Publicidad

    

Astrología

El hombre según su signo


 

ARIES

Para comprender al hombre de Aries hay que entender su naturaleza de macho cabrío. Lo que mueve al hombre Aries desde su más temprana juventud es el deseo de ir a la cabeza del pelotón. Les obsesiona destacar y separarse de los demás. Son ganadores natos y no admiten competencia cercana.

Los nativos de Aries tienen una gran confianza en sí mismos que los hace audaces y les lleva a vivir con una gran necesidad de retos y proyectos.

Por estos rasgos, los nativos de Aries buscan parejas como ellos: personas que soporten la presión y no le tengan miedo a lo que hace falta hacer para alcanzar el éxito. Los Aries se enamoran de persona exitosas, de carácter fuerte, que saben imponerse a los problemas y a los rivales.

Los Aries actúan de la misma manera en lo que se refiere a su familia: avasallan, ordenan, dirigen… Ven a su familia como una empresa y no quieren que se pierda de nada. Educan a sus hijos en el código del trabajo y de la entrega, pero también en la del merecimiento: “Todo aquel que lucha por algo y no se rinde, saldrá victorioso”, piensan. Transmiten esos valores a sus hijos.

Tal vez el mayor defecto de los Aries es su obsesión por el éxito, pues puede llevarlos a separarse de lo que aman en aras de objetivos no siempre posibles.

TAURO

Los nativos de Tauro son amantes del trabajo paciente, del que termina por romper todas las barreras, rebasar los límites y echar abajo la resistencia.

Tienen como máximas el esfuerzo y la tolerancia. Como todo gran trabajador y creador, se pone (apenas ve la luz) a la tarea de enmendar el mundo, de acercarlo a la imagen ideal que tiene de él. Para los Tauro hay un deber y ese es hacer de su vida, obra, y de la obra, eternidad. Tauro sabe que todos sus actos tienen repercusiones y por ello debe emprenderlos de la mejor manera, con la mayor fuerza, con toda entereza.

Cuando se trata del amor, los hombres Tauro asumen a la pareja como una tarea de toda la vida. No creen tanto en el amor a primera vista como en el amor que se construye día a día, momento a momento, con hechos… Los Tauro enamorados no hacen promesas: se adelantan a los deseos de sus parejas y los hacen realidad con acciones y hechos. Son poco afectuosos (no son de besar o abrazar en público), pero sus actos hablan por ellos.

Esa dedicación los hace grandes y atentos padres, que siguen de cerca la vida de sus hijos y a veces cometen excesos, como intentar vivir sus vidas por ellos al quitarles de enfrente todos los obstáculos. Son sobreprotectores en demasía y toleran demasiado a sus pequeños, lo que les puede llevar a malcriarlos.

GÉMINIS

Los nativos de Géminis son los hombres más complejos del zodiaco… pero son también los que tienen un mayor alcance en sus ambiciones. Saben que una vida no basta para cumplir todo lo que se sueña, y por ello se deciden a ser múltiples, diversos: quieren agotar todas las experiencias que la vida pone a su alcance, beber todo el jugo de la vida, y por ello se atreven a ser más de una persona a la vez.

No es sencillo convivir con un Géminis, pues se trata de personas de faceta doble: pueden conjugar dentro de sí mismos a los opuestos. Saben vivir al mismo tiempo lo masculino y lo femenino, lo carnal y lo espiritual, lo eterno y lo inmediato.

Los Géminis no son personas que se entreguen con facilidad ni que dejen salir su interior. Hay que saber romper la coraza que le rodea, y debemos decir que rara vez deja que eso pase.

A pesar de ello, una vez que se deciden a tener una familia, los Géminis demuestran ser padres amorosos y sinceros, entregados a la causa común de educar y sacar adelante a su familia. No tienen deseos de infidelidad ni de vivir otras aventuras una vez que han asentado cabeza. Son notables trabajadores en especial si se les emplea en la previsión y en realizar proyectos. Los Géminis no aman la soledad, pero les gusta estar consigo mismos.

CÁNCER

Los nativos del signo de Cáncer son los más paternales del zodiaco: no en balde su Casa es la de la maternidad y la paternidad, la del hogar y los deberes familiares. Son defensores de la tradición y sumamente conservadores.

