Publicidad

    



[Augusto Vera]

El drama del éxodo venezolano


 

Quien crea que la gravísima situación que Venezuela atraviesa es atribuible al imperio o a la derecha que es tan frágil como la de nuestro país, no deja de ser un iluso. Los que piensan que los miles de autoexiliados van a regresar pronto y las familias se han de reintegrar a corto plazo en su propia patria, no son más que sirvientes de un sistema comunista que en el mundo ya está en sus estertores.

Las políticas asistencialistas, insostenibles a causa de una desindustrialización y catastrófica intervención del Estado, y que en lugar de dar trabajo digno, encandilan con un progreso de fantasía y una falsa reducción de la pobreza, son el rasgo brutal del gobierno, llevando al colapso a las finanzas del pueblo de Bolívar -no obstante contar, en su territorio, con las mayores reservas probadas de petróleo-, desincentivando la inversión privada. En un país donde no existen medicamentos, alimentos ni trabajo, pero sí saqueos, alta criminalidad y el deshonroso puesto de ser uno de los países más inseguros del orbe, y por si fuera poco, ninguna garantía para ejercer derechos como a la disensión, ¿qué le queda a su gente? Huir.

Ya son 4.000.000.oo de venezolanos los que desafiando las circunstancias más penosas han cruzado sus fronteras hacia varios países, y poniendo en apuros a su vecina Colombia. Y es justo entenderlo, pues las masivas migraciones no planificadas, a lo largo de la historia han demostrado dejar secuelas tanto en migrantes como en naciones receptoras. La inflación que desangró la economía de Venezuela y que en 2018 según previsiones del FMI, alcanzará al 13.000%, lo único que distribuye es la miseria entre los habitantes. Es cierto que los ciclos en la política siempre nos dan sorpresas. Todo es perecedero en las tendencias de los pueblos, aunque hayan soñadores que crean que la implantación de modelos de economía y de gobierno pueden y deben ser eternos, todo cambia; más cuando de Venezuela hablamos, hablamos de una crisis humanitaria sin precedentes, y lo que es paradójico: por proximidad, identidad cultural y hermandad, con expatriación preferente a un país al que hasta hace poco, ningún extranjero sensato pudo haber pensado en marcharse. Precisamente a Colombia, azotada por más de medio siglo por cruentos enfrentamientos entre sus gobiernos y las guerrillas, el tirano del Siglo XXI hizo que uno de diez habitantes deba escoger entre huir de su lóbrego poder o aventurarse por cualquier medio, sin mirar atrás y sin plazo, a la triste opción del autoexilio.

¿Qué hace el desgobierno bolivariano? En un país donde el salario mínimo legal alcanza sólo para comprar tres kilos de carne, Nicolás Maduro, al que la desgracia lo puso al mando, cerebralmente arenga a sus conciudadanos a la producción de huevos en sus casas para solucionar la escasez de alimentos, y de esta manera compensar las astronómicas cifras que por el petróleo ingresaban a las arcas del Estado.

La ola migratoria, mayor que la de Siria a Europa, ha superado las más derrotistas previsiones, y a pesar que ningún país tiene la obligación jurídica de admitir hordas de extranjeros, y menos si saben que llegan sin una calderilla en el bolsillo, la responsabilidad, principalmente de la subregión, es humanitaria y así como hasta la hartura se ha condenado al causante de toda la tragedia venezolana, es tiempo también de asumir la obligación, en el ámbito de la hermandad de los pueblos, de planificar en condiciones mínimamente dignas, y por entendido, de parte de las economías que estén en condiciones de hacerlo, la recepción de los hermanos que en pocos años truncaron la esperanza de vivir en su propio suelo.

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (821 Kb)      |       PDF (343 Kb)



Caricatura


Sociales

Conferencia magistral sobre artes marciales

Tatsushi Ryosenan y Marcos Sala.


Publicidad