Publicidad

    



[Alberto Zuazo]

Doble pena por golpear a mujeres


 

Golpear a mujeres es una cobardía, aparte de no tomar en cuenta que de una mujer se proviene a la vida y que una mujer será la madre de los hijos que tengan. Aparte de ello, salvo excepciones, las mujeres no llegan a poseer la fuerza física de los varones para defenderse de igual a igual, cuando son agredidas por éstos.

La mujer tiene valores que la dignifican y la tornan en intocable, entre ellos es la que alimenta al hogar, sea cumpliendo la función de cocinera o por lo menos se dedica a varios menesteres, desde comprar los aderezos que demandan las comidas o hacer que lo haga la empleada.

Mucho más todavía, es la que se ocupa devotamente de dar cuidados y cariños a los niños, pese a que sus existencias devienen también de la hechura de los varones, por lo que deberían dedicarles igual o más atención que las madres, siquiera porque llevarán su apellido en primer término. Pero generalmente los padres no lo hacen, porque suponen que no pueden disminuirse a menesteres que dan funcionalidad al hogar que han creado, precisamente con una mujer.

Que ellos sean los proveedores de los hogares no les otorga mayor poder, simplemente ese es su rol para dar supervivencia a lo que han creado de forma compartida e igualitaria con las mujeres. Aunque, en la actualidad, la situación está cambiando, porque las mujeres trabajan también fuera de la casa, pero siguen ocupándose de la alimentación y el vestuario familiares. Es decir, del propio varón, así como de los hijos.

Con mucha tranquilidad éstos usan la ropa preparada, pero no toman en cuenta que ha sido lavada y planchada por la esposa o por la preocupación precisamente de su compañera de vida, y cuando son solteros de sus madres.

En rigor de verdad, la mujer es el ser infaltable en la vida de los varones, desde que son sus progenitoras hasta que dejan de existir. De una u otra manera, se constituyen en su mayor sostén, en las buenas y en las malas. Esta constatación se produce cuando se experimenta su ausencia.

A su vez, la mujer es el personaje señero de las sociedades, porque sin ellas éstas no existirían o por lo menos no podrían ser sustentables, por la carencia de sus afanes y dedicación a ser, por extensión natural, las piezas fundamentales de las mismas.

Estas y otras consideraciones más hacen que se exija a los varones ser más respetuosos en el trato y velar por la integridad de las mujeres, porque sin ellas la vida humana carecería de su razón de ser.

Cuando se levanta la mano contra ellas, aparte de ser una cobardía, se niega la razón de la propia existencia, pues no se está procediendo de esa manera solamente contra una de ellas, sino contra todas, empezando por la madre que prohijó su existencia.

Por esta y otras razones, no sólo humanitarias, sino materiales, el agresor de una mujer merece por lo menos doble castigo, tanto de las leyes como de la sociedad en su conjunto. Ya que no es posible admitir que ese sujeto continúe siendo uno de sus integrantes. En todo caso, tiene que hacerse acreedor al repudio de su entorno y del resto del conjunto social.

De ahí que cuando se produce la agresión de un cobarde contra una mujer, debe caerle todo el peso del castigo legal y social. Pero no sería suficiente, tendría que merecer también el castigo corporal, por lo menos recluyéndolo en un penal, por el tiempo que merezca, en aras de la magnitud del delito en que se ha incurrido, no sólo contra la mujer golpeada, sino contra el conjunto de las sociedades locales y generales. Es que golpear a una mujer es como hacerlo a la madre, la esposa y las hijas, pues todas ellas son sus creadoras.

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (754 Kb)      |       PDF (483 Kb)



Caricatura


Sociales

CDAEN celebró sus 45 años

LOS GALARDONADOS JUNTO A LA DIRECTIVA DEL CDAEN.


Publicidad