Son muy frágiles ante los reveses de la vida. No comulgan con los misterios o las ambigüedades: son el tipo de hombres que la letra chica antes de firmas un contrato.

Para los hombres del signo de Cáncer el amor no es una tarea sencilla: el amor es ante todo confusión, un tira y afloja de dos voluntades.

Cáncer exige a su pareja que se deje de juegos y que ponga en sus palabras y sentido una única intención: estar juntos.

Como padres y esposos los hombres de Cáncer son sin duda los mejores del horóscopo. Conocen de forma intuitiva lo que hace falta para sacar adelante y educar a hermosos hijos. No dudan en la mano firme ni se guardan el gesto amoroso.

Como entienden a la perfección lo que implica la responsabilidad, los nativos de Cáncer son grandes trabajadores, son de aquellos que nunca faltan al trabajo y son capaces de dejar días de descanso por alcanzar la perfección en lo que hacen.

Quizá el mayor defecto de los Cáncer sea la forma en que se aferran a la tradición y detestan los cambios.

PISCIS

Si existe un territorio a medio camino entre el sueño y la vigilia, entre la imaginación y la realidad, entre lo que puede ser y lo que es, ese es el país del hombre del signo de Piscis. Los nativos de este signo tienen a su favor una gran sensibilidad. Poetas y soñadores, la estirpe de los hombre del signo de los peces son poco prácticos y un caos en todo lo que tiene que ver con la planificación y la proyección de escenarios.

Los hombres Piscis llevan adelante la dura tarea de vivir con un pie en la tierra de los sueños y otro en la vida real. No es algo sencillo, y más de una vez a lo largo de sus vidas van a confundirse y no sabrán en dónde se encuentran: si en el sueño o en la razón.

En el amor los Piscis son titubeantes. No es que teman al compromiso: es que son incapaces de él. Tardan en saber lo que quieren. Rompen corazones sin la intención de hacerlo, hieren con su duda y su silencio, pero poseen un corazón noble.

Los Piscis rara vez fundan un hogar y se entregan a una familia. Inmaduros por naturaleza, la crianza de los hijos es para ellos un misterio que se niegan a aprender, pero una vez que la vida los pone en ese camino, son amorosos padres, los más divertidos esposos.

No hay que darle tareas que requieran concentración y coordinación. Lo suyo son las tareas creativas: la escritura, la videncia, la construcción. Si se quiere comprender el misterio del mundo, hay que acercarse a un Piscis.

ACUARIO

Los nativos del signo del Aguador siguen el destino de su símbolo. Y es que el acuariano se sabe desde muy joven llamado a agitar las aguas, a permitir que el cambio se genere. Entre los grandes pensadores y revolucionarios siempre han existido hombres del signo de Acuario. El Acuario no piensa sólo en sí mismo y en su presente: tiene una conciencia cósmica de lo que vendrá y de cómo modificar ese futuro de la mejor manera posible.

Los nativos del signo de Acuario son concientes, como ningún otro signo, de las complejidades del tiempo y de la vida, de los resortes que nos mueven y de las causas a las que nos debemos, de aquello en lo que debemos insistir.

En el amor, los nativos de Acuario son personas desinhibidas, que centran el afecto en lo físico, lo que les convierte en uno de los mejores amantes del horóscopo. Aman con cuerpo y alma y cuando permiten que otra persona se acerque a ellos, la hacen parte de su aventura vital.

Para los hombres Acuario el crecimiento nunca cesa, y cuando tienen familia, la asumen como una nueva parte de sí mismos. Ven a su pareja y a sus hijos como extensiones de sus vidas, y jamás se permiten apartarse de ellas.

En el trabajo hay que tomar precauciones con los hombres Acuario, pues suelen ser dispersos y poco dados a tareas repetitivas o pesadas rutinas. No hay que endilgarles tareas sin imaginación.

Si quieres un cambio en tu vida, sin duda debe acercarte al amparo de un Acuario.

