Nuboso Tarija
Mín: 15º
Máx: 29º
Lluvia La Paz
Mín:
Máx: 21º
Poco Nuboso Santa Cruz
Mín: 21º
Máx: 32º
Nuboso Chuquisaca
Mín: 13º
Máx: 23º
Lluvia Cochabamba
Mín: 15º
Máx: 29º
Nuboso Pando
Mín: 21º
Máx: 28º
Poco Nuboso Oruro
Mín:
Máx: 21º
Lluvia Beni
Mín: 21º
Máx: 32º

Publicidad

    



[Álvaro Riveros]

Clepsidra

Ahora funge de Evo Perón


Quebrando todas las disposiciones y normas que rigen el asilo político, el prófugo ex autócrata Evo Morales, volvió a arremeter contra el gobierno de la presidenta Jeanine Áñez, sin acatar las disposiciones que el flamante gobierno argentino emitió a tiempo de brindarle refugio, de abstenerse de realizar o formular actos políticos, mientras se encuentre en suelo argentino.

Sin embargo, suponemos que dichas normas de conducta se las pasó también por el arco del triunfo, como lo hizo en México, primera etapa de su huida, al no despedirse siquiera de sus anfitriones mexicanos, y menos haberles dado cuenta de su viaje a la isla de la fantasía cubana, para recibir las instrucciones precisas para sus futuras cabriolas políticas. Al menos, esa fue la excusa que los propios agraviados nos hicieron saber, para justificar esa falta de respeto y los propósitos que planean realizar, para su retorno al poder, y reponer la organización criminal que gobernó a algunos países latinoamericanos hasta la fecha.

Tal frívola descortesía es comprensible cuando los objetivos que persiguen Evo Morales y Cristina Fernández, (vicepresidenta nuevamente de ese atormentado país) son beneficiosos a la causa del Foro de Sao Paulo, y de su Socialismo del Siglo XXI, que negocia con la pobreza de nuestros pueblos, a partir de un populismo sustentado por el narcotráfico.

Esa demagógica lucha contra la pobreza que los Kirchner libraron, dejando un 35% de ellos en la calle, nos confirma que los pobres, más que una reivindicación para los peronistas argentinos, son un negocio redondo. Más que luchar contra la pobreza, ellos luchan contra la riqueza, pero no contra aquella que proviene de la actividad ilícita, sino contra aquellas fortunas que se forjaron con trabajo lícito. De ahí que este argentino odia al “rico” que obtuvo su riqueza por la vía del triunfo en la vida laboral legal. Esto arrancó en Jorge Luis Borges esa inolvidable sentencia que dice: “Los peronistas no son ni buenos ni malos; son incorregibles”.

Por el contrario, aquel bribón que revoleó obscenamente sus mochilas llenas de dinero mal habido por sobre los muros de un convento, adquiere una suerte de reconocimiento de heroicidad, como sucedió con José López, el ex secretario de Obras Públicas de los gobiernos Kirchneristas, hoy preso por dicho delito, pero cuya pronta excarcelación se da por descontada, por el advenimiento del nuevo gobierno, populista y comunistoide.

Algo similar ocurrió con Milagro Sala, activista del movimiento Túpac Amaru, una organización cercana a Evo Morales, que actualmente se encuentra en prisión por varios delitos, que van desde la engañosa construcción de miles de viviendas en la provincia de Jujuy, hasta aquellos de orden penal. Es de suponer que, como las nuevas autoridades argentinas ya anunciaron, ambos líderes fijen su residencia en esa provincia, cercana a Bolivia, donde ambos puedan retomar sus actividades “sociales y políticas non sanctas”, en especial ahora que el bolita funge de Evo Perón.

 
Revistas
  • 8
  • 7
  • 6
  • 4
  • 3

Más información

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (736 Kb)      |       PDF (380 Kb)



Caricatura


Sociales

Día de los Derechos Humanos

BRUCE WILLIAMSON, ENCARGADO DE NEGOCIOS DE ESTADOS UNIDOS; JAN ARNOUD Y LEON DE LA TORRE.


Publicidad