Publicidad

    

Elon Musk está llenando de satélites el espacio



Los satélites, en la actualidad, son esenciales para la humanidad. Gracias a ellos tenemos un gran flujo en nuestras comunicaciones en todo el planeta incluyendo Internet.

Pero debemos reconocer que la red de satélites también tiene desventajas debido a la gran cantidad de ellos que ponemos en órbita. El caso con los satélites Starlink de Elon Musk es un tema especial. Desde que SpaceX anunció el proyecto, la cantidad de detractores, particularmente en la comunidad científica, no ha dejado de aumentar. Ahora, con más de 120 satélites en órbita y permisos para añadir otros 12.000, SpaceX debe encontrar soluciones a los problemas que los científicos ya preveían.

Hay varias razones por las cuales las mega constelaciones de satélites son una fuente de conflicto. La basura espacial que rodea nuestro planeta, mayoritariamente compuesta por restos satélites inactivos, lanzamientos y colisiones, ya hacía que orbitar la Tierra fuera complejo para cualquier dispositivo. Sumar a esto centenares o quizá miles de satélites, tal como planean desde empresas como SpaceX y OneWeb, congestionaría aún más las órbitas, aumentando por tanto el riesgo de colisión.

Con la primera etapa de satélites, de Musk, que puso en el espacio ya surgieron problemas de este tipo. A principios de septiembre, la Agencia Espacial Europea tuvo que realizar una maniobra de emergencia para que el satélite científico Aeolus no chocara con un Starlink. SpaceX era quien tenía la obligación de reposicionar el satélite ante esas circunstancias.

A las posibles colisiones se suma ahora otro problema: los satélites están interfiriendo con las imágenes de los grandes telescopios. El 18 de noviembre, la astrónoma Clarae Martínez-Vázquez compartió unas imágenes desde el Observatorio Cerro Tololo en Chile. Martínez-Vázquez explicaba que debido a lo extremadamente visibles que son los satélites de Musk, las imágenes de telescopio se habían visto afectadas negativamente durante varios minutos.

Si nada cambia, el aumento en el número de satélites Starlink podría afectar gravemente a la investigación astronómica que se realiza en los observatorios. Gran parte de los problemas causados por los satélites pueden solventarse si SpaceX aplica las medidas adecuadas. Frente a esta situación, Forbes propone varias soluciones relativamente sencillas pero eficientes para que el problema no empeore con los siguientes lanzamientos.

Uno de los graves fallos de los Starlink es su diseño. Son satélites más grandes de lo necesario, y su superficie es extremadamente reflectante, lo que los hace aún más visibles que los de otras compañías, particularmente para instrumentos tan sensibles como los telescopios.

Algo tan simple como la modificación de su diseño reduciría drásticamente la visibilidad de los satélites. Reduciendo el tamaño y cubriendo la superficie de los satélites con materiales oscuros poco reflectantes podría conseguir que las interferencias con las observaciones astronómicas fuesen prácticamente nulas.

 
Revistas
  • 8
  • 7
  • 6
  • 4
  • 3

Más información

Publicidad
Portada de HOY

JPG (383 Kb)


Publicidad

Sociales

La Fipaz en su XVIII versión

GERARDO DICK JUNTO A LA PRESIDENTA DE BOLIVIA, JEANINE ÁÑEZ CHÁVEZ, DURANTE EL CORTE DE CINTA INAUGURAL.


Cotizaciones
1 Dólar:6.96 Bs.
1 Euro:7.62 Bs.
1 UFV:2.32872 Bs.

Impunidad
Publicidad