Lluvia Oruro
Mín:
Máx: 22º
Nuboso Tarija
Mín: 17º
Máx: 33º
Nuboso Chuquisaca
Mín: 14º
Máx: 26º
Poco Nuboso Pando
Mín: 24º
Máx: 36º
Nuboso La Paz
Mín:
Máx: 23º
Nuboso Cochabamba
Mín: 15º
Máx: 32º
Poco Nuboso Beni
Mín: 22º
Máx: 36º
Poco Nuboso Santa Cruz
Mín: 24º
Máx: 38º

Publicidad

    



[Rolando Kempff]

El desarrollo nacional requiere de los empresarios


El gobierno de Evo Morales dejó el país con varios de sus indicadores en rojo; una balanza comercial de pagos negativa; deuda externa elevada; déficit fiscal muy alto; proyectos públicos deficitarios. Esta realidad obligará al actual y el nuevo gobierno que surja de las elecciones que se realizarán en los próximos meses llevar a cabo acciones de emergencia para superar la crisis.

Esta tarea debería estar acompañada por la participación del sector empresarial, que tiene mucho interés en que se vuelva a la normalidad y al crecimiento sostenido.

En los últimos 14 años se aplicó un modelo de capitalismo de Estado y evitó el desarrollo del sector privado nacional. Es por ello que se hace necesario crear un clima de inversiones con seguridad jurídica.

El gobierno dispuso de 30.000 millones de dólares de ingresos por el precio de los commodities, que fueron aproximadamente el 50% del Plan Mundial para la reconstrucción de Europa después de la Segunda Guerra Mundial.

El anterior gobierno hizo inversiones en sectores que no generaron retorno en los proyectos públicos y, lo que es peor, recurriendo al endeudamiento externo, como la planta de urea. Es por esto que la economía se debe abrir al sector privado y a la inversión externa.

Fue lamentable, pero en la administración de Morales la economía fue sometida a la política. Por eso, la población no conoce la realidad económica.

Los datos que se hacían públicos no reflejan la realidad, pues fueron “maquillados” por las instancias encargadas de manejarlos, para que muestren una realidad distinta y fuercen el doble aguinaldo. Muchas de las empresas públicas tienen pérdidas económicas y no pueden pagar su deuda.

Debemos hacer mención a los tres déficit que afectan a nuestra economía: Desde hace cinco años el país registra un déficit en cuenta corriente, que el año 2018 llegó a representar el 5% de nuestro Producto Interno Bruto (PIB). Hace seis años que el Estado Plurinacional de Bolivia tiene un constante y creciente déficit fiscal, pues gasta más de lo que suman sus ingresos y que el 2019 llegó a representar el 8% del PIB.

La banca en 2019 terminó con utilidades. Los depósitos en la banca alcanzaron aproximadamente 25.000 millones de dólares, en DPF aproximadamente 12.500 millones, en caja de ahorro 7.800 millones y a la vista 5.700. En las AFP se tiene 19.000 millones de dólares. La mora en la banca subió a 2,2% la cual está previsionada por los bancos.

Debemos recordar que en los últimos años el sistema financiero se vio afectado por la excesiva regulación, la fijación de cupos de cartera productiva y de vivienda social.

La presidente Jeanine Áñez en una breve evaluación señaló que en el gobierno de Evo Morales hubo despilfarro y “manejo irresponsable de la economía”, que se traduce en una situación preocupante en salud, educación e hidrocarburos.

El ministro de Economía, José Luis Parada, al evaluar los casi 50 días de gestión, remarcó que “son seis años de déficit fiscal que manejó el Gobierno anterior, a pesar de haber tenido 5 veces más ingresos que cualquier otro gobierno”. Con una deuda estimada de más de 11.000 millones de dólares y balanza comercial negativa.

El gobierno de transición tiene aprobado el Presupuesto General del Estado 2020, elaborado por el Gobierno anterior, que contempla la adquisición de deuda externa, que deberá destinarse a proyectos con rentabilidad garantizada.

Para el sector privado nacional, el crecimiento del PIB el 2019 solo fue del 3,2%, inferior a las proyecciones que hizo el MAS. Y en este 2020 llegaría al 3,5%.

Entre otras tareas del nuevo gobierno estará mantener una política cambiaria sin modificaciones, para de esta forma dar tranquilidad a la población. Se tiene Reservas Internacionales por 6.500 millones de dólares, suficientes para mantener el tipo de cambio.

La Cámara Nacional de Comercio estimó que el 2019 la economía nacional cerrará en 3,2%, y el 2020 crecerá en 3,5%, más realista que los organismos internacionales y ligeramente más optimista que algunos analistas nacionales.

Para asegurar que estas previsiones de desarrollo se cumplan, el sector privado expresa su predisposición a cooperar con Poder Ejecutivo y llegar a un adecuado clima de negocios, con seguridad jurídica.

El autor es Economista, empresario y ahora Presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Ph.D., miembro de la Academia Boliviana de Ciencias Económicas.

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (761 Kb)      |       PDF (312 Kb)



Caricatura



Publicidad