Publicidad

    



[Luis Antezana]

Dictadura proletaria sin proletariado


 

Algunos raptos de exageración política, expresados en días recientes por dirigentes laborales, no pueden menos que conducir a efectos inesperados, pues no solo se deben a impulsos de gente joven o extravíos de personas con experiencia, sino a errores de concepción lógica o simple figuración protagónica.

Viendo con un mínimo de sentido común, se constata que ese asunto tiene su origen en ideas que son fruto del desconocimiento del pensamiento político y el poco estudio de la realidad. Al respecto, no se puede dejar de tomar en cuenta la presión de influencias de tipo racial, discriminadoras y hasta producto de reacciones hormonales, frecuentes en nuestro medio, en vez de adoptar nociones científicas.

Entrando al tema, en días pasados, con motivo de la celebración del Día del Trabajo y la promulgación de la Ley de Empresas Sociales, algunas personas, impresionadas por su anuncio y considerándola como la fórmula milagrosa que resolverá todos los problemas habidos y por haber, hicieron sonoras declaraciones que pueden ser consideradas ilusorias o, en otras palabras, producto de una percepción tergiversada de la realidad, a veces producto de que los objetos son percibidos en extrañas condiciones externas o bien son resultado de un mal funcionamiento de los mecanismos fisiológicos en el proceso del conocimiento.

Entre esas exageraciones, más de un dirigente ha sostenido que la nueva ley de interés social es el sumun de la política y solo le faltó decir que ya se había tomado el cielo por asalto o cosa parecida.

Como continuación de ese entusiasmo verbal, se mostró que en el país ya llegó el feliz el momento de aplicar “la dictadura del proletariado” para realizar el sueño utópico de construir el socialismo o poco más o menos. ¡Brillante consigna! Pero, oh sueños de voceríos inteligentes que piensan la dictadura del proletariado sin que exista proletariado o algo así como querer hacer arroz con leche, sin leche y sin arroz. Tal es la percepción tergiversada de la realidad, que en otra figura sería parecida a confundir una boda con un entierro.

Esa actitud extremista infantil es utilizada con frecuencia por algunos provocadores, como argumento para demostrar percepciones que no son adecuadas a nuestro mundo objetivo y, por tanto, caen en alucinaciones que se diferencian de las percepciones adecuadas que nacen delante de objetos exteriores.

Es, pues, riesgoso vivir de ilusiones con el estilo de don Quijote de la Mancha que, de tanto leer y poco dormir, al percibir tergiversada la realidad, confundió los molinos de viento con feroces enemigos y se lanzó al ataque, lanza en ristre, para ser derribado y catapultado por los aires, siendo el fracaso más increíble.

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (782 Kb)      |       PDF (422 Kb)



Caricatura


Sociales

Celebración griega

Otra instancia de la celebración.

Artistas emergentes muestran su talento

Eloisa Paz, Valeria Paz, Liliana Zapata, Jaime Achocalla y Adair Indra.


Publicidad