[Alberto Zuazo]

Libertad en diferencias de género


 

A veces puede resultar incomprendido el tratamiento de este tema, porque hay muchos casos en que se lo rodea de prohibitivo o indeseable. Sin embargo, es necesario referirse a él porque genera prejuicios.

Hay que partir del hecho de que es un producto de la naturaleza, en cuyos designios o simples resultados nadie puede tener injerencia. Entre los seres humanos, empero, no siempre es bien entendida, ya sea porque se deja de considerar su carácter absoluto o tiende a ser cuestionada en sus manifestaciones.

Uno de esos casos es el referido a los géneros, masculino y femenino. Pues se los considera únicos e invariables. El asunto, en buenos términos, no es siempre así. Pese a la incomprensión o desacierto en que se incurre, se pasa por alto que, en los hechos, puede darse un tercer género.

Decir esto parece una aberración o un sin sentido, pero los hechos reales se producen, no siempre, pero no dejan de suceder. Es el caso de las personas que explícitamente o por preferencia optan por practicar no precisamente con el género que vinieron dotados, sino con el que por naturaleza o preferencia se sienten mejor realizados o más satisfechos.

Entonces, no se incurre, o al menos así me imagino, en error cuando, por ser más concretos, pueden decirse que existe un tercer sexo, que aunque pareciera que la naturaleza no tuvo injerencia en ello, en los hechos habría que advertir que esto sucede, a pesar de todo y de todos.

Se trata de las personas que no quedan conformes con el que les dotó la naturaleza o sencillamente porque le encuentran mayor gusto al otro, aunque se sitúan en un campo minado por los prejuicios, aunque más apropiado sería decir por los designios ocultos de la naturaleza.

No es fácil referirse al tema, pero a riesgo de ser mal comprendido, hay que hacerlo.

El caso es que a nadie debe preocuparle que una persona X o Z tenga tendencias y/o preferencias diferentes a las de su sexo. Y si hay personas que las comprenden, las cooperan o también encuentran que tienen las condiciones u optan por compartir igual satisfacción, están en su libre albedrío.

Mucho y con toda razón se pone a la libertad como el primer derecho humano, entonces hay que admitir que en aras de ella cada persona puede emplear la suya a su gusto y satisfacción, con la única condición de respetar plenamente la de los demás, a menos que se la lesione, distorsione o se incurra en delito.

Se ha escrito y probablemente se seguirá haciéndolo a favor de la libertad, pero para aceptarla o practicarla no cabe anteponerle condiciones, a menos que se la viole por otro lado.

La libertad, lisa y llanamente, hay que practicarla de buena fe, con respeto a la de los demás, sin pretender anteponerle limitaciones propias o antojadizas, en función a lo que piensan otras personas que practican la libertad confundiéndola con el libertinaje. En este caso sí se puede cometer excesos que vayan más allá de su práctica y uso circunspecto al derecho propio y ajeno.

Pues, en definitiva, la libertad es un derecho de todos, mientras se respete la de los demás.

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (795 Kb)      |       PDF (386 Kb)



Caricatura


Sociales

BANCO FIE Y COBIS CORP SELLARON ALIANZA

Sebastián Ewel, Walter Martínez, Fernando López y José Luis Pérez.