Una voz del criollismo peruano

Eva Ayllon

Prof. Eliodoro Nina

 

Criollo, es un americanismo que se empleó desde la época de la colonización de América aplicándolo a los nacidos en el continente americano, del país, pero con un origen africano o europeo. A diferencia de indígena, el criollo (del portugués crioulo, que viene de criar, era un habitante nacido en América de padres africanos o europeos, o descendientes de estos. Se calificaba de criollo también al individuo nacido de criollos.

A mediados del Siglo XVIII los criollos de origen español controlaban buena parte del comercio y de la propiedad agraria, por lo que tenían un gran poder económico y una gran consideración social, pero estaban desplazados de los principales cargos políticos en favor de los nacidos en España.

Es con los criollos que nace el sentimiento de patria, pues por la lejanía, les eran extrañas las cosas de España y sintieron apego por estas tierras y por las costumbres desarrolladas en ella, de allí las iniciativas separatistas que culminaron con la independencia de los países latinoamericanos. En consecuencia, el “criollismo” en el Perú es una derivación del término original, que involucra usos y costumbres, comida, música, cantos y bailes de origen principalmente costeño y limeño en especial.

El origen del vals en el Perú se dio por distintos acontecimientos históricos, por un lado, la influencia de la música europea dio lugar al surgimiento de este género musical. La difusión de este tipo de música en el Perú fue gracias a Johann Strauss (hijo), el rey del vals que surgió en Viena Austria en la segunda mitad del siglo XIX. El nombre original era “waltz” con doble W, pero con la castellanización de la palabra se convirtió en “vals”.

Los valses más antiguos, de fines del XIX, y principios del siglo XX, se reconocen como valses de la “Guardia Vieja”. Entre los más importantes compositores tenemos a José Sabas Liborio-Ibarra, autor de la mazurca, “Flor de pasión”; Julio Flórez y Juan Peña Lobaron autores de “El guardián”; Oscar Molina, autor de “Idolatría”; Rosa Mercedes Ayarza de Morales, pianista, entre sus obras esta “La picaronera”, “Frutero Congo”, “La jarra de oro”, “Congorito”. “Moreno pintan a Cristo”.

Los representantes históricos del criollismo son Felipe Pinglo Alva “El Bardo” (1899-1936), Jorge Pérez “El Carreta”, Oscar Avilés, Arturo Cavero “El Zambo”, Isabel Granda “Chabuca” (1920-1983), Lucia de la Cruz, Bartola, Eloísa Angulo, Delia Vallejos, Jesús Vásquez, Teresa Velásquez, Esther Granados, Manuel Acosta Ojeda, Lucho Barrios, Roberto Tello, Paco Maceda, Manuel Donayre, Susana Baca.

Dentro de los intérpretes: Los Embajadores Criollos, Los Morochucos, Los Chamas, Los Kipus, Los Romanceros Criollos, Luis Abanto Morales, Cecilia Barraza, Luis Abanto Morales, Cecilia Bracamanote, Rafael Matallana, El Cho-lo Berrocal, Lucha Reyes, Alicia Maguiña, Eva Ayllon Jesus Vas-quez y tanto otros artistas.

EVA AYLLON Su verdade-ro nombre es María Angélica Ayllón Urbina, pero decidió llamarse Eva, en honor a su abuela materna, con quien vivió y de quien recibió constante apoyo.

Eva Ayllón nació en Lima, Perú, el 7 de febrero de 1956, hoy con 61 años, fue de una familia modesta. Aunque desde pequeña tuvo que estudiar y trabajar para ayudar al sostenimiento de su familia, cuentan que desde los tres años de edad mostró indudables condiciones para el canto.

Gracias al apoyo incondicional de su querida abuela, Eva inicia su vida artística cantando con éxito en eventos escolares y programas juveniles de radio y televisión.

En 1970 comienza a presentarse en peñas criollas con mucho éxito. El público la fue haciendo su preferida en lugares como el Rinconcito Monsefuano, La peña de los Ugarte, Los Mundialistas o Callejón de un solo caño. Comienza así su fulgurante carrera.

Entre los años 1973 y 1975 fue integrante del trío “Los Kipus” como su primera voz, junto a Paco Maceda y Genaro Ganoza.

En 1978 Eva Ayllón decide seguir su carrera como solista sus canciones se difunden rápidamente y a base de su gran talento y minuciosa disciplina, logra el sitial que hoy ostenta.

Entre sus producciones más recientes se encuentran “Como la primera vez” y “Un bolero, un vals” disco donde rinde homenaje a sus padres y a su abuela Eva.

Eva tiene más de 30 producciones disco-gráficas, entre ellos discos de oro y platino y cinco nominaciones a los Grammys Latinos.

Actualmente, continúa con una rigurosa agenda de conciertos y presentaciones lle-vando la cultura peruana a todos los rincones del mundo.

A partir de 1979 su gran calidad interpretativa comienza a trasponer las fronteras de su país, pero es recién a partir de 1994 cuando realiza giras a nivel internacional con todo su staff, músicos y personal técnico por ciudades de Estados Unidos y El Canadá Desde entonces es invitada prácticamente cada año, a participar en eventos interna-cionales en ciudades de Chile, Argentina, México, Ecuador, EEUU, Canadá y Japón.

Durante el 2009, presenta su producción discográfica “Kimba Fá”, título inspirado en el nombre del libro de Fernando Romero que trata sobre las expresiones utilizadas por los Afro descendientes en Perú y América Lati-na.

El mismo año lanza “Eva Ayllón Canta a Chabuca Granda” material editado en forma-to de CD y DVD grabado en vivo en el Teatro Ateneo de Buenos Aires, cumpliendo así uno de los sueños de su vida al realizar un ho-menaje a Chabuca Granda, ambos discos fueron nominados al Grammy en la catego-ría Mejor Álbum Folklórico.

Hoy en día está en su mejor momento, pues dentro de las cantantes de su género, Eva se da el lujo de llenar cualquier escena-rio donde se presente.

Los últimos días de enero de 2017 estuvo en Chile actuando en diferentes escenarios junto a Inti Illimani en Peñalolen y Casino Montecillo.

(((o)))

 
Revistas
Publicidad
Portada de HOY

Publicidad


Cotizaciones
1 Dólar:6.96 Bs.
1 Euro:7.37 Bs.
1 UFV:2.18137 Bs.

Impunidad