Publicidad

    


Ataque terrorista al pueblo de La Paz


 

Un lamentable ataque terrorista sufrió durante varios días la población de la ciudad de La Paz, de parte de pelotones de supuestos trabajadores mineros, choferes e indígenas llegados de regiones del altiplano, al parecer de la mina Huanuni, El alto y otras. Esa acción fue calificada como terrorismo oficial y, a la par, como una sangrienta ofensa al pueblo paceño que se manifestaba de manera pacífica con motivo de los resultados presuntamente fraudulentos de las elecciones generales del 20 de octubre.

Ese acto irracional aterrorizó a la ciudadanía, pues ingresó al corazón de la ciudad haciendo profusión de explosiones de cartuchos de dinamita y amenazando de palabra y con armas blancas a inocentes transeúntes que circulaban, observando admirados a los legendarios obreros de otros tiempos, recién llegados para apoyar los resultados de las elecciones generales que están en tela de juicio.

En nuestro país, donde las elecciones son decisivas, las dudas sobre el orden político que ha determinado resultados populistas, provocaron una racha de protestas cuyas causas no han sido resueltas y, por tanto, sus efectos se seguirán produciendo, deducción lógica, ya que mientras existan las causales los resultados serán inevitables y podrán alcanzar mayor magnitud.

La presencia agresiva de “trabajadores” armados de dinamita, arma cuyo uso está prohibido, trataba de buscar algún efecto a favor del gobierno; sin embargo, el arma se volvió contra sus auspiciadores intelectuales y, en esa forma, debilitó la posición oficial y, en cambio, fortaleció el espíritu combativo del pueblo paceño, autor de legendarias victorias como la del 16 de julio de 1809, del 15 de enero de 1871 contra Melgarejo, del 9 de abril de 1952, por citar solo los más notables episodios que pusieron fin a dictaduras y gobiernos tiránicos.

Es preciso subrayar que la invasión de estos grupos, cuya lógica es la misma de los terroristas, contando, además, que fue la primera vez que se registra en la historia de esta épica ciudad, sólo fue posible gracias al respaldo y complacencia de un Estado despiadado que hizo del temor su argumento y que, por su parte, instaló a sus “hermanos” en el centro histórico nacional de la Plaza Murillo (convertido en inmenso mingitorio). También este acto de terrorismo oficial, protagonizado por huestes transportadas desde lejanas regiones para aterrorizar a sectores populares paceños, que tienen todo el derecho a hacer conocer su opinión, repercutió a nivel internacional, provocando el desprestigio del gobierno de Evo Morales quien, además, ordenó el cerco a la sede el gobierno, actitud considerada como racista y discriminadora.

aqui poner publicada
 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (712 Kb)      |       PDF (337 Kb)



Caricatura


Sociales

A conocer Mollendo

EDGAR RIVERA JORGE LÁZARO Y ROCÍO CERVANTES.

Antonella Spa inauguró sus ambientes

CLAUDIA MÉRIDA DURANTE LA PRESENTACIÓN DE LOS EQUIPOS DE ESTÉTICA.


Publicidad