Nuboso Tarija
Mín: 15º
Máx: 34º
Nuboso Oruro
Mín:
Máx: 15º
Poco Nuboso Pando
Mín: 23º
Máx: 27º
Nuboso La Paz
Mín:
Máx: 15º
Nuboso Chuquisaca
Mín: 10º
Máx: 23º
Nuboso Cochabamba
Mín:
Máx: 26º
Poco Nuboso Santa Cruz
Mín: 23º
Máx: 35º
Poco Nuboso Beni
Mín: 22º
Máx: 37º

Publicidad

    

MK1 Smart Helmet cuenta con GPS, cámara y dos altavoces


 

El MK1 Smart Helmet es el último producto que nos llega desde la startup australiana Forcite: un casco lleno de gadgets y pensado para hacer más fácil la vida del motero con respecto al entorno que le rodea.

Lo mires por donde lo mires, el MK1 Smart Helmet está lleno de aparatos que van a atraer la atención de aquellos que quieren unir tecnología y seguridad. Está equipado con una cámara delantera que puede grabar el entorno gracias a su lente de ojo de pez de 166 grados. La cámara es HD, tiene una resolución de 1080 píxeles y graba a 30 fotogramas por segundo. Está ubicada de una forma estratégica y protegida en la zona de la barbilla.

También tiene un sistema de audio y comunicación (micrófono incluido para intercom) con conectividad bluetooth y WiFi. El primero incluye dos altavoces a cada lado de la cabeza que están colocados dentro del casco. A través de ellos se puede escuchar música, recibir llamadas telefónicas y escuchar instrucciones de navegación.

Aunque este casco no tiene un display para ver las indicaciones del GPS a través de un mapa, además del audio con la navegación tiene un sistema de luces de colores LED que va guiando al usuario. Cada color significa algo diferente: El color verde nos indica si tenemos que ir a la derecha o a la izquierda, el naranja que tengamos precaución en ese momento, con el azul podemos encontrarnos mal tiempo y una combinación del color rojo y azul significa la proximidad de la Policía.

Además de toda esta tecnología, el casco tiene hasta ocho ventilaciones que favorecen el flujo de aire, algo que se agradece todavía más en verano. También tiene un alerón trasero que mejora la aerodinámica. Tiene un forro antibacteriano que es removible y lavable, algo que es normal en la mayoría de los cascos actuales. Su batería de 1.400 mAh tiene una duración de unas 5 horas y el peso de todo el casco es de 1.550 gramos.

Forcite, una startup de Sídney fundada por dos ingenieros industriales en 2013, ha conseguido tener un apoyo económico de unos 2,5 millones de euros para poder desarrollar estos cascos. Prometen una tecnología que ayude al motorista y les complemente en su seguridad.

 
Revistas
Publicidad
Portada de HOY

JPG (368 Kb)


Publicidad

Sociales

Vita premia la Excelencia Académica

REBECCA GARCÍA KIEFFER, JÉSSICA L. VILLARROEL, CAROL KIEFFER Y DANIEL GARCÍA KIEFFER.


Cotizaciones
1 Dólar:6.96 Bs.
1 Euro:7.56 Bs.
1 UFV:2.31400 Bs.

Impunidad
Publicidad