Nuboso Chuquisaca
Mín: 13º
Máx: 23º
Poco Nuboso Oruro
Mín:
Máx: 21º
Nuboso Pando
Mín: 21º
Máx: 28º
Lluvia Beni
Mín: 21º
Máx: 32º
Lluvia Cochabamba
Mín: 15º
Máx: 29º
Nuboso Tarija
Mín: 15º
Máx: 29º
Poco Nuboso Potosí
Mín:
Máx: 22º
Poco Nuboso Santa Cruz
Mín: 21º
Máx: 32º

Publicidad

    



[Saúl Marcelo]

La Policía Boliviana ante nadie se arrodilla


Una visión arcaica, retrógrada y por demás atrevida, podría resumir las manifestaciones de la dirigencia cocalera afín al Movimiento Al Socialismo, que aún se arroga potestades equívocas de pedir y exigir cuanta pachotada le apetece.

En el imaginario de las huestes masistas del Chapare -bastión duro e incondicional del ex presidente Morales-, está vigente la noción inadmisible de republiqueta impasable y, por tanto, ajena a la presencia efectiva del Estado. Su intrepidez y desvarío los ha llevado a creer que únicamente ellos podrían dar la venia de autorización para el retorno de la policía nacional a cumplir con su mandato constitucional de defensa de la sociedad, conservación del orden público en estricto apego a lo estipulado en la CPE y las normas vigentes.

Tal percepción es deducible de las declaraciones desafortunadas de las dirigentes Segundina Orellana, de la Federación del Trópico y Leonilda Zurita, de la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas “Bartolina Sisa”, en sentido de que el retorno de la policía nacional al Chapare, estuviere condicionado a que “primero deben pedir perdón de rodillas”. Además de fantasear con que la presencia de uniformados del verde olivo es innecesaria, pues ya habrían organizado brigadas y cuerpos de “seguridad municipal”, en coordinación con los diferentes sindicatos y municipios.

Estas acciones son totalmente arbitrarias, ilegales y transgreden sistemáticamente la normativa constitucional que atribuye de manera exclusiva a la institución policial las funciones de conservación del orden público, la prevención e investigación de delitos, faltas graves, contravenciones y otras manifestaciones antisociales; la preservación de los derechos y garantías constitucionales reconocidas por la CPE y las disposiciones complementarias.

La ciudadanía en general reconoce la gran labor que cumplió la policía nacional en el resguardo del orden público, la seguridad y protección ante las manifestaciones de vandalismo, terrorismo y sedición protagonizadas por las hordas delictivas del MAS, luego de los resultados de las elecciones generales del pasado 20 de octubre y la renuncia de Evo Morales.

En tal sentido, no está demás ilustrar a la dirigencia cocalera radical del trópico, que las fuerzas de seguridad solo cumplieron el mandato constitucional de conservación del orden público y que su intervención estuvo regulada por su vigente Ley Orgánica. Al parecer, no fue de su agrado el correcto accionar del verde olivo que, definitivamente, no responde a los designios de un partido político y menos a un caudillo populista que pretendía perpetuarse en el poder.

La policía nacional merece todo el respeto y consideración del pueblo boliviano que luchó por recuperar la democracia de una tiranía obcecada con el continuismo ilegal e inconstitucional, cuyos resabios aún incurren en acciones desestabilizadoras y subversivas, que impiden restablecer el orden y la seguridad pública, planteando exigencias petulantes de humillación a una institución de Estado. Por todo ello, nuestra policía boliviana ante nadie se arrodilla y menos puede ser objeto de deshonra y menosprecio de personajes ligados a un régimen que solapó el narcotráfico, la subversión y el terrorismo.

Aunque, al parecer, les resulta bastante conveniente la ausencia de las fuerzas de seguridad, pues tienen mayor libertad para incurrir en hechos deliberados orientados a lograr beneficios provenientes del negocio lucrativo del narcotráfico. De ahí que urge la presencia inmediata del verde olivo en el Chapare, por ser una de las zonas con mayor inseguridad ciudadana, como efecto del alto flujo de recursos económicos generados por las actividades de producción de hoja de coca y su desvío a las actividades ilícitas del narcotráfico.

El autor es MGR. Docente e investigador UMSS - Cbba.

 
Revistas
  • 8
  • 7
  • 6
  • 4
  • 3

Más información

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (736 Kb)      |       PDF (380 Kb)



Caricatura


Sociales

Día de los Derechos Humanos

BRUCE WILLIAMSON, ENCARGADO DE NEGOCIOS DE ESTADOS UNIDOS; JAN ARNOUD Y LEON DE LA TORRE.


Publicidad