red de carreteras que dificulta su desarrollo.
En los proyectos de industrialización se hace un uso intensivo de moneda extranjera, en cambio en los proyectos de construcción de carreteras, una parte de los costos son en moneda extranjera y otra en moneda nacional. De ahí que de los 11.000 millones de $us, una parte ha sido en moneda extranjera.
Otro destino a dónde han ido a parar las reservas internacionales es el subsidio a los combustibles, a donde se ha tenido que destinar los ingresos por exportación de YPFB y desde que éstos no alcanzan para cubrir el monto de la compra de combustibles en el exterior, se tiene que recurrir a las reservas internacionales. El acceso que tenían los bolivianos al dólar barato ha significado que haya habido una fuerte presión sobre las reservas para adquirir bienes del exterior, lo que ocasionó una salida excesiva de dólares del Banco Central.
La nacionalización es también una de las principales causas de la pérdida de las valiosas reservas internacionales. En primer lugar, la nacionalización de YPFB significó la muerte de la principal fuente de generación de moneda extranjera. Dueña de todo el negocio de hidrocarburos, YPFB se convirtió en una empresa ineficiente, sin capacidad de reponer las reservas de gas y petróleo. La nacionalización o estatización de las empresas del sector privado consistió en comprar las acciones de los propietarios, lo que significó la erogación de las reservas, amén de que el gobierno se vio envuelto en juicios en los tribunales internacionales, que lo obligaron a pagar indemnizaciones a las empresas demandantes.
Los destinos presentados más adelante, constituyen los destinos más aparentes a donde se fueron las reservas internacionales, pero hay muchos otros, donde seguramente está el gasto corriente. Todo esto ha sucedido porque el gobierno violó la ley del Banco Central, que no permite utilizarlo como un banco de crédito o un banco de desarrollo y mucho menos como una fuente de despilfarro.

El autor es ingeniero civil.

Blog: HISTORIA, TRANSPORTES Y DESARROLLO

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- Advertisment -

MÁS POPULARES