Poco Nuboso Beni
Mín: 16º
Máx: 31º
Poco Nuboso Tarija
Mín:
Máx: 24º
Poco Nuboso Santa Cruz
Mín: 17º
Máx: 30º
Poco Nuboso La Paz
Mín: -1º
Máx: 18º
Nuboso Pando
Mín: 16º
Máx: 31º
Poco Nuboso Oruro
Mín: -1º
Máx: 18º
Poco Nuboso Potosí
Mín:
Máx: 17º
Poco Nuboso Cochabamba
Mín:
Máx: 24º

Publicidad

    



[Boris Santos Gómez]

Bolsas plásticas, nuevo objetivo ambiental


El cambio en la fabricación de bolsas de plástico por aquellas que sean biodegradables es un cambio que debe ir de la mano de reducir el consumo de las mismas. Es importante, entonces, que se pueda introducir algunos efectos en la demanda de bolsas (como por ejemplo cobrar por las bolsas plásticas, o establecer estándares más altos a fábricas que no reúnan condiciones de fabricación biodegradable, etc.). Tampoco la solución es dejar de usar plástico y usar sólo papel. Pero siempre hay equilibrios que mantener.

No se puede decir no y prohibir el uso de forma drástica y total. Los pensamientos totalitarios en la industria, comercio y sociedad son inválidos, está comprobado. Es mejor generar acciones pro-activas y de impacto a largo plazo. Además -en la comparación- se necesita cuatro veces más energía para fabricar una bolsa de papel que para una bolsa de plástico (documento de análisis, 2011, Asamblea de Irlanda del Norte). Más bolsas de papel: requieren más bosques talados. De igual forma las bolsas hechas de tela/hilo utilizan gran cantidad de energía para producirlas y fertilizar el hilo de algodón.

Generar equilibrios de consumo parece ser, de momento, la mejor salida a este tema ambiental que ciertamente es de preocupación. Ejemplifico el caso de Uruguay, donde ya existe una ley específica para el “uso sustentable de bolsas plásticas”, que no desaparecerá ni prohibirá el uso, sino más bien reducirá drásticamente un 60% el uso de esas bolsas. Más que prohibir, que es siempre sinónimo de perseguir, hostigar y castigar, está la idea de generar una conciencia ambiental que debe ir acompañada de estímulos para cambiar hábitos de uso/consumo. “El camino que escogió Uruguay, que no es el de la prohibición, sino del cobro por la utilización de las bolsas de plástico, permite un control más fuerte del proceso de fabricación e importación, lo que disminuye mucho la posibilidad de contrabando”, explicó la principal autoridad ambiental uruguaya sobre el particular.

La norma uruguaya se alinea a la tendencia internacional de generar conciencia y de modificar -además- vía tecnología la fabricación de las mismas: será muy costoso en el futuro mediato fabricar bolsas plásticas que no sean compostables o biodegradables. Entonces allá opera el cambio y los fabricantes -unidos a nuevas tecnologías- podrán fabricar nuevas bolsas con mejores características de respeto ambiental. La idea es combatir el ciclo perverso: bolsa plástica mal desechada va a las aguas de los océanos, es consumida intencionalmente -o sin intención- por los peces y luego retornan esos peces como comida para los seres humanos. Atacar ese ciclo es muy importante.

La medida de la concientización para la reducción de uso -o mejor para no utilizarlas- va además por otro sentido: el cobro por adquirir esas bolsas que ahora las obsequian en los supermercados. Una vez que empiecen a tener costo empezarán a reducir su uso los compradores. El plástico siempre será necesario y su uso responsable es parte de una nueva dinámica de pensamiento global. Sean bolsas de plástico, de papel o de hilo consumen energía en su fabricación y transporte.

De manera que es bueno enfocar el tema desde la perspectiva ambiental, industrial y normativa. El Estado de Nueva York, por ejemplo, podría implementar desde 2020 la opción de cobrar cinco centavos de dólar por las bolsas de papel, de los cuales dos serán para los gobiernos locales y tres para el Fondo de Protección Ambiental del Estado, generando mayor consumo de bolsas que no sean plásticas.

La mejor medida, de momento, es consumir menos bolsas de plástico, reutilizar, reciclar y tratar de consumir menos recursos. Aquí viene el concepto de eficiencia.

Mientras más usemos un elemento (sea bolsa de papel, de hilo o de plástico) estaremos ayudando a combatir los claros problemas de alto consumo de energía que requiere la fabricación de esos elementos y ayudando al entorno ambiental.

@BorisSGomezU

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (747 Kb)      |       PDF (453 Kb)



Caricatura


Sociales

Vislab y Zeiss sellaron alianza

JIMMY VISCARRA, RAÚL VISCARRA Y JAVIER VISCARRA.


Publicidad