[Tania Zapata]

Con ojos bolivianos

Prejuicios sobre el Islam


 

Con el pasar del tiempo, y mientras más aprendes de una cultura y religión distintas a las tuyas, puedes apreciar muchas diferencias, pero también las similitudes. En esta columna haré énfasis en los prejuicios occidentales y la realidad que veo en cuanto a la práctica de la religión del Islam.

Los prejuicios occidentales que existen sobre los musulmanes generalmente surgen de la cobertura mediática de algunos acontecimientos que suceden en el mundo, en especial de aquellos actos terroristas ligados a personas que los cometen en nombre de sus creencias religiosas, o de las noticias de intervenciones militares en determinados países del hemisferio oriental.

Debido a esas noticias que influyen a la sociedad y que a veces buscan posicionar determinadas ideas con fines que desconocemos, en muchos de nuestros países latinoamericanos erróneamente se tiende a generalizar la creencia de que “los musulmanes” o “todos los musulmanes” son terroristas o que tienen ideas radicales religiosas y buscan exterminar a los que no profesan su religión.

Como breve explicación, la palabra musulmán significa “aquel que se somete a Dios”, específicamente aquel que da cumplimiento a los preceptos contenidos en su libro sagrado el Corán, que de acuerdo con lo que enseña el Islam es el último mensaje enviado a la humanidad por Dios a través del arcángel Gabriel al último profeta Mohammed.

Si bien es cierto que existen dentro del Islam corrientes de pensamiento islamista radical, son una minoría en comparación a los millones de musulmanes pacíficos que viven alrededor del mundo. Estos musulmanes pacíficos viven sus vidas como cualquiera de los habitantes de América Latina, es decir tienen sus familias, trabajos, negocios y tratan de salir adelante día a día sobrepasando las dificultades de la vida.

La diferencia radica en que sus creencias religiosas y los valores morales fundados en estas creencias están arraigados totalmente en sus actividades familiares, laborales y sociales.

Por ejemplo, el llamado a la oración denominado azhan se lo escucha en todas las mezquitas, radios y canales de televisión al mismo tiempo, siendo de esta forma un importante recordatorio de la existencia de Dios y de la necesidad del ser humano de mantener conciencia de ello y adorar al creador a través de cinco oraciones diarias, estas oraciones son distintas a las súplicas personales que cada persona realiza en cualquier momento.

En los saludos y conversaciones cotidianas siempre está presente la mención de Dios, palabra que en árabe se dice Allah (Alá), siempre te saludan dándote la paz (assalamo alaikom = la paz sea sobre ustedes), o cuando les preguntas cómo están usan siempre la palabra Alhamdolellah que denota agradecimiento y alabanza a Dios por cualquier situación.

Puedo ver que la creencia y confianza en la voluntad de Dios en cada aspecto del diario vivir es muy fuerte en la sociedad de Egipto, y por lo que conozco también en la mayoría de los países musulmanes, esa es una gran diferencia que puedo ver con las sociedades de los países occidentales, quizás en el pasado fue distinto en nuestros países latinoamericanos, pero ahora se ve que la pérdida de valores es más acelerada cada año que pasa.

Por lo que he visto y veo diariamente, es totalmente alejado de la verdad el afirmar que todos los musulmanes son terroristas y que el Islam no es una religión pacífica, creo es necesario que cada persona por conocimiento general trate de informarse un poco más sobre los preceptos religiosos del Islam, para diferenciar las ideas radicales de algunos grupos de musulmanes en contraste a la práctica pacífica de la mayoría de ellos, y así llegar a ser personas más tolerantes que dejen de creer únicamente en prejuicios y generalizaciones injustificadas sobre determinados grupos de personas.

La autora es abogada boliviana, reside actualmente en El Cairo, Egipto.

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

     |