domingo, abril 14, 2024

El derrumbe

A este paso, el gobierno boliviano va a tener que mandar a la cárcel a las calificadoras internacionales de riesgo, al FMI, a medios de comunicación extranjeros, acusándolos de haber hecho comentarios sobre la escasez de dólares en Bolivia.
Fitch Ratings ha puesto una nota negativa a la economía boliviana, el riesgo país supera la barrera psicológica de 1.000 por primera vez en la historia de Bolivia, los bonos soberanos han perdido su valor en el exterior, el Banco Central no atiende toda la demanda de dólares y en Santa Cruz hay colas de ahorristas en las puertas de todos los bancos.
La corrida de dólares ya sobrepasó el monto de los depósitos que los ahorristas tenían en los bancos porque las indecisiones y chambonadas del gobierno han alimentado la duda y el temor de la gente, que ahora desconfía de la moneda nacional.
La “bolivianización” de los ahorros, de la que tanto se ufana el gobierno, ahora va marcha atrás debido a los desaciertos del gobierno del economista Luis Arce, que esta semana volvió a declararse socialista, con homenajes a Carlos Marx en las redes.
Será el socialista Luis Arce Catacora, si sigue en la presidencia, el que vaya al FMI a pedir que, por favor, conceda un crédito a Bolivia para salir del atolladero, pero tendrá que guardarse las críticas al capitalismo.
Las denuncias que hacen los propios masistas sobre la corrupción de sus compañeros de partido, sus hermanos, han colmado la capacidad de asombro de los ciudadanos honestos. Teresa Morales, rabiosa masista, dice que YPFB importó en 2022 más gasolina de la que el país necesitaba, dejando la certeza de que esa gasolina excesiva fue enviada al exterior como contrabando, pero con subsidio en su precio de venta.
Lo que viene a revelar que los negociados que hacen los masistas ni siquiera cesan cuando las cosas están muy mal, cuando el país tiene la peor calificación de riesgo de su historia, cuando las exportaciones de gas están en vísperas de acabarse. Una actitud de saqueo, típica de los ejércitos que están en retirada, de los que saben que están de partida porque han sido derrotados.
Ya se sabe lo que se vendrá después de que el “socialista” se haya rendido ante el FMI. Cierre de empresas quebradas, despido de sus trabajadores, cierre de oficinas creadas por el masismo para engordar a sus militantes, abandono de proyectos de inversión pensados con criterio electoral.
La situación podría empeorar todavía más, si el gobierno avanza en su intención de tomar control de los fondos de pensiones, como dice Infobae.

PETRÓLEO

El caos bancario internacional está afectando los precios del petróleo, y los referenciales del crudo alcanzaron sus niveles más bajos desde diciembre de 2021. El crudo Brent ha caído aproximadamente un 10% desde que los reguladores estadounidenses cerraron Silicon Valley Bank. El efecto de la crisis bancaria de SVB en Estados Unidos y Credit Siuz en Europa han deprimido las perspectivas económicas mundiales en la última semana.

 

 

 

ORO

El oro está reafirmando su rol como refugio ante el riesgo y atrayendo actividad de inversión en todo el mundo, frente al riesgo geopolítico, algunas predicciones de depreciación del dólar y la continua incertidumbre económica y las perspectivas dudosas de los mercados de valores. Un pronóstico de StoneX Financial Ltd, estima que el precio del oro podría llegar a US$ 2.100 la onza troy este año a no ser que la FED siga subiendo las tasas.

 

 

 

ZINC

La Perspectiva Anual de los Mercados de Metales y Energía de StoneX pronostica aumentos porcentuales de dos dígitos para algunas materias primas. El zinc podría aumentar 31% en valor durante 2023. El cobre aumentaría 17%, platino y aluminio 16%, oro y plata 14%. Otros metales que Bolivia produce tendrían aumentos de precio menores como en el caso del estaño y plomo cuyos precios aumentarían en 1% durante lo que queda del año.

 

 

 

Dólar y socialismo

Ahora que Bolivia acelera en el camino económico forjado por Venezuela, es bueno saber que el 70% de las transacciones en ese país se realizan en dólares estadounidenses, aun después de una reducción del 21% en su uso en 2022. Esto de acuerdo a la consultora Datanálisis y su estudio realizado en las 10 principales ciudades del país.

Inflación récord

La inflación interanual en febrero superó, por primera vez en 32 años, los tres dígitos, para alcanzar el 102,5%. El precio de los alimentos es especialmente preocupante en un país en el que el 40% de la población vive en la pobreza. Un informe de la BBC asegura que en febrero el precio de la carne picada en Buenos Aires subió en 35%.

Cae la producción

En el mes de enero la producción económica de Perú cayo en -1,12%. Es la primera vez que la economía se encoje en 22 meses. La última vez que Perú vio a su economía decrecer fue en febrero de 2021 cuando todavía estaban sufriendo los efectos de la pandemia, asegura el nuevo informe de Producción Nacional del INEI.

Lo bueno
***
Es que el gobierno sigue anunciando que mandará a la cárcel a todos los ciudadanos que hablen o difundan por las redes noticias sobre la escasez de dólares.

Lo malo
***
Es que los organismos internacionales califican la situación del país como muy crítica y el riesgo país ha llegado a los niveles más altos de la historia.

Lo feo
***
Es que los ahorristas de todos los bancos están formando colas en Santa Cruz debido a las señales de mal manejo de las cosas de parte del gobierno masista.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- Advertisment -

MÁS POPULARES