Publicidad

    


[Eduardo Kucharsky]

INTELIGENCIA EMOCIONAL

Deja lo negativo durante 30 minutos

“Solo el agrado de aprender permite aprender”

 

Cuando el rayo de nuestra atención se mantiene conectado a datos e informaciones negativas durante mucho tiempo, sobreviene el estrés y la desesperación que a su vez desencadenan estados de miedo, temor y angustia profunda.

Hay días en que la negatividad ambiental es tan fuerte que se hace necesario encontrar un modo de desconectarse de esa fuerza negativa y desgastante, aunque sea solo por unos minutos, para poder darle a nuestro cerebro la oportunidad de recargarse y liberarse, a su vez de todas sus tensiones.

Para lograr realizar nuestro objetivo de desconectarnos de todo lo negativo durante media o una hora, debemos buscar un lugar donde podamos recostarnos y cubrirnos los ojos con alguna tela oscura para que nuestros ojos consigan su descanso merecido.

Una vez que hayas elegido tu lugar tranquilo, como tu cama, por ejemplo, procede a cubrirte hasta la cabeza para evitar que la luz entre en ese espacio de aislamiento, luego estira tu cuerpo y procede a soltar todas las tensiones de tus músculos, luego cierra los ojos y conéctate con tu respiración automática, es decir, ve con tu conciencia directamente cómo había sido tu ritmo respiratorio inconsciente.

Una vez que hayas logrado crear estas condiciones, aumenta tu concentración pensado: “en cada inhalación voy más y más profundo, en cada inhalación voy más y más profundo” y repite esta sugestión varias veces hasta que realmente hayas profundizado más en tu inmersión hacia las profundidades de tu mente inconsciente.

Una vez que te sientas relajado y hasta cierto punto, adormecido, piensa lo siguiente: “Estoy en paz en esta nueva condición” y repite el pensamiento hasta que vaya cobrando sentido para ti.

Cuando aprendemos a desconectarnos de la realidad negativa, aunque sea por

unos minutos, todo nuestro ser lo agradece y lo aprecia, pues lo negativo deja de tener tanta importancia en nuestra vida y se convierte en lo que es o por lo menos en lo que debería ser: experiencias temporales que van pasando y que de todas maneras van a pasar; el resto es seguir avanzando en nuestro mejoramiento personal y en ese proceso de vivir aprendiendo, mejorando y actuando con positividad y efectividad.

Cuando despertamos después de la desconexión temporal, podemos apreciar el valor de lo positivo, de lo armonioso y de la relajación muscular.

 
Revistas
Publicidad
Portada de HOY

JPG (654 Kb)


Publicidad
 
Cotizaciones
1 Dólar:6.96 Bs.
1 Euro:7.94 Bs.
1 UFV:2.26727 Bs.

Impunidad
Publicidad