Tormenta Eléctrica Oruro
Mín:
Máx: 19º
Lluvia Beni
Mín: 23º
Máx: 33º
Poco Nuboso Santa Cruz
Mín: 23º
Máx: 34º
Lluvia Cochabamba
Mín: 13º
Máx: 25º
Lluvia Chuquisaca
Mín: 13º
Máx: 21º
Tormenta Eléctrica Potosí
Mín:
Máx: 18º
Lluvia La Paz
Mín:
Máx: 19º
Lluvia Pando
Mín: 22º
Máx: 32º

Publicidad

    

PAREJAS

La infelidad es como la ruleta rusa

Sergio González


 GALERÍA(2)

La ruleta rusa de la infidelidad, aquello que comienza muchas veces por azar, pero que puede llegar a ser mortal para cualquiera de los jugadores que se arriesgan, resulta un juego peligros en un triángulo amoroso en el que no hay vencedores ni vencidos.

En este caso no se cumple aquello de que “en el riesgo está la ganancia”, pues todos los jugadores tienen algo que perder, es una herida que deja huellas profundas que no siempre se consigue reparar. Ese sabor amargo de la infidelidad permanece, en la persona engañada en todos los sentimientos encontrados que se generan y quien engaña lleva las huellas consigo y en ocasiones juzga por su propia condición y le resulta difícil trabajar la confianza.

ALGUNAS CARACTERÍSTICAS DE LA INFIDELIDAD

¿SI TE FUE INFIEL, DEJARÁ DE SERLO?

Que eso algún día va a acabar o que lo hizo una vez y no volverá a hacerlo, es una ilusión que casi nunca se realiza. Las promesas del “nunca más”, no siempre son duraderas. Son escasas las excepciones, esas personas que siempre han llevado una vida de relaciones triangulares y relaciones breves sin compromiso, son las que por lo general nunca cambian.

Depende mucho de cuán grande sea el amor que se tenga la pareja y de la experiencia vivida para que a la hora de tomar la decisión de terminar la relación o escoger el camino del perdón y empezar de cero, sea el amor lo que prime o, ante la duda sembrada, la decepción gane esa batalla.

Ambas decisiones son difíciles, pues empezar de cero implica dejar el rencor y el amargo sabor de esa infidelidad atrás realmente, y que no brote por los poros ante la primera discusión de pareja. En cambio dar la vuelta la página, duele, la decepción, la rabia, el desamor y el amor que aún late se mezclan en un cóctel peligroso por lo que cerrar esa puerta implica trabajar en sanar esa herida.

EL AMOR NO ES ALGO QUE SE SUPLIQUE

Muchas son las ocasiones en que lo que envuelve a la persona engañada es el miedo a quedarse sola y ese “perdonar” a quien engaña no tiene que ver con una decisión de recomponer la relación para vivir otro capítulo, sino más bien con el temor a la soledad, al qué pasará si se separa, al qué dirán, al miedo de no encontrar un nuevo amor, entre otros factores que nada tienen que ver con una decisión que parte del amor de pareja y, sobre todo, del amor propio.

El amor no se mendiga. Si te has dado cuenta que la persona que tienes a tu lado no te valora, no siente lo mismo por ti y ese respeto mutuo esencial en la pareja ya se esfumó, entonces, esa relación se ha convertido en insana para ti. Debes tener presente que antes de amar a alguien, amarte a ti misma es lo más importante. Eres una persona con muchísimas cualidades a quien debes respetar primero y darte tu lugar para poder abrir tu corazón libremente. De nada te sirve estar en una relación en donde el respeto se ha perdido, porque entonces, se ha perdido todo.

LAS RESPONSABILIDADES DE UNA INFIDELIDAD

No es una regla inequívoca, pero se da en muchos casos. Lo conociste, te encantó desde el primer momento, pero eras consciente de que llevaba una vida desordena y aún así decidiste seguir adelante. A veces tomamos decisiones desacertadas y escogemos a la persona menos indicada.

El hecho es que cuando nos ganan las ansias de llevar adelante una relación, con incertidumbres y dudas o con la falsa idea de que contigo será diferente, el destino puede ser el fracaso.

No es que hayamos fracasado en el amor, el problema de fondo es otro, en lo que fracasamos es en el las elecciones que hacemos y hemos puesto los ojos en la persona equivocada.

Tomamos el camino equivocado y tal vez la infidelidad era el destino final de antemano y no lo hemos querido ver.

¿A QUIÉN ENGAÑA EL INFIEL?

En realidad, ante la infidelidad, no hay excusa posible que pueda resolver la ecuación de una manera fácil. La repartición de las culpas, los problemas no resueltos de una relación que venía mal o simplemente no es el indicado, aquel en quien la infidelidad ya se hizo costumbre. Aunque se trate de una relación en la que has sido advertida de antemano de su condición de infiel, por más eufemismos que le pongamos, la situación de engaño está presente y no hay otra forma de llamarla. Ni la sinceridad ni las cuentas claras cambian el hecho de que tu pareja sea un hombre infiel.

QUIÉRETE A TI MISMA

El amor propio es algo que nadie puede construir por ti. Eres tú quien debe darse la oportunidad de buscar para si lo mejor, darse el debido valor y respeto. Una persona con alta autoestima busca hacer las mejores elecciones en su vida. Su perfil de pareja nunca sería un donjuán. La autoestima juega un papel muy importante en este punto. Sobre el amor nada está escrito, todo está por suceder. Puedes luchar por una relación en la que a la hora de poner los tantos en la balanza, pese más el amor y lo vivido, pues el amor todo lo puede superar, pero si se trata de una relación que sabes que no te ofrece lo que esperas y la decepción del engaño abrió una grieta imposible de sanar, entonces cierra esa historia.

 
Revistas
Publicidad
Portada de HOY

JPG (566 Kb)


Publicidad

Sociales

Crossfit 3640 está de aniversario

MARCO SALINAS, LUIS SANJINÉS, NAZUR NEMER Y ÓSCAR NAVARRO.


Cotizaciones
1 Dólar:6.96 Bs.
1 Euro:7.78 Bs.
1 UFV:2.29565 Bs.

Impunidad
Publicidad