Publicidad

    


Cadena de sucesión

Marco normativo para designación presidencial

> En cuestión de horas, Áñez pasó de ser senadora a convertirse en la segunda mujer en ocupar la Presidencia Constitucional del Estado


La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez (i), junto a la presidenta del senado Mónica Eva Copa, del MAS, durante la promulgación de la ley para convocar a comicios.

(Viene de la página 2)

Con el país incendiado, es que Áñez es convocada por sectores políticos y con la ayuda militar arribó desde su natal Beni hasta La Paz, la mañana del martes 12 de noviembre.

Al ver que no existía Directiva en el Senado ni la Asamblea Legislativa, se activan los pasos constitucionales para la sucesión. Paralelamente, Morales salía del país acusando que su vida estaba "en riesgo", previa aceptación de su calidad de asilado por el Gobierno de México. Evo Morales, implícitamente, asumía la ausencia definitiva del cargo.

Áñez comenzó a asumir el mando del país mediante el Art. 41 del Reglamento del Senado que establece que el segundo vicepresidente, es decir, ella, debe asumir la Presidencia del Senado en caso de ausencia del titular (Salvatierra) o del primer vicepresidente (Medinacelli). La beniana opositora era el último eslabón constitucional en la Cámara Alta, para ejercer ese alto puesto.

Reglamento del Senado Art. 41 (Atribuciones de la Segunda Vicepresidencia).- a) Reemplazar a la Presidenta o Presidente y a la Primera Vicepresidenta o Vicepresidente, cuando ambos se hallen ausentes por cualquier impedimento.

Ya en calidad de reemplazo como presidenta del Senado, Áñez activa el Art. 39 del mismo Reglamento del Senado, para asumir el control de la Asamblea Legislativa, ya que Álvaro García no solo había renunciado sino que también había salido del país de forma definitiva.

Reglamento del Senado Art. 39 (Atribuciones de la Presidenta o Presidente).- b) Ejercer la Presidencia de la Asamblea Legislativa Plurinacional en ausencia o impedimento del Presidente Nato.

Es en su calidad de reemplazo como presidenta de la Asamblea Legislativa, que Áñez convoca a sesión extraordinaria para asumir el mando de la nación. Pese a la negativa de la bancada del MAS de participar, cuando en la mañana habían comprometido su presencia en el hemiciclo solo exigiendo "garantías necesarias" para ingresar a Plaza Murillo. La sesión se aprobó sin quórum, pero, como interpretaría cualquier abogado, también sin oposición alguna y no hubo, además, ningún recurso o amparo de nulidad a dicha sesión desde el masismo.

CPE Art. 169 I. "En caso de impedimento o ausencia definitiva de la Presidenta o del Presidente del Estado, será reemplazada o reemplazado en el cargo por la Vicepresidenta o el Vicepresidente y, a falta de ésta o éste, por la Presidenta o el Presidente del Senado, y a falta de ésta o éste por la Presidente o el Presidente de la Cámara de Diputados. En este último caso, se convocarán nuevas elecciones en el plazo máximo de noventa días".

Finalmente, la sucesión presidencial se activó con los artículos 169 y 170 de la CPE, con el mandato de convocar a nuevas elecciones y remarcando la asunción al mando por la ausencia definitiva dejada por el mandatario saliente, respectivamente.

CPE Art. 170 "La Presidenta o el Presidente del Estado cesará en su mandato por muerte; por renuncia presentada ante la Asamblea Legislativa Plurinacional; por ausencia o impedimento definitivo; por sentencia condenatoria ejecutoriada en materia penal; y por revocatoria del mandato".

Un comunicado del TCP ese mismo día, confirmaba que el procedimiento Legislativo se enmarcó en la Constitución y en la jurisprudencia de la Declaración Constitucional 003/2001, del 31 de julio de 2001 sobre la sucesión presidencial y la emergencia de actuar ipso facto para evitar el vacío de poder en el Ejecutivo. Los magistrados declaraban la aplicación de esa norma a la actual CPE y en el marco del Art. 169. El caso estaba cerrado.

Declaración Constitucional 003/01 "(Â…) frente a una sucesión presidencial, originada en la vacancia de la Presidencia de la República, ocasionada por la renuncia del Jefe de Estado y no a un acto de proclamación, no requiriéndose de Ley ni de Resolución Congresal para que el Vicepresidente asuma la Presidencia de la República; sino que conforme al texto y sentido de la Constitución, el Vicepresidente asume Ipso Facto la Presidencia de la República (Â…) cualquier entendimiento distinto podría atentar contra la inmediatez en la sucesión presidencial prevista en el orden constitucional".

En cuestión de horas, Áñez pasó de ser senadora a convertirse en la segunda mujer en ocupar la Presidencia Constitucional del Estado, luego de Lidia Gueiler Tejada, quien fue nombrada presidenta, hace exactos 40 años, un 16 de noviembre de 1979.

 
Revistas
  • 8
  • 7
  • 6
  • 4
  • 3

Más información

Publicidad
Portada de HOY

JPG (860 Kb)      |       PDF (333 Kb)



Cotizaciones
1 Dólar:6.96 Bs.
1 Euro:7.55 Bs.
1 UFV:2.32618 Bs.

Publicidad

Publicidad