Publicidad

    


Día mundial de los océanos inadvertido en Bolivia

Víctor Hugo Rodríguez Tórrez

 

¿Qué ocurre con la sociedad boliviana? Resulta inverosímil que no obstante la pérdida de la oportunidad más culminante que Bolivia tuvo respecto a la causa marítima con aquella derrota judicial, en octubre/2018, en La Haya, ahora sobreviene la incuria –también nacional- cuando de ocuparnos de mares y océanos se trata. Si aún profesamos fe en sentido que en el tiempo será posible alcanzar algún espacio de solución, por lo menos parcial a nuestro encierro, poco avanzamos ignorando una fecha que tendríamos que resaltar para sustentar vívida la visión marítima a larguísimo plazo.

La ONU instituyó el Día Mundial de los Océanos el 8 de junio, más que como un sujeto enriquecedor del Derecho Internacional, como afirmación imperecedera a la humanidad, para que ésta asuma sin dilación la obligación moral de respetar y conservar en lo posible, la majestad del mar, fuente primaria de vida en el planeta y de la salud ambiental –ahora agravada con enfermedades decadentes- atribuibles a la irresponsabilidad mundial por el envenenamiento de sus aguas, la depredación de sus extraordinarios recursos marinos e ictiológicos, la eliminación bienhechora de su consistencia natural y la matanza de sus cualidades excipientes que en consuno representan la oxigenación respirable del aire para los humanos; la pureza emanada por la flora y vegetación y la perduración del reino animal, hace tiempo en extinción de varias especies. Y aunque los bolivianos poco sabemos del mar, de una u otra manera, todos asistimos a la desestabilización o crímenes a las inmensurables y fecundas propiedades oceánicas.

El Fondo Mundial para la Naturaleza, calcula que trescientas millones de toneladas de plásticos desechables, son criminalmente vaciadas en las costas marítimas. No precisa cuánta cantidad de basuras son arrojadas en alta mares y espacios próximos a las costas. El envenenamiento oceánico es irreversible. En acción la malvada agresión a la madre naturaleza, por el mayúsculo depredador, el hombre.

No más alteraciones climáticas ni calentamiento global!

¿Qué tiene que ver Bolivia en el laberíntico tema de la tragedia progresiva de los océanos, habida cuenta que no posee costa marítima propia? Aquellos gigantescos cuerpos continuos de agua salada que aparte de generar las condiciones climáticas en la Tierra, fueron históricamente la fuente natural para la interconexión navegable global para beneficio y aprovechamiento de la humanidad en sus magnitudes culturales principalmente, ya no debe ser un enigma nacional. A esta altura del siglo 21, por exigencias del desarrollo mundial a través del comercio, la industria y la tecnología las sociedades capaces, plantean formas fácticas y nobles para convivencia planetaria. Nuestro país con pretensiones integracionistas siempre discursadas, se halla impelido a salir más que de su encierro geográfico a hacerlo desde su cautividad mental, para que cada boliviano asimile la magnitud de las ciencias y realidades oceanográficas conducentes, tal como por ejemplo lo hacen suizos, austriacos, húngaros, también mediterráneos.

Nuestro pequeño océano, el Huyñay Marca-Titicaca, sufre abrumado por el plástico y desechos escatológicos.

Si pretendemos volver al Pacífico, ojalá en condiciones pacíficas, no deberíamos aguardar otros 140 años para hacer algo al respecto. En 20 años del siglo 21, Bolivia sigue bailando, farreándose el futuro, con la peligrosa desestructuración socio humana de todos contra todos. La cuestión marítima-oceánica debe ser desarrollada con hechos y fuera de las buenas intenciones inconducentes.

Que el gobierno boliviano y la colectividad que aún valora al mar, redoblen el espíritu del Día mundial de los océanos cada 8 de junio.

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (762 Kb)      |       PDF (503 Kb)



Caricatura


Sociales

Burger Week y sus inéditas hamburguesas

REPRESENANTES DE LAS EMPRESAS AUSPICIADORAS Y CHEFS.


Publicidad