Tormenta Eléctrica Potosí
Mín:
Máx: 16º
Tormenta Eléctrica La Paz
Mín:
Máx: 19º
Nuboso Santa Cruz
Mín: 23º
Máx: 31º
Tormenta Eléctrica Tarija
Mín: 15º
Máx: 28º
Tormenta Eléctrica Oruro
Mín:
Máx: 17º
Tormenta Eléctrica Chuquisaca
Mín: 11º
Máx: 19º
Tormenta Eléctrica Beni
Mín: 22º
Máx: 32º
Tormenta Eléctrica Pando
Mín: 23º
Máx: 31º

Publicidad

    


Una mujer a la Presidencia

Israel Camacho Monje

 

Ha llegado el momento largamente anhelado por esa gran mayoría de mujeres bolivianas, para que en el ejercicio de la igualdad entre hombres y mujeres, enmarcado democráticamente en la “paridad y alternabilidad”, hacia una responsable, honesta y patriótica administración gubernamental del Estado Plurinacional de Bolivia, puedan elegir libremente, con su voto ciudadano en las Elecciones Generales de octubre de 2019, a la candidata de su preferencia para el cargo de la Presidencia, para el período constitucional de 2020-2025.

Esto verdaderamente sí que constituiría una hermosa realidad, que resaltaría con letras de oro en las páginas de nuestra historia, porque sería una mujer la que engalane el Segundo Centenario de nuestra creación como nación, sociedad y familia (1825-2025).

A la mujer que, en la acepción de la palabra, sobresale por ser responsable ama de casa, abnegada esposa y cariñosa madre, también se le debería dar la oportunidad para que sobresalga por su preparación profesional, intelectual, y profundo conocimiento de la problemática nacional e internacional. Esto es, eligiéndola como la primera mujer que ocupe constitucionalmente la presidencia de Bolivia.

La mujer tendría con voz y voto en las resoluciones gubernamentales de la nación, con amplia libertad de escoger, dirigir y administrar no solamente instituciones de beneficencia, sino también ministerios, instituciones, organizaciones, reparticiones y en todas aquellas instancias en las que su capacidad y responsabilidad sean necesarias.

Mujer que en uso de sus facultades inherentes a tan alto cargo constitucional, no solamente censure o critique, sino que denuncie públicamente todo acto contrario y lesivo a los sagrados intereses de la Patria Heredad.

Mujer que, con total prescindencia de ideologías extranjerizantes y ajenas a nuestra idiosincrasia, sea la fiel representante y la voz autorizada de esa mayoritaria población femenina del país, que así como constituya el punto intermedio de las fuerzas políticas y no políticas de la ciudadanía toda, también esté revestida de correcto manejo de la cosa pública, por la mujer ciudadana que deberá primar por siempre.

Mujer, anónima, que por haber llevado en el pasado y llevar en el presente toda una vida llena de sufrimientos, desesperanzas e incomprensiones, demostradas heroica como maternalmente, aun con el renunciamiento a su propia existencia, no solamente merece nuestra admiración, sino fundamentalmente nuestro respeto. Y es que en esa figura frágil y fina, en ese rostro dulce y cariñoso y en esa actitud sincera y generosa, se encierra lo más preciado que pueda poseer ser alguno, “sentimiento humano”, toque maravilloso, por cierto, que tendría la virtud de humanizar y sensibilizar a nuestros gobernantes varones para la toma de decisiones responsables, justas y equitativas. ¿Verdad que sí?

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (766 Kb)      |       PDF (449 Kb)



Caricatura


Sociales

Embajada palestina conmemoró el Día de la Solidaridad

PARTE DEL CUERPO DIPLOMÁTICO ACREDITADO EN EL PAÍS.

Showroom Ayawasqa

FERNANDA ARTEAGA, MARÍA JOSÉ RIVERA, AMANCAYA RIVERA, NATALIA QUIROGA Y DANIELA TERÁN.


Publicidad