Publicidad

    


Amenaza de ladrones

Ciudadanía alteña intenta retomar sus actividades

> Varias zonas continúan aisladas del resto de la urbe alteña y la sede de Gobierno, porque grupos de marchistas y bloqueadores causan temor a vecinos y comerciantes.


Existen sectores donde la normalidad aún tarda en llegar, por temor a los saqueos y actos de criminales de supuestos “masistas”.

A pesar de que las movilizaciones de grupos afines al Movimiento al Socialismo (MAS), y algunos infiltrados, todavía continúan sembrando miedo en la ciudad de El Alto, muchos negocios intentan retomar sus actividades en medio del asedio de vándalos.

Luego de varios días de paralización que vivió la urbe alteña, este miércoles, la población que se dedica a varias actividades, principalmente el comercio, intenta retomar sus labores cotidianas a pesar del riesgo de ser agredidos por lo grupos violentos, entre ellos ladrones que todavía hacen presencia en las calles y avenidas.

El miércoles se ha podido advertir que muchas tiendas de comercio han abierto sus puertas a medias, debido al miedo que todavía existe por la posibilidad de la presencia de grupos vandálicos que días anteriores han causado zozobra, porque muchas fueron saqueadas por estos grupos, además infiltrados que incitaban a la violencia.

Por otro lado, las diferentes entidades bancarias que prestan sus servicios en la urbe alteña, no han podido abrir sus puertas, debido a la continuidad de los peligros por la presencia de grupos de antisociales que se encuentran al asecho de poder aprovechar cualquier turba para ingresar en estas entidades, tal como sucedió en días pasados.

Sin embargo muchas personas que tenían que realizar sus diferentes transacciones en dichas entidades bancarias, la mañana del miércoles formaron largas filas, debido al anuncio por parte de las autoridades de Gobierno que la normalidad volvería en todo el país, pero en la ciudad de El Alto la tensión a causa de los grupos violentos continúa.

En cuanto al transporte, el trabajo fue a medias, debido al peligro que significa ingresar a las rutas normales, durante la mañana y parte de la tarde.

La mayoría de los minibuses del transporte público, algunos taxis y vehículos particulares, prestaron sus servicio, solo en algunos tramos y calles circundantes en el caso de las avenidas Juan Pablo II, del sector norte y la Avenida 6 de Marzo, del lado sur y en este caso los bloqueos también no pudieron ser levantados, a la altura de Senkata, Puente Vela y otros del Distrito 8 de la urbe alteña.

Solo se pudo ver, ayer, el comercio informal en las calles, donde algunos puestos de vendedoras, con mercadería referida de la canasta familiar salieron a trabajar en el puente distribuidor y el casco viejo del centro de la Ceja, avenidas Tiwanaku, Jorge Carrasco y otros.

 
Revistas
Publicidad
Portada de HOY

JPG (779 Kb)      |       PDF (307 Kb)



Publicidad

Publicidad