Con ojos bolivianos

Ramadán en Egipto

Tania Zapata Ortiz

 

El Cairo.- Vivir el mes de Ramadán en un país musulmán y árabe como Egipto es sin duda una experiencia totalmente diferente a las actividades religiosas y culturales que se vive en cualquier país latinoamericano. Para comenzar, Ramadán es uno de los cinco pilares de la religión Islam, consiste en un mes de ayuno a realizarse anualmente. Se encuentra prescrito en el libro sagrado de los musulmanes, el Corán, que para ellos es el último libro revelado por Dios (en árabe Dios se traduce como Alá) a la humanidad a través del profeta Mohammed; cabe añadir que el Islam es considerado una de las tres religiones Abrahámicas, junto al Judaísmo y Cristianismo.

El objetivo principal del ayuno durante este mes para los musulmanes es tener en su vida diaria más conciencia de la presencia de Dios. Durante este mes deben abstenerse de ingerir alimentos, bebidas y de tener relaciones sexuales, desde la primera oración del día (llamada Fajr) que es antes del amanecer, hasta la oración del final del atardecer antes de la puesta del sol (Magreb). Los enfermos, los viajeros y mujeres embarazadas están exentos de realizar el ayuno. Antes de la oración Fajr (este año en Egipto es aprox. a las 3 a.m.), que da inicio al ayuno del día, se realiza una comida denominada Sujur, donde se come algo que sea consistente, en algunos hogares comen huevos o habas, yogurt y toman mucha agua para mantener el cuerpo hidratado todo el día.

El inicio del mes de Ramadán varía anualmente de acuerdo con el calendario lunar, este año comenzó en Egipto el 6 de junio y terminará la primera semana de julio; es verano y las temperaturas son muy altas, entre 35°C hasta 44°C; la cantidad de horas de ayuno difiere de un país a otro, este año aquí el ayuno es de cerca de 16 horas diarias.

Si bien en algunos países musulmanes es legalmente prohibido el comer y beber en público durante Ramadán, en Egipto existen edictos religiosos que lo prohíben, pero que legalmente no son vinculantes. En este país hay una minoría de personas cristianas, principalmente copto cristianas que lógicamente no ayunan.

Por lo que he visto y percibido, la gente cumple con el ayuno, debe haber excepciones como en todo, pero es bastante evidente que hay un verdadero respeto y temor individual profundamente arraigado hacia Dios, que se refleja en lo colectivo, como nunca lo vi en Bolivia, y eso es algo muy respetable, además de impactante cuando una se da cuenta que en un país de 91 millones de habitantes, la mayoría está cumpliendo al mismo tiempo una orden determinada en un libro religioso.

Las actividades comerciales en su mayoría se inician cerca del mediodía, generalmente por un par de horas, y se reinician después de comer hasta altas horas de la noche. Se vive un ambiente festivo, quizás un poco comparable con la Navidad, las casas y centros comerciales están adornados con luces de colores, telas impresas con llamativos colores y con unos faroles denominados Fanuz. Las familias se reúnen para romper el ayuno, tomando agua, muchos jugos típicos de Egipto y comiendo copiosas cenas; también hay varios lugares donde gente caritativa sirve comida gratis así como en las mezquitas.

Al finalizar Ramadán hay una festividad denominada “Eid Al Fitr”, con tres días feriados para celebrar el cumplimiento del ayuno, se reza en las mezquitas muy temprano en la mañana y los niños junto a sus padres recitan unas estrofas demostrando alegría y agradecimiento a Dios, estrenan ropa nueva, además de recibir regalos de sus familiares. Si se preguntan qué se siente el ayunar cerca de 16 horas diarias durante un mes, puedo decir que los primeros días son más difíciles porque en general estamos acostumbrados a satisfacer relativamente rápido cualquier necesidad que se tenga sin tener paciencia, después cuesta menos, pero el autocontrol y disciplina que se va ganando es realmente una bendición divina.

La autora de esta nota es abogada boliviana que actualmente reside en Egipto.

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (770 Kb)      |       PDF (335 Kb)



Caricatura


Sociales

CATA DE PACEÑA EN SANTA CRUZ

Nicolás Salazar, Paola Jordán y Alejandro Villanueva.

FUNDACIÓN BOLIVIA CLÁSICA EN LA TORRE BCP

Ana Miemskra, Mimi Zweig y Lastenia Llobet.