De la homilía al agua y a LaMia

Almte. (sp) Jorge Botello Monje

 

¿Qué haces por tu fe? Algo así dijo el sacerdote en una homilía, en una parroquia de la Zona Sur. No menciono su nombre, me gustaría, pero no se lo consulté, precisamente por temor a que no lo permita. Disfruto escuchándole, en sus sermones no se limita a repetir el Evangelio sino que, además de desarrollarlo, lo relaciona con problemas de la vida real y actitudes que debiéramos adoptar los ciudadanos, así casi al terminar uno de ellos formuló la pregunta: ¿qué haces por tu fe?

La frase, cargada de religiosidad, me pareció magnifica para ser usada por los servidores públicos en la autoevaluación del cumplimiento de sus funciones. Así, si jueces y fiscales se preguntaran qué hacen para cumplir con las leyes, tal vez habría una mejor administración de justicia y menos denuncias de corrupción. Si los responsables de la provisión de agua a La Paz se hubieran preguntado hace meses: ¿qué hacemos por asegurar la provisión de agua para los paceños?, posiblemente se habrían dado cuenta de que no hacían mucho y ¡quién sabe! habrían tomado previsiones para evitar o atenuar la crisis del agua en nuestra ciudad. Crisis que implicó mayor gasto, por parte del Estado, y mostró la ineficiencia de quienes debían cumplir con esta tarea.

Si el piloto del avión de LaMia se hubiese preguntado: ¿qué hago por la seguridad de mis pasajeros?, quizás hubiera recargado combustible y el vuelo concluido sin novedad. Y si el personal de tierra, encargado de verificar el cumplimiento de normas de seguridad, se hubiera preguntado: ¿qué hago para que los vuelos sean seguros?, seguramente habrían exigido que las reglas se cumplan, pues están dirigidas no solo a ordenar el tráfico aéreo, sino a evitar operaciones aéreas peligrosas.

La pregunta se puede seguir extrapolando: si los que dirigían el Fondioc se hubieran interrogado: ¿qué hago para administrar eficientemente los recursos financieros?, ¿igual se hubieran producido los casos de corrupción denunciados?

Esta frase sería de ayuda en el supuesto de que los funcionarios en cuestión actúen de acuerdo con principios éticos, entendiendo como tales los sujetos a los valores morales de nuestra sociedad. Sin embargo, en vista de que los “ama” parecen no funcionar por sí mismos, no se debe olvidar el papel de los encargados de supervisar el cumplimiento de funciones por parte de quieres dependen de ellos.

La pregunta puede aplicarse en los niveles más altos de la administración del Estado, ello podría motivar una evaluación de la forma en que se gobierna y, sobre todo, de cómo se designa a los funcionarios de las diferentes áreas de la administración, considerando que muchos no solo han demostrado falta de eficiencia en su desempeño sino falta de lealtad con la autoridad que los designó. En este punto conviene una definición de lealtad: decirle al jefe lo que necesita escuchar, aunque no le guste, para administrar bien y no solo lo que le gustaría escuchar. Por eso es difícil ser leal y fácil ser adulón, llunku le dicen.

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (765 Kb)      |       PDF (385 Kb)



Caricatura


Sociales

"AZZURRO" DE ÁNGELES FABBRI

Álvaro Miranda, Daniela Mérida, Ángeles Fabbri y José Miguel Romero.

ALMUERZO DE CONFRATERNIZACION DE LBC

Laurent Bertoux, vicepresidente Ejecutivo; Carmen Sánchez, subgerente de Comunicación, y Gonzalo Bedoya, vicepresidente de Fortalecimiento Institucional.