[Alberto Zuazo]

Entre amistad y amor


 

Por experiencia propia y ajena, la amistad entre mujeres y varones suele tener derivaciones diversas, unas veces gratas y otras frustrantes. El problema radica en entender hasta dónde es amistad y cómo puede tornarse en sentimientos mayores.

El término de amistad tiene alcances que muchas veces no se los comprende adecuadamente. Surgen equívocos o incomprensiones. La lástima es que a la amistad se la confunde en su verdadero sentido y comprensión.

Conozco y además no faltan las experiencias propias acerca de las incomprensiones en que suele deteriorarlas. No se aprecia la riqueza y experiencias que se adquiere con la amistad de géneros. Suele inducir a equívocos, por falta de buenas experiencias acerca de la valía que tienen.

El cultivo de la amistad de mujeres y varones es necesario y grato, pues en ambos casos se aprende mucho por ambas partes. En muchos casos, por no decir todos, se aprende recíprocamente de los caracteres, riquezas y debilidades que suelen relucir en este tipo de relación.

Si ambas partes tienen una cabal comprensión de lo que es amistad, seguro que sabrán disfrutarla y conservarla por los años de los años, por más que uno u otro, o los dos, hayan contraído nupcias con otras personas.

En este punto, bueno es tener presente los límites de la amistad y saberlos aplicar en todo momento y circunstancia. Incluso se dan muchos casos en que si uno de ellos contrae matrimonio con otra persona, lo primero que se hace es presentar al conyugue la amistad que se tiene con otras personas. Por lo general, suele ampliarse la relación a la pareja y esto es plausible.

No hay que olvidar que al ser miembros de una sociedad urbana o rural, lo ideal es que la relación entre todos sea positiva. Tiene que primar el sentimiento de la fraternidad, pues se comparte los mismos ambientes, servicios y bienes.

Entonces, bien puede decirse que la amistad es el factor primigenio de la convivencia, aunque en esto puede tener sus distancias, pero también acercamientos fructíferos.

De la propia familia puede asimilarse la idea de que siempre se tiene amistades de distintos matices y alcances. Por tanto, otro tanto ocurre con la experiencia propia. No hay que olvidar que las amistades nacen en la propia escuela y a lo largo de la vida se va acrecentando sin límites, a menos que se tenga caracteres lindantes con los síndromes de la salud.

La amistad es algo que debe siempre cultivarse y preservar, como algo saludable y provechoso para los vínculos sociales. En el trabajo es donde más se presenta la posibilidad de ello, de manera que es cuestión de proponerse y poner en práctica sanamente, sin eufemismos ni hipocresías.

En cuanto al amor, debe estarse consciente que tiene otros componentes mentales y emocionales. En casos puede emerger de la amistad, pero, por lo general, es producto del avenimiento de sentimientos recíprocos entre ambos géneros. Hay que distinguirlo y conferirle sus mejores valores.

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

     |