CAPRICORNIO

Estamos ante los hombres más responsables del horóscopo: los que saben esperar, los que escuchan antes de hablar, los que esperan el momento de no hacer daño a para actuar, los que nunca tienen una frase hiriente y no se aprovechan de las debilidades ajenas… Si se quiere resumir a los hombres nativos del signo del hipogrifo bajo una palabra esa debe ser “integridad”.

Es un ser profundamente espiritual que no ve diferencias entre lo que cree y lo que creen los demás: considera que todos somos hijos de un mismo principio.

En el amor los hombres nativos de Capricornio siguen la misma máxima. Aman a sus parejas como a una deidad, y nada puede apartarles de esa adoración. Se desviven en detalles y en cuidados.

Como padres de familia los Capricornio son admirables: cuidan cada detalles de la educación y salud de sus hijos, velan por su seguridad de sol a sombra, y no escatiman en gastos y esfuerzos para dotarles de lo necesario y para cumplir todos y cada uno de sus caprichos. Los Capricornio son trabajadores dedicados y pacientes, organizados y metódicos: lo mejor es encargar aquellas tares que requieren de gran concentración y creatividad.

Si se desea una pareja o un amigo para todo a vida, nuestra mejor opción es sin duda acercarnos al hombre Capricornio, que sabrá ser leal si le abrimos nuestro corazón y somos tan transparentes como él.

SAGITARIO

Para los nativos del signo del arquero hay buenas razones para esperar al futuro, pues ellos saben de antemano cómo será, de qué debemos preocuparnos y de qué acerca del mañana. Los Sagitario viven un paso por delante de todos los demás, pues su mirada espiritual está puesta en el futuro, y viven el presente de manera que su destino sea el más atractivo de todos.

No es sencillo conciliar con una mentalidad de Sagitario porque enfrentan problemas de compatibilidad y convivencia muy a menudo.

La vida amorosa de los Sagitario no es sencilla, pues dada su naturaleza, no se esmeran en acercarse a las personas de las que se enamoran, pues de alguna manera se sienten líderes de la manada, y no quieren dar su brazo a torcer.

Es arduo para un Sagitario lograr comprometerse, y por ello no les es fácil mantener una pareja estable ni formar una familia. La vida se les va preparándose para el amor y los hijos, pero rara vez se suben al barco para llegar al puerto donde comienza esa travesía compartida. Cuando lo hacen, sin embargo, son grandes y previsores padres, que ahorran y hacen una planeación perfecta del futuro de sus hijos. Por ello mismo, las mejores profesiones para los nacidos bajo el signo del arquero son aquellas que tienen que ver con las tendencias del futuro: inversiones, agricultura, educación, estadística y videncia.

LEO

Los nativos del signo de Leo son celosos de sus objetivos y de sus sueños, y suelen tomarse con gran celo sus empresas. No les gusta los obstáculos. Son agresivos y decididos, y muy de ideas fijas, inmutables. De hecho, les gusta que la vida sea según el modelo que ellos han establecido: las cosas como ellos las ven y entienden, y fuera de ese patrón, nada.

Los hombres de Leo son los más proactivos y audaces. De ellos es la estirpe de los emprendedores y de los exploradores. No se andan con medias tintas. Como todas las personalidades fuertes, el Leo es de gran carisma y personalidad: un seductor nato que no se detiene ante nada cuando ve frente a sí a la persona que satisface su deseo. Les va el romanticismo a la vieja usanza.

Cuando está con su pareja se entregan a fondo y en su totalidad, pero es mejor no ponerles a prueba ni descuidarles.

Son padres apasionados e intensos que se desviven por sus hijas, pero viven relaciones conflictivas con sus hijos, pues no dejan de verlos como rivales en el hogar y ante la vida.

Los Leo en el aspecto profesional no son del trabajo en equipo. Grandes individualistas, crecen y se desarrollan como entes productivos en la soledad, sin la distracción de alguien que les dispute el protagonismo y los méritos. Acaso el mayor defecto de los Leo sea su exagerada pasión: ese no conocer matices puede ser mortal en más de un sentido.

VIRGO

Para los nacidos bajo el signo de Virgo, la vida es una fiesta continúa. No en balde son los eternos adolescentes del zodiaco. El tiempo no sólo los respeta en términos físicos (siempre se les verá jóvenes y saludables, incluso en los trances más duros): también su corazón y ánimo permanecen impolutos con el paso de los años y las experiencias. Los nativos del signo de la Virgen no envejecen, pero tampoco maduran.

