Donald Trump, ¿el protagonista de los premios Oscar?


 

No está nominado ni acudirá a la gala, pese a su notable experiencia en el mundo del espectáculo, pero el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, apunta a ser uno de los protagonistas destacados de unos Oscar que prometen tener un tinte político.

La 89 edición de los premios de la Academia de Hollywood se realizará el 26 de febrero en Los Ángeles, apenas un mes después de que Trump tomara posesión como presidente, y la controversia que ha rodeado muchas de sus decisiones, especialmente las que se refieren a temas migratorios, no ha pasado desapercibida en el mundo del espectáculo y cine.

Esto quedó en evidencia durante el almuerzo anual de la Academia en honor a los nominados, en el que la presidenta de la institución, Cheryl Boone Isaacs, abordó sin tapujos la actualidad política.

“Todos sabemos que hay algunas sillas vacías hoy en esta sala y eso nos convierte a todos en activistas”, dijo en referencia a la ausencia del cineasta iraní Asghar Farhadi, candidato por The Salesman, y que anunció que no acudirá a la ceremonia como protesta por las medidas migratorias de Trump.

Hollywood y Trump no tienen, desde luego, una relación muy fluida. Las estrellas del cine se volcaron en la campaña electoral contra el polémico magnate republicano y, durante las primeras semanas de su mandato, las críticas desde el mundo del espectáculo no sólo no han parado sino que se han recrudecido.

Una intérprete tan respetada y admirada como Meryl Streep marcó el tono en los Premios Globo de Oro con un encendido y apasionado discurso en defensa de los extranjeros, la creación artística y la prensa libre.

“El único trabajo de un actor es sacar a la luz la vida de personas diferentes (...) Si expulsan a los extranjeros solo veremos fútbol y artes marciales”, aseguró la actriz, que añadió que “la falta de respeto provoca más falta de respeto y la violencia invita a la violencia”.

La habitual temporada de premios ha coincidido con la llegada de Trump a la Casa Blanca y los profesionales del mundo del cine, tradicionalmente inclinados a posiciones progresistas o liberales, no pasaron por alto este hecho ante cualquier micrófono que se les pusiera por delante.

Con este ambiente previo, el público estará más que pendiente de los discursos de los ganadores en los Óscar, pero también de los dardos que pueda lanzar a Trump el presentador de la gala, Jimmy Kimmel.

EFE

 
Revistas
Publicidad
Portada de HOY

Publicidad


Cotizaciones
1 Dólar:6.96 Bs.
1 Euro:7.23 Bs.
1 UFV:2.18488 Bs.

Impunidad