Publicidad

    


La fuerza es el derecho de las bestias

Milton L. Lérida Aguirre

 

Cuando un gobierno recurre a la fuerza, entonces quiere decir que es la bestia la que gobierna y esto es un grave peligro para la democracia, para el orden constitucional y para la seguridad nacional.

Cualquiera fuera el motivo del uso de la fuerza contra el pueblo o contra sus representantes, significa un abuso del poder político imperante sobre los derechos civiles de un pueblo o, mejor dicho, es la violación a las libertades individuales y colectivas, que en suma significa represión y la represión política o persecución política es la acción de contener, detener, castigar y perseguir las actuaciones políticas de un pueblo desde el poder político. La represión política es la negación e impedimento del ejercicio de los derechos civiles y las libertades políticas de un pueblo, además, la ambición, la ignorancia, la corrupción y la incompetencia van de la mano, cuando un gobierno utiliza la fuerza para acallar la protesta o el descontento de un pueblo.

La corrupción existente dentro del gobierno ha corroído la estructura del Estado, a tal punto que poco a poco se ve la paralización del desarrollo económico, político, social y cultural de Bolivia y la gente está empezando a desconfiar en el actual gobierno, porque no cumple con la función que se le ha encomendado, como es el de proteger y promover el bienestar común.

Mientras exista una corrupción, la libertad y la democracia corren serio peligro, motivo por el cual el gobierno recurre fácilmente a la fuerza bruta. Por otro lado, la corrupción impulsa a la tentación de quedarse en el poder de forma indefinida, con el fin de enriquecerse, sin importar lo que pase con el pueblo. Sabemos que existen diversos tipos de corrupción, como son las comisiones, los sobreprecios, las invitaciones directas para la ejecución de proyectos, todos con el fin de conseguir beneficios a nivel de las esferas superiores del gobierno boliviano.

No existe transparencia en las actuaciones del gobierno, la justicia es constantemente manipulada por los operadores y administradores, que cambian el sentido de la justicia y la Ley, que lo demoran a tal punto, que nunca se llega a conocer la verdad. La corrupción envenena a las fuerzas policiales, que lo convierte en fuente de la inseguridad y no de paz y tranquilidad. La corrupción está afectando seriamente la salud del Estado boliviano.

La actuación de los dirigentes del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), en la ciudad de La Paz es por:

• La defensa de las aguas del Silala.

• Por mejores ingresos y beneficios por la explotación del litio para el municipio y el departamento de Potosí.

• Por la preservación de la belleza natural del cerro rico de Potosí.

Las fuerzas policiales, es decir, el gobierno del MAS (Movimiento Al Socialismo) utiliza la fuerza como un medio para acallar la voz del pueblo potosino, sin embargo, la fuerza del pueblo potosino es tan grande, que ningún ejército, por más grande que sea, lo podrá detener en sus justas reivindicaciones.

Han pasado tantos años que Potosí lo ha dado todo a la patria Bolivia y al mundo, motivo por el cual el pueblo potosino sigue viviendo en la miseria y la pobreza, porque:

• Más del 90 % de los ingresos y beneficio que generan los proyectos, ubicados en el departamento de Potosí, se lo lleva el gobierno central, quedando casi nada para el municipio y departamento de Potosí.

• Según el Art. 23 de la Ley de Minería y Metalurgia (LMM) los potosinos estamos prohibidos de conformar empresas mineras.

• La empresa mixta, conformada por la empresa YLB (Yacimientos de Litio Boliviano) y la empresa alemana Acisa, viola varios artículos de la Constitución Política del Estado y la LMM.

• Los potosinos no somos dueños ni tenemos participación en ningún proyecto (Karachipampa, fábrica de cemento, etc.) para nombrar algunos,

• Estos proyectos están centralizados en la ciudad de La Paz, donde los burócratas del gobierno disfrutan de todas las comodidades, mientras el pueblo potosino enfrenta el hambre y la miseria.

• Los potosinos queremos ser partícipes, mínimamente con el 50 % de las utilidades netas distribuibles, que generan las empresas que explotarán las riquezas de nuestro departamento.

Por exigir lo que es justo para el pueblo de Potosí, el Gobierno utiliza la fuerza, que es el derecho de las bestias.

El autor es Economista.

E-Mail:milton.lerida@yahoo.com

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (720 Kb)      |       PDF (415 Kb)



Caricatura


Sociales

Colación de Grado de la UPDS

AUTORIDADES ACADÉMICAS Y GRADUADOS.


Publicidad