Son el alma de las fiestas: a dondequiera que van transmiten una alegría a prueba de infortunios y profecías. Sin embargo, también se trata de esos espíritus impacientes que no se sientan a escucharnos, que evaden las confesiones, y no nos cuentan nada acerca de sí mismos. Esta misma sensación suele acompañar a quienes se enamoran de un hombre Virgo. No es nada fácil entrar en sus pensamientos y es aún más arduo lograr que nos abra su corazón.

Para los Virgo la oportunidad de tener una familia no es algo que les resulte del todo atrayente, prefieren vivir la vida con intensidad antes de comprometerse con un hogar. Sin embargo, cuando hacen se vuelven los padres más amorosos y protectores que hay.

En lo que refiere al aspecto laboral, los nativos de Virgo son dispersos y poco productivos si se les acorrala con demandas. Lo mejor es dejarles espacios de libertad para que se desarrollen y crezcan a su aire, sin presiones.

Los hombres Virgo son un diamante en bruto toda su vida.

LIBRA

Para el hombre nativo del signo de la balanza este símbolo es el que rige su vida y sus aspiraciones: para ellos lo que cuenta antes que todo es el equilibrio, la mesura, el punto medio en la vida, el amor y la profesión.

Los nativos del signo de Libra son personas equilibradas y serenas: los más armoniosos del zodiaco.

En el amor, los nativos de Libra llegan a la vida de las personas que aman para poner orden y ayudarles a alcanzar nuevos niveles en lo espiritual y lo personal. Cuando alguien se enamora de un Libra, puede hacerlo con el convencimiento de que su vida va a mejorar en numerosos sentidos.

El hombre de Libra es uno de las mejores cabezas de familia del zodiaco, pues se adelanta a los hechos y sólo se decide a adquirir el compromiso de un hogar cuando está listo. Suele ser previsor en todas las esferas de la vida doméstica y en las etapas de la vida de sus hijos.

En el mundo laboral, el nativo de Libra es uno de los mejores trabajadores con los que se puede contar.

El hombre de Libra entrega a los que aman formas de hallar y de vivir en equilibrio, y en general logra que a su alrededor cunda un ambiente relajado. Combaten el caos, la tristeza y la medianía con un brillo especial: el de los que saben cómo colocar en su lugar todas y cada una de las piezas del rompecabezas que es la existencia.

ESCORPIÓN

Para los nativos del signo de Escorpión la masculinidad lo es todo. Para los hombres nacidos bajo la influencia del escorpión la sensualidad y la fuerza, la proactividad y la astucia son los baluartes que todo hombre debe exhibir. Los Escorpio son hombres del todo o nada, que no se conceden ni conceden segundas oportunidades en el error.

Si se desea encontrar a los hombres más atractivos del horóscopo, esos sin duda son los Escorpio. Y no es que sean los más guapos ni los que cuidan más su aspecto: los nacidos bajo este signo poseen de natural un magnetismo especial y avasallante.

Hay que ir con cuidado ante las demandas amorosas de un hombre nativo del signo del escorpión: son personas erráticas e inseguras, celosas ante la falta de atención o la presencia de potenciales rivales. No se cortan al momento de hacer una escena para reclamar sus derechos. La fuerza de su pasión y la profundidad de su fuerza vital les hace impulsivo. Los Escorpio hacen padres responsables y amorosos. Aunque van detrás de una pasión y luego de la siguiente, cuando sienten que les ha llegado la hora de formar un hogar aquietan las aguas y se esmeran en ser esposos fieles y serenos, padres proveedores y firmes.

Si se desea experimentar una pasión realmente abrasadora, hay que perderse en los brazos de un hombre Escorpio.

De él puede aprenderse a vivir intensamente.

 
Revistas
  • 8
  • 7
  • 6
  • 4
  • 3

Más información

Publicidad
Portada de HOY

JPG (680 Kb)


Publicidad
 
Cotizaciones
1 Dólar:6.96 Bs.
1 Euro:7.44 Bs.
1 UFV:2.33990 Bs.

Publicidad