Nuboso La Paz
Mín:
Máx: 22º
Nuboso Pando
Mín: 22º
Máx: 33º
Nuboso Cochabamba
Mín: 14º
Máx: 27º
Nuboso Santa Cruz
Mín: 22º
Máx: 33º
Tormenta Eléctrica Chuquisaca
Mín: 11º
Máx: 21º
Nuboso Beni
Mín: 22º
Máx: 32º
Lluvia Tarija
Mín: 14º
Máx: 31º
Poco Nuboso Oruro
Mín:
Máx: 21º

Publicidad

    



[Edgar Ruiz]

Indemnización para familiares de fallecidos en caso LaMia

I

 

Una de las injusticias más grandes que dejan 13 años de gobierno del MAS, es la iniquidad no solo en Bolivia, sino “internacional”, con las familias de los fallecidos de LaMia, respecto a la indemnización que debe recibir cada familia. Asimismo debemos acotar que el MAS deja también, en otros casos, de cientos a miles de damnificados, debido a sus políticas nefastas (áreas de salud, justicia, educación, etc.).

Recordemos que el 28 de noviembre de 2016 ocurrió un accidente aéreo en los alrededores de la ciudad de Medellín-Colombia. ¿Qué de especial tuvo este accidente aéreo?, resulta que la matrícula (CP 2933) y tripulación del avión eran bolivianas (eran la carta de presentación de la “calidad boliviana”).

Otra de las características fue la cantidad de fallecidos (71) y la existencia de sobrevivientes (6). Debido a que los pasajeros pertenecían principalmente a un equipo de fútbol brasileño que iba a disputar las finales de una Copa Sudamericana, el accidente tomó ribetes de tragedia mundial (minutos de silencio en muchos partidos y entrenamientos de equipos famosos del mundo).

Si bien en Bolivia en un principio se pensó que ¡era un accidente más que suele ocurrir!, con el pasar del tiempo y las repercusiones a nivel mundial, se pudo ver que no era así.

Este accidente hizo abrir los ojos a los países que nos rodean, principalmente Brasil. Los hinchas brasileños se preguntaron ¿por qué su equipo había tomado un avión boliviano y no brasileño? La respuesta resultó ser por los bajos precios que ofrecía la línea aérea boliviana LaMia (60.000 $us, contra 100.000 de otras, pero lo barato cuesta caro).

Recordemos que, anteriormente, en este avión también viajó la selección de Argentina y se dice que aterrizó teniendo combustible para 18 minutos más de vuelo. Era una línea a la cual le gustaba volar hasta consumir la última gota de combustible. Resulta que el avión Avro RJ-85 estaba diseñado para rutas cortas (2 horas de vuelo) y LaMia tomaba contratos (chárter) para rutas largas sin escalas (4 horas). La “autonomía de vuelo” del avión Avro RJ-85, vale decir que el total de combustible de sus tanques era para que vuele, “muy exageradamente”, como máximo 4 horas y media.

Si bien los bolivianos ya estamos acostumbrados al nivel de calidad bajo que pueden ofrecer algunas empresas bolivianas estatales y privadas, la comunidad internacional poco a poco llegó a analizar el accidente de LaMia quedando impactada y horrorizada, parece un accidente extraído de una película de terror.

Analizando otros accidentes en los que, por ejemplo, una empresa ahorra dinero en mantenimiento, tenemos el accidente de la cantante mexicana Jeny Rivera. Entonces al jet no se le realizó mantenimiento, fueron falsificados los documentos de mantenimiento y al avión se le salió un tornillo de la cola en el aire y Jeny Rivera falleció.

Volviendo al caso de LaMia, tenemos dos aristas, una “penal” y otra “civil”. La penal la tienen que pagar los responsables, con la cárcel (Rocha el co-propietario de LaMia). Ahora la pregunta es ¿dónde debería ser juzgado Rocha, en Bolivia, Colombia, Brasil o Estados Unidos?, ¿ya se pidió en Bolivia su extradición de Estados Unidos?, ¿en qué etapa se encuentra el juicio penal en Bolivia?, ¿ya se está en juicio oral?

Y en la civil es donde se tiene que cancelar con dinero a los damnificados, que “tendría” que ser pagado por Rocha (el co-propietario), Bisa (aseguradora) y el Estado de Bolivia. Recordemos que la justicia en Bolivia maneja “como bandera”, “el resarcimiento de daños de los afectados”.

