[Mario D. Ríos]

Creadores de luz

Pérez Velasco y el mestizaje en Bolivia


 

No creo sea una exageración decir que un 90 por ciento de los habitantes de La Paz, no saben quién fue Pérez Velasco. Su nombre se escucha continuamente en voces de transportistas en busca de pasajeros que tienen por destino aquel sector de la ciudad de La Paz, caracterizado por enorme comercio, congestionamiento vehicular, punto de partida de descontentos marchistas, alcohólicos, atracadores y jovencitas en busca de placeres remunerados.

El buen propósito de quienes denominaron “Pérez Velasco” a ese sector, fue homenaje al ensayista beniano autor del libro “La mentalidad chola en Bolivia” Daniel Pérez Velasco (1900 – 1986), cuya labor histórica y literaria lo ubica entre renombrados escritores, así lo ignoren quienes tienen más interés en “atesorar” hechos propios de la crónica roja, o del seguimiento de vergonzosos hechos ligados a la intimidad de políticos corruptos; afán que difunden en un alto porcentaje los noticieros de la televisión nacional.

Y bien, don Daniel Pérez Velasco editó el año 1928 su obra “La mentalidad chola en Bolivia”, tras un profundo estudio del mestizaje en nuestro país. El autor penetra en el estudio de los descendientes de conquistadores españoles con indígenas de nuestro territorio. En ningún momento apoya su tesis en lo peyorativo de la palabra, porque ese no es el propósito, sino el rescate de los resultados logrados en el estudio del cholo boliviano con vecindad peruana: “sus actitudes étnicas, sus aportes morales, dentro del medio ambiente”.

Desde ese punto de vista Pérez Velasco sostiene: “Rara vez en el desarrollo social de un pueblo, el cruzamiento de dos razas, abiertamente contrarias, en los aportes de su psicología, ha podido producir, el caso étnico que el cholo produjo entre nosotros”. Ese punto de vista del autor, resalta que el cholo en Bolivia es el que impulsaba “el alma nacionalista”, lo cual no elimina lo negativo de su comportamiento en determinada época, llegando a influir en nuestra cultura vista desde la actividad literaria, musical y artística. Pérez Velasco sostiene que la música creada por el cholo boliviano es la “prostitución del arte, al no reflejar la sencillez pastoril del alma indígena”. Califica de tristeza melódica al pasacalle, el bailecito, el kaluyo y la cueca.

Ese estudio lleva a comentar el desprecio de los pueblos de oriente -Santa Cruz, Beni y Pando-, hacia el cholo del altiplano y los valles siendo, los cambas, entre otros, tan cholos como lo andinos. Descendientes de españoles y guaraníes, no quedan al margen esa progenie, buena o mala, con características similares entre todos los mestizos de nuestro país, entre los cuales también surgen figuras estelares que crean arte o realizan estudios superiores en busca de nuevos horizontes en pos de beneficiar al país. Por esa razón es que la obra de Pérez Velasco (hubo tres ediciones en años consecutivos) abrió una trascendente polémica en los años 30 del siglo pasado, a tal extremo, de censurar la obra y amenazar a los libreros si continuaban con la difusión de este libro.

La trascendencia de la obra de Pérez Velasco merece nuevas ediciones, no obstante del poco interés de gente destinada a impulsar nuestra cultura. Conocer, comprender, debatir y concluir con todo lo que encierra “La mentalidad chola en Bolivia” es reconocer a quienes no ocultaron su origen y, por el contrario, mostraron el nivel de su intelecto y el desarrollo de sus actividades, sin preocupación alguna hacia los que marginan a los de rostros cobrizo y costumbres ancestrales, sea en actitudes o lenguaje protector de vocablos propios del quechua – aymara – guaraní.

Que existen cholos indeseables, es cierto, como existen los autodenominados aristócratas, por tener apellido extranjero ligado al apellido indígena. Esa mezcla se llama mestizaje y no se debe subrayar como insulto. Lo que valora el nivel de la persona, es su cultura y su comportamiento social. La calle Pérez Velasco será siempre un homenaje al literato boliviano.

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (797 Kb)      |       PDF (370 Kb)



Caricatura


Sociales

DÍA DE LA ARMADA ARGENTINA

El jefe en ejercicio de la Misión Naval Argentina, CF Leonardo Castro en el brindis de honor con el embajador de la República Argentina, Normando Álvarez García.