Poco Nuboso Oruro
Mín: -6º
Máx: 19º
Poco Nuboso Tarija
Mín:
Máx: 26º
Poco Nuboso Potosí
Mín: -5º
Máx: 19º
Poco Nuboso Pando
Mín: 17º
Máx: 28º
Poco Nuboso Chuquisaca
Mín:
Máx: 18º
Poco Nuboso Cochabamba
Mín:
Máx: 26º
Poco Nuboso Santa Cruz
Mín: 15º
Máx: 29º
Poco Nuboso Beni
Mín: 18º
Máx: 29º

Publicidad

    


Fundación Jubileo

Recaudación tributaria se estancó

> Los ingresos disminuyeron a raíz del bajo precio de las materias primas en el mercado internacional y afectaron al Gobierno central y a gobernaciones y municipios


 GALERÍA(2)

La recaudación tributaria se estancó, debido a que en 2015 se llegó a 50.444 millones de bolivianos, pero para la presente gestión se estima una cifra de 49.118 millones, alerta la Fundación Jubileo.

Los ingresos por impuestos (recaudados por el Nivel Central) aún no recuperan su tendencia. El presupuesto 2019 plantea un monto similar a las recaudaciones del año pasado, y continua por debajo del año 2015, señala el documento de la Fundación Jubileo denominado “Con menores ingresos, se reduce la inversión y aumentan el gasto y la deuda”.

Sostiene que ese estancamiento de la recaudación de impuestos sería un reflejo de la situación de la economía y de no haber resuelto, o al menos avanzado, en temas fundamentales como la formalización y una reforma o adecuación del sistema tributario.

INGRESOS POR HIDROCARBUROS Y TRANSFERENCIAS

Asimismo, como resultado de la caída de los precios internacionales del año 2014, que marca el fin del periodo de bonanza económica, también los ingresos por hidrocarburos se redujeron en aproximadamente 60% hasta la 2017; en la gestión 2018 registraron una leve recuperación.

Para 2019 se tiene presupuestado un monto de Bs 12.122 millones, similar al recaudado en 2018, considerando un precio del barril de petróleo proyectado de 50,25 dólares.

También los principales ingresos con los que cuentan los gobiernos subnacionales (gobernaciones y municipios) provienen de las transferencias por coparticipación de impuestos (incluyendo el IDH) y las regalías.

Es así que la evolución de sus ingresos tiene un comportamiento similar al registrado en las recaudaciones nacionales. Como se observa en el gráfico después de la caída de ingresos que se dio entre 2014 y 2017, pero se tiene una leve recuperación en 2018; y, para 2019 se ha programado un monto levemente inferior al recaudado en 2018.

En todo caso, lo que se observa es que el nivel de ingresos por transferencias de impuestos y regalías que reciben los gobiernos subnacionales los últimos años es claramente menor al de la última etapa del período de bonanza; y más bien son similares a las recaudaciones de 2011.

LOS GASTOS CORRIENTES REGISTRARÁN SU NIVEL MÁS ALTO

Por otra parte, los gastos corrientes, que tuvieron un significativo crecimiento durante toda la bonanza, con un retroceso en 2016 como efecto del shock de precios internacionales, han estado expandiéndose nuevamente y alcanzarían un nivel récord para 2019.

Ante ese panorama, La Fundación Jubileo, dentro de sus conclusiones, señala que el Presupuesto 2019, y en general la tendencia de los últimos años después del shock de precios internacionales de hidrocarburos, presentan a un sector público con limitaciones en la generación de ingresos; pero con tendencia a seguir incrementando los gastos –lo que resulta en un déficit fiscal que se ha estado profundizando– y en un mayor endeudamiento.

También señala que los gastos presentan dos tendencias distintas. Por un lado, los gastos corrientes continúan en expansión, registrando un monto récord programado en el Presupuesto 2019, mientras que el gasto de inversión registra una caída.

Eso significa que se estaría priorizando el gasto de funcionamiento y consumo que realizan las administraciones públicas y que tienden a ser inflexibles a la baja; mientras que se reduce la inversión, la cual debería traducirse en retornos y desarrollo.

Con relación a la inversión pública total, en 2019, los sectores que se benefician con la mayor cantidad de recursos son transportes (caminos y otros), energía y salud. Y en lo referente a la inversión productiva, se priorizan los sectores extractivos y no así una diversificación hacia aquellos que generan ingresos y empleo, situación que ha sido una constante en los últimos años.

Las tendencias que se observan en el presupuesto podría resultar en una situación insostenible a futuro, tanto por el crecimiento del gasto público como por su orientación que prioriza los gastos corrientes.

 
Revistas
Publicidad
Portada de HOY

JPG (662 Kb)      |       PDF (324 Kb)



Cotizaciones
1 Dólar:6.96 Bs.
1 Euro:7.68 Bs.
1 UFV:2.30161 Bs.

Publicidad

Publicidad