Lluvia Potosí
Mín:
Máx: 17º
Lluvia Tarija
Mín: 14º
Máx: 31º
Lluvia Beni
Mín: 22º
Máx: 26º
Tormenta Eléctrica Oruro
Mín:
Máx: 16º
Lluvia La Paz
Mín:
Máx: 18º
Lluvia Pando
Mín: 22º
Máx: 29º
Lluvia Chuquisaca
Mín: 12º
Máx: 22º
Nuboso Santa Cruz
Mín: 21º
Máx: 28º

Publicidad

    

PAREJAS

Cuál es el peor temor, ¿vivir sola o mal acompañada?

Andrea Araya Moya


Prefiero ser feliz sin ti, que vivir triste contigo.
 GALERÍA(2)

Sí, lo había escuchado antes. De hecho hasta yo misma lo he dicho. Sin embargo, nunca le había tomado el peso a lo que de verdad significaba, hasta que lo viví. Estar con alguien que no me valoraba y que no me hacía feliz me hizo dar cuenta de que, en realidad, es mucho mejor estar sola que mal acompañada. Y no lo digo por rencor.

Te sientes más tú misma. No te postergas. No vives tratando de complacer a alguien que sabes no hará lo mismo por ti. Te das cuenta de que no te valorabas lo suficiente, y creo que eso es lo peor que te puede pasar. Notas que vivías en una burbuja y que no salías de allí porque tenías miedo a quedarte sola, porque no sabías qué podía pasar. Pero, dime, qué es peor, ¿sentirte sola al lado de alguien, o sentirte sola pero sin estar atada a algo? Creo que ya sabes la respuesta.

Definitivamente es mejor estar sola que mal acompañada, porque una mala compañía jamás te entregará esa satisfacción y esa alegría que alguien que disfruta estar contigo te puede dar. Estando mal acompañada no tienes la capacidad de abrir los ojos y mirar el mundo como debería ser. No disfrutas ni buscas vivir nuevas experiencias, pues estás demasiado ocupada tratando de complacer y gustar a alguien que lo único que quiere es que no estés.

Y es así. En lugar de vivir mal acompañada procura buscar tu propia compañía primero, pues así serás más feliz, disfrutarás las experiencias y no permitirás que nada ni nadie te impida hacer las cosas que te gustan y alcanzar tus sueños. No necesitarás curar un corazón roto, pues sabrás salvarlo a tiempo. No necesitarás recordarle a alguien lo increíble que eres, pues tú misma lo sabes y con eso basta.

No necesitas postergarte, pues la única persona que tiene derecho a hacerlo eres tú. Es mejor estar sola que mal acompañada. Te sentirás mejor y, a la vez, te verás mejor. Y estarás más dispuesta para encontrar a alguien que sí sepa valorarte y acompañarte en todo lo que sea necesario.

Para algunas personas la soledad es un estado transitorio y breve, en ese caso sólo necesitan aceptarla y comprenderla. Pero para otros no es una etapa temporal, sino una forma de vivir que surge al sentirse atrapados, y cuando esta situación ocurre suele producir un gran sufrimiento.

Muchas personas albergan falsas ideas sobre la soledad y se las repiten a sí mismas, reforzando así los mensajes infelices que ellas mismas se envían. Como, por ejemplo, la idea acerca de que la soledad es un signo de debilidad, de inmadurez, de que hay algo en ti que no va bien.

Las siguientes sugerencias te servirán para hacer amistades, una o más de ellas te serán muy útiles para superar tu sensación de soledad:

1. Busca cada día distintas formas de relacionarte con los demás. Entabla conversaciones con la gente cuando se dé la oportunidad y muestra una cálida actitud a los desconocidos.

2. Participa en situaciones en las que puedas conocer a personas nuevas, quizá realizando actividades que de veras te interesen, u ofreciendo tu ayuda y apoyo a los demás.

3. Aprende de los demás. Cuando veas a alguien que sabe conectar con los demás y hacer amistades, aprende de esa persona, ya sea observándola o pidiéndole que te dé algunas ideas para desarrollar esta habilidad.

4. Fortalece tus habilidades sociales sonriendo, hablando y participando con los demás siempre que sea posible.

5. Intenta ver a cada persona con la que entres en contacto desde una nueva perspectiva en lugar de juzgarla de antemano.

6. Evita mantener una amistad íntima enseguida compartiendo tus sentimientos con demasiada rapidez o esperando que la otra persona haga lo mismo. Deja que el proceso se desarrolle de manera natural.

7. Valora todas tus amistades y sus características únicas en lugar de creer que tu soledad sólo desaparecerá al mantener una relación sentimental.

8. Prepárate para confiar en los demás sin esperar nada a cambio.

No te definas nunca como una persona solitaria. La sensación de soledad disminuye cuando te fijas y concentras tu energía en aquello que necesitas y que tú misma puedes satisfacer. No esperes que tu soledad desaparezca por sí sola; si sigues adelante con tus propósitos, al final acabarás experimentando unas sensaciones positivas. Aprender a estar sola es casi o tan importante como aprender a estar con alguien. No desperdicies tu vida estando con esa persona sólo por el miedo a no quedarte sola. La soledad es a veces la mejor consejera, sé paciente que ese ser especial que tanto esperas tocará a tu puerta.

 
Revistas
Publicidad
Portada de HOY

JPG (494 Kb)


Publicidad

Sociales

Impacto del transporte aéreo tema de una conferencia

JUAN ORTEGA LANDA, ROSARIO CHACÓN, SERGIO LEÓN Y EDUARDO BRACAMONTE.

"The place of de Wallenesque"

LAS CURADORAS MONSERRAT ROJAS Y CECILIA LAMPO, JUNTO A LA REPRESENTANTE DE LA CAF, GLADIS GENUA.


Cotizaciones
1 Dólar:6.96 Bs.
1 Euro:7.80 Bs.
1 UFV:2.28799 Bs.

Impunidad
Publicidad