Publicidad

    


Según testimonio de testigos

Policía puso en riesgo vida de universitarios

> Cerca de 500 jóvenes que fueron al aeropuerto de El Alto a expresar su apoyo al líder cívico Fernando Camacho, vivieron una jornada de terror cuando fueron cercados por afines al MAS que los amenazaron de muerte


ALGUNOS MIEMBROS DEL MAS, GOLPEANDO A UN UNIVERSITARIO.

“En ningún momento hubo protección de la Policía, todo lo contrario, fueron ellos quienes pusieron en riesgo nuestra vida. Para la Policía, los marchistas del Movimiento Al Socialismo (MAS) tienen supra-derechos, ellos pueden estar armados, atentar contra nuestra vida y no pasa nada, pero sí nosotros, a los que nos tildan de opositores por pedir respeto a nuestro voto, decimos algo… nos detienen, nos gasifican”, así empezó el relato de una persona, que estuvo presente la noche del 6 de noviembre, en el Aeropuerto de El Alto, para recibir al líder cívico cruceño, Fernando Camacho.

“Cerca al mediodía (del miércoles 6 de noviembre), más de mil personas se habían dado cita en el Aeropuerto Internacional de El Alto para expresar su apoyo a Fernando Camacho.

Según el relato : “entre todas esas personas habían infiltrados que quisieron generar caos, pánico y enfrentamientos entre los universitarios que estaban allí y luego; una turba de personas afines al Gobierno llegó al lugar; con gente armada de palos, piedras dinamita y hasta machetes.

“Se notaba que eran infiltrados porque respondían a los masistas y luego se reían”, dice parte del testimonio.

Luego que se diera la noticia de que la llegada de Camacho se retrasaba, la cantidad de efectivos policiales incrementó y cercaron el perímetro del aeropuerto.

Los grupos afines al Gobierno, que quisieron impedir el ingreso de Camacho a la ciudad, se apostaron en la avenida 6 de Marzo de la ciudad de El Alto. La Policía fue arrinconar a los universitarios y hacía avanzar a los “masistas”.

La gente que apoya a Camacho tomó todo el carril de salida del terminal aérea, la Policía llegó y a plan de amenazas, empujones y de rociar gas en el piso, empezaron a llevar a las personas hasta las rejas, y mientas los iban metiendo, el otro grupo avanzó hasta la avenida y tomaron hasta el peaje del Aeropuerto.

El grupo grande más de mil personas, se había dividido en frentes, en el peaje, calles aledañas y la salida del aeropuerto. La Policía seguía maltratando y acorralando a los universitarios.

Mientras todo ello pasaba, dieron un nuevo horario de la llegada de Camacho, y con ello comenzó todo el terror, la gente afín al Gobierno empezó a amenazar. Había señoras con cuchillos que los empezó a amenazar, hombres con hondas, dinamitazos por doquier y la Policía no hacía nada, además de poner motos.

En todo ese momento hubo pánico, porque además llegó la noticia de que Camacho ya había salido del Aeropuerto. Antes de ello la gente estaba ya tan asustada que empezó a cortar la malla del perímetro de la terminal, incluso a pagar a los policías, rogando para que los dejen pasar porque temían por sus vidas, en respuesta, los efectivos comenzaron a gasificarlos.

Un momento de esos, un grupo de El Alto fue a apoyarlos, lograron tomar la salida y la misma Policía dejó pasar a los “masistas” y rebasaron al grupo alteño y volvieron a cerrar la salida y gritando ¡No van a salir vivos!. Había un hombre que tenía un machete dentro de la chamarra, miraba a los universitarios se abría el cierre y les decía van a morir, mostrándoles su arma. Ante esto, los efectivos policiales solo se reían.

“Las jovencitas entraron en pánico, empezaron a llorar, rezar, a meterse debajo de las rejas y como había gente infiltrada pasaban información falsa, los hacían mover indicando que los masistas habían rebasado en un sector cuando no era así”, continuó el relato.

Cientos de personas atrapadas, cerca de medianoche de miércoles y primera horas del jueves, comenzaron a pedir auxilio a través de las redes sociales, pero ninguna autoridad hacía nada, “nadie los socorrió”, dijo.

La Policía también indicaba de salidas erradas, desinformando a los jóvenes que estaban en pánico y los empezaron a dispersar, por eso habían muchos desaparecidos.

“Al final quedaron como 500 o menos personas entre el antiguo y nuevo peaje y no los dejaban moverse. Después de una hora y media la Policía empezó a sacar primero a los adultos, mujeres …”

“Había personas que incluso compraban pasajes por internet, para que les permitieran entrar al aeropuerto… la desesperación era extrema”, dijo

“La Policía los subió a buses del Servicio de Aeropuertos de Bolivia (Sabsa), los transportaban un trecho y luego los dejaban en la avenida Juan Pablo II; justo donde se encontraban ‘hordas masitas’”, continuó.

Cuando estaban en el bus, les generaban más pánico aún porque los mismos policías les hacían parar, les decía que apaguen su celular y se agachen porque estaban corriendo peligro.

“Cuando llegaban a las puertas de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), los dejaban y cerraban la puerta sin mayores explicaciones, no había si quiera un militar para apoyarlos. Lo que sí había era un montón de taxis y minibuses y les cobraban lo que les daba la gana, hasta Bs 100 y como la gente estaba en pánico accedía a tal usura”, dijo.

Cerca de horas 1 o 1:30 de la madrugada de ayer, recién se pudieron estar a salvo, la mayoría que se dispersó en grupos pequeños.

GOBIERNO

En horas de la noche del miércoles 6 de noviembre el Ministerio de Gobierno, a través de sus redes sociales, publicó un comunicado en el que se informaba que los universitarios que se encontraban en el interior de la terminal del Aeropuerto Internacional de El Alto fueron evacuados, precautelando su seguridad.

“Las unidades policiales asignadas continúan en el lugar para el resguardo correspondiente”, dice parte del comunicado.

 
Revistas
Publicidad
Portada de HOY

JPG (727 Kb)      |       PDF (420 Kb)



Cotizaciones
1 Dólar:6.96 Bs.
1 Euro:7.58 Bs.
1 UFV:2.32238 Bs.

Publicidad

Publicidad