Publicidad

    


Desarrollo sostenible

Comercio digital y tecnología en nueva fase de negociación

> Bolivia aún no ingresó de lleno al comercio digital y electrónico


Las economías internacionales trabajan con miras al desarrollo integral de las tecnologías.
 GALERÍA(2)

Las economías internacionales avanzan a un desarrollo integral, en el campo de servicios y tecnología, las economías emergentes  pueden quedarse rezagadas ante los cambios que se están imponiendo en el comercio mundial,  tal como lo señala un trabajo elaborado por Deborah James, que adelanta afectaciones contra el desarrollo por las disposiciones tributarias incluidas en las normas que se proponen en la OMC sobre el comercio digital.

La capacidad de los países en desarrollo de cumplir con los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) dependerá en gran medida de su capacidad para movilizar recursos, incluso a través de la tributación. Pero las nuevas normas que se proponen en la OMC ponen en riesgo la capacidad de todos los países de generar ingresos fiscales a través de la imposición de gravámenes a la actividad de las empresas transnacionales, sostiene James del  Center for Economic and Policy Research, Washington, DC, EEUU.

Con la coartada de nuevas negociaciones sobre ‘comercio electrónico’, las principales ETN (Empresas Transnacionales) pretenden amañar a su antojo las normas internacionales para evitar que los gobiernos puedan tasar y establecer aranceles para las transacciones internacionales, además de tasar y gravar las ganancias de las empresas, señala James.

“Si las negociaciones en la OMC derivan en un acuerdo vinculante, los sectores de más rápido crecimiento y más rentables de la economía quedarán para siempre liberados de la responsabilidad de contribuir a la infraestructura social y física en la que basan sus negocios, y los gobiernos no podrán satisfacer las necesidades sociales y de desarrollo de sus poblaciones”, sostiene.

Bolivia todavía no ingresó de lleno al comercio electrónico a pesar del trabajo permanente que realiza la Agencia de Gobierno Electrónico y Tecnologías de Información y Comunicación (Agetic), que mediante talleres va capacitando sobre los beneficios y los procesos que se requieren para ingresar a un mundo tecnológico.

Para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible se necesitan miles de millones de dólares de inversión en infraestructura, servicios y generación de empleo. La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad, por su sigla en inglés) advierte sobre la creciente deuda que acumulan los países en desarrollo, que llega a niveles insustentables y los pone en riesgo de un colapso total de cara a los golpes externos como las catástrofes climáticas que son cada vez más frecuentes, señala el informe.

Pero también revela que mientras los gobiernos donantes reducen sus presupuestos de Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD), los países en desarrollo pierden miles de millones de dólares en Flujos Financieros Ilegítimos (FFI) que paralizan su capacidad de financiar sus propias prioridades de desarrollo.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), (OCDE 2019) el G20, la Organización de las Naciones Unidas, los gobiernos y miembros de la sociedad civil de todo el mundo buscan soluciones ante la evasión fiscal y el traslado de ganancias, cuyo costo estimado para los países en desarrollo y desarrollados es de más de 600 mil millones de dólares por año, sin los cuales su capacidad de cumplir con las necesidades nacionales de financiamiento se restringe en gran medida.

La digitalización acelerada de la economía mundial ha exacerbado estos problemas en los últimos años con consecuencias nefastas. Dada la expansión del comercio facilitado por la tecnología, una economía cada vez más digitalizada tendrá aún más consecuencias para la tributación en todos los países. Por ejemplo, en una plataforma virtual de trabajo de servicios en la cual la oficina central, la mano de obra, la compra y la entrega se producen en jurisdicciones fiscales distintas, ¿dónde se hace el registro de las ganancias y se tasa y cobra el impuesto correspondiente?

 

SISTEMA FISCAL

El sistema fiscal actual no está encarando adecuadamente el cambio en los modelos de negocios provocado por la digitalización. La pérdida de ingresos por la práctica de arbitraje fiscal [la posibilidad de ‘escoger el impuesto’] que hacen las empresas digitales es en realidad incluso mayor en los países desarrollados que en los países en desarrollo, debido al mayor porte de sus empresas y a que sus mercados de comercio digital son más grandes.

Pero mucho más perjudicial y desconocido es el hecho que las iniciativas de reforma actuales podrían correr peligro y estar en riesgo debido a las propuestas que se están discutiendo en la OMC con el rótulo y en nombre del ‘comercio electrónico’.

 Con la coartada del ‘comercio electrónico’, las grandes empresas de tecnología están buscando la manera de asegurarse nuevos derechos que les permitan percibir ganancias en los mercados de todo el mundo, y que las nuevas normas les garanticen al mismo tiempo no tener que pagar impuestos en los mercados de los que extraen sus ganancias.

A instancias de Google, Amazon, Facebook y otras grandes empresas de tecnología, Estados Unidos puso sobre la mesa las primeras propuestas sobre ‘comercio electrónico’ en desarrollados han presentado propuestas sobre el tema, con el fin de haber iniciado nuevas negociaciones en la OMC durante su Conferencia Ministerial más reciente que se llevó a cabo en Buenos Aires en diciembre de 2017.

 

SUGERENCIA TRIBUTARIA

Pero para ese entonces, el Grupo Africano, India y algunos gobiernos progresistas de América Latina se habían percatado de algunas de las muchas implicaciones negativas y, con el apoyo de la sociedad civil, consiguieron que se les negara a los promotores el nuevo mandato para iniciarlas.

Desde entonces, algunos miembros de la OMC se han estado reuniendo al margen de la OMC en un intento de iniciar negociaciones incluso sin un mandato ‘multilateral’ de todos los miembros. Y en marzo de 2019 hicieron justamente eso: un grupo de 76 países, todos países desarrollados acompañados de dos docenas de gobiernos pro neoliberales de países en desarrollo2, anunciaron el comienzo de nuevas negociaciones en pos de un acuerdo ‘plurilateral’ en el marco de la OMC.

COMERCIO ELECTRÓNICO

Si bien el comercio electrónico como tal puede ser de utilidad para el desarrollo de un país, las normas que se proponen representarían una nueva constitución para la economía digital, que les garantiza a las grandes empresas nuevos derechos para operar en los mercados al tiempo que impide un control público de las nuevas megaempresas del mundo digital.

Las negociaciones y normas que se proponen conllevan un sinfín de repercusiones para el desarrollo. Lo más escandaloso es que impedirían que los países en desarrollo usen su mayor recurso, los datos, para su propio desarrollo.

Las industrias locales que compiten con las gigantescas empresas del mundo digital también se verían perjudicadas ; exacerbarían las desigualdades entre los países a la vez que no zanjarían la brecha digital; consolidarían el poder monopólico de las principales ETN a costa de la democracia y el desarrollo; nos expondrían a más riesgos de crisis financieras; tendrían graves consecuencias para el empleo y los derechos laborales; pondrían en riesgo la privacidad personal y la protección de los datos; expondrían a las mujeres y a las personas no blancas a más discriminación basada en algoritmos; y les impediría a los países en desarrollo utilizar los requisitos de desempeño que antes usaron todos los países desarrollados.  Extraído del portal digital del Grupo sobre Política Fiscal y desarrollo (GPFD) que es una iniciativa de sociedad civil, publicada en su blog del Cedla.

 
Revistas
Publicidad
Portada de HOY

JPG (722 Kb)      |       PDF (372 Kb)



Cotizaciones
1 Dólar:6.96 Bs.
1 Euro:7.66 Bs.
1 UFV:2.32182 Bs.

Publicidad

Publicidad