El que un avión con matrícula boliviana hubiese despegado de un aeropuerto boliviano, como es el de Viru Viru, con un “plan de vuelo” con 5 observaciones, entre las cuales se podía ver principalmente que la “autonomía del avión” era casi la misma que el tiempo de recorrido entre Santa Cruz y Medellín (4 horas = 2.900 kilómetros), vale decir que ante cualquier contratiempo (viento en contra, cierre del aeropuerto, otro avión en emergencias, etc.), el avión se iba a quedar sin combustible en el aire, como ocurrió en la realidad.

¿La pregunta aquí es por qué el piloto-dueño de LaMia no hizo escala en Cobija-Bolivia o Bogotá-Colombia para reabastecerse de combustible? Dicen que el avión Avro debe volar máximo 2 horas y luego reabastecerse. Resulta que seguramente no se detuvo en Cobija porque ya era de noche (se dice que hay que realizar un trámite para encender las luces de la pista de Cobija y ¡ya conocemos los trámites en Bolivia!) y no se detuvo en Bogotá por no pagar el derecho de aeropuerto que se dice es de cinco mil dólares americanos.

No se puede jugar con la vida de personas jóvenes (jugadores) que tienen toda una vida por delante y que poseen esposa e hijos. La familia del piloto ya pidió disculpas en las redes sociales, solo nos falta a algunos bolivianos también pedir disculpas al equipo Chapecoense y sus familias, aunque a estas alturas ya de nada sirvan.

En un principio, “un venezolano, dueño del avión” señaló que entre las causas del accidente podría tenerse que un rayo pudo caerle al avión, inutilizando el sistema eléctrico, otra teoría decía que el sistema eléctrico de estos aviones (¡británicos!) Avro era malo.

Conforme el tiempo fue pasando se supo, mediante la caja negra, que el piloto-dueño Miguel Quiroga Murakami pidió “prioridad” para aterrizar en Medellín, debido a que ya no tenía combustible y en consecuencia se le presentaba “falla eléctrica total”. Otra pregunta es ¿por qué no declaró “emergencia” desde el principio, antes de dar dos vueltas y media al aeropuerto, quemando el preciado combustible?, ¿por qué la tripulación no tomó cartas en el asunto, al escuchar y ver sonar las alarmas durante 40 minutos, en la cabina, antes de estrellarse? Dicen que el piloto y la empresa aérea que declaran emergencia son luego investigados minuciosamente. Alguna prensa también señaló la “sobre confianza” del piloto-dueño, o por sus 36 años de edad, se puede inferir también ¿falta de experiencia? En fin, fue una “ruleta rusa” jugada por el piloto, donde perdió.

Recordemos que hace años también se le acabó el combustible (kerosene parafinado) a un avión jumbo 727 del LAB, en el Beni. ¿Qué hacer para que no se repitan estos horrores?

Se debe mejorar los protocolos para que operen las líneas aéreas en Bolivia. A los aviones “renegados” con tripulaciones reacias se les debe imponer fuertes castigos. Si no se cumple las reglas, como “planes de vuelo adecuados”, etc., ningún avión debe salir de los aeropuertos. Actualmente se investiga cómo el avión de LaMia logró despegar de Viru Viru con ese “plan de vuelo”, algo que la “técnica aeronáutica” refugiada en el Brasil ya explicó a detalle, mencionando que se le hizo conocer al tripulante Quispe sobre las 5 observaciones y que éste mencionó que el capitán Quiroga sabía lo que hacía.

En el caso del “accidente” de LaMia se ha visto que el principal culpable es el piloto, que hizo un cálculo pésimo del combustible a utilizarse, pero existe una responsabilidad secundaria del que dejó despegar ese avión con las 5 observaciones y sin seguros, vale decir el Estado de Bolivia, representado por la “técnica aeronáutica” refugiada en el Brasil y el personal encargado de revisar los “seguros de los pasajeros”.

Se debe realizar auditorías, por decir semanales o mensuales, a los “planes de vuelo” y otros, de cada línea aérea.

Asimismo se pudo constatar que LaMia estaba con las cuotas atrasadas con la compañía de seguros Bisa, en consecuencia se encontraba sin seguros para sus pasajeros. Aprovechando las conexiones vía Internet, se debe tomar contacto permanente con las compañías de seguros, para ver si las líneas aéreas están al día con sus cuotas.

 
Revistas
  • 8
  • 7
  • 6
  • 4
  • 3

Más información

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (768 Kb)      |       PDF (507 Kb)



Caricatura


Sociales

Sinfónica Chuquiago en el Club de La Paz

LA ORQUESTA SINFÓNICA CHUQUIAGO MARKA.


Publicidad