Publicidad

    


Choferes aprovechan crisis

Trameajes y maltrato incrementan tensión



Algunos conductores tienen la costumbre de aprovechar conflictos para subir pasajes y aplicar tramos cortos.

Durante todos estos días de bloqueo en los diferentes puntos de algunas zonas, entre la ciudad de El Alto y La Paz, se caracterizaron por el maltrato al usuario y el trameaje de los conductores del servicio público de minibuses.

Los días que duran todavía los bloqueos, en diferentes sectores se La Paz y El Alto, los choferes de esta ciudad han optado por aprovecharse de la oportunidad para realizar trameajes en muchos barrios de la urbe alteña, donde con el pretexto de cuidar sus herramientas de trabajo por algún bloqueo y agresión, han optado por cobrar por tramos para que un pasajero pueda llegar a su destino utilizando hasta tres vehículos.

Estas actitudes de los choferes sindicalizados de minibuses, ha llegado al extremo de mentir a la ciudadanía, como en otros casos, siempre se ha escuchado "hasta aquí nomas, tengo restricción", como si la restricción les permitiría a tramear, sino más bien es para que realicen e mantenimiento e sus motorizados.

En estos días, las salidas de estos minibuses solo fue para llegar en el caso de Faro Murillo, hasta este sector, desde otro punto de la zona Sur, siendo que ya no cumplen la otra parte de su destino, como es la continuidad hacia la Ceja.

Mientras en otro sector, desde otros barrios de camino a Laja, solo llegan hasta la Ex Tranca de Río Seco y desde este sector hasta la Ceja con otro pasaje, sin tener en cuenta que su destino de muchas de estas líneas es hacia Ciudad Satélite u otros barrios como Santa Rosa del Distrito 1.

Por otro lado, muchos de los minibuses que salen desde la zona de Senkata o El Kenko, de la misma manera llegan solo hasta la Ceja, sin tener en cuenta que su destino es otros barrios del sector Norte, como Río Seco o Ballivián y Alto Lima, donde al realizar el trameaje, hacen que el usuario tenga que invertir más de lo debido en estos tramos.

Por su parte, el Municipio mediante la Secretaría Municipal de Movilidad Urbana, poco o nada hace, para evitar este abuso al usuario, especialmente en estos días de conflicto que fueron aprovechados por los choferes, sin que exista autoridad que controle este problema.

En algún momento se ha podido advertir la presencia de los Guardias de Transporte, pero en lugares que no son necesarios ni donde no se realizan estas anormalidades, por es que estos abusos de los choferes sindicalizados, continúan en contra de la ciudadanía, sin que exista autoridad que pueda poner un alto.

Por su parte, el Organismo Operativo de Tránsito (OOT) también brilla por su ausencia en el control a los operadores del transporte, mientras el negocio redondo de los minibuseros continúa en desmedro de la población alteña.

 
Revistas
Publicidad
Portada de HOY

JPG (730 Kb)      |       PDF (287 Kb)



Cotizaciones
1 Dólar:6.96 Bs.
1 Euro:7.64 Bs.
1 UFV:2.32126 Bs.

Publicidad

Publicidad