Frente a un juicio internacional mejor sentar soberanía

Milton L. Lérida A.

 

ANTECEDENTES

Según la hoja cartográfica del Instituto Geográfico Militar (IGM) No. 5927 I, con el nombre Silala Chico, elaborado en julio de 1972, las aguas del Silala están en territorio boliviano.

Por otro lado, el solo hecho de haber sido concedidas las aguas del Silala, el 23 de septiembre de 1908, por el prefecto de Potosí René Calvo Arana, a favor de la empresa privada The Antofagasta (Chili) and Bolivian Railway Company Limited, nos demuestra que este recurso natural estaba y aún está bajo la soberanía de Bolivia.

Por lo tanto, las aguas del Silala son bolivianas y la duda solo existe en la mente de las autoridades del Gobierno central.

DEFICIENCIA EN EL CONTRATO DE CONCESIÓN DE LAS AGUAS DEL SILALA

Otra cosa es que el contrato de concesión de las aguas del Silala a la The Antofagasta (Chili) and Bolivian Railway Company Limited fue mal elaborado, sufre y adolece de una serie de deficiencias, porque no es claro ni preciso en muchos puntos (no se fija el plazo de la concesión, menos la unidad de medida ni el precio).

A todas estas deficiencias del contrato de concesión de las aguas del Silala se añade el abandono y desconocimiento de este recurso natural por parte de todos los gobiernos, tanto departamentales como nacionales, así como del Poder Legislativo.

Además, no ha existido un control y seguimiento al contrato de concesión, descuido que aprovechó la empresa privada Anglo – Chilena The Antofagasta (Chili) and Bolivian Railway Company Limited para comercializar las aguas del Silala, una vez que las locomotoras ya no usaban agua para generar vapor.

Las poblaciones de Calama, Chiu Chiu, Estación Baquedano, Cierra Gorda, María Helana, Cobija, Mejillones, Antofagasta y otras menores de esa región fueron y aún se benefician con este recurso natural boliviano.

Naturalmente, la comercialización de las aguas del Silala generó ingresos y beneficios directos a la empresa, mientras que a las autoridades bolivianas nunca les interesó sentar soberanía y menos defender nuestros recursos naturales, en este caso las aguas del Silala.

FRENTE A UN JUICIO INTERNACIONAL MEJOR EJERCER NUESTRA SOBERANÍA

Primero, crear una frontera viva.

Hace más de 10 años sugerí a la Cancillería, a los parlamentarios y a la Comisión de Política Internacional de la H. Cámara de Diputados, que el Gobierno central debe realizar inversiones en una serie de proyectos de infraestructura y proyectos económicos, que permitan crear una frontera viva en el sector del Silala, sin embargo poco o nada se ha hecho hasta la fecha, es decir que se tiene una piscina donde apenas caben tres pescados y un puesto militar rudimentario, donde para los soldados es una especie de castigo.

Segundo, generar un polo de desarrollo.

Con la puesta en marcha de proyectos de infraestructura: construcción de caminos, viviendas, oficinas públicas, etc., etc. y la inversión en proyectos económicos como: el embotellado de agua, producción de verduras y hortalizas en carpas cubiertas, desarrollo del turismo, sembrado de pastos forrajeros para la cría de camélidos, cría de aves, etc., etc. se puede iniciar un proceso para generar un Polo de Desarrollo.

Tercero, sentar soberanía.

A partir del funcionamiento de los proyectos económicos y con la infraestructura correspondiente, consecuentemente el uso de las aguas del Silala, se iniciará un proceso para sentar soberanía, única manera para hacer conocer a la comunidad internacional que las aguas del Silala son un recurso natural de Bolivia y no es necesario que se inicie un juicio internacional.

NO A LA JUDICIALIZACIÓN DE LAS AGUAS DEL SILALA

Por todo lo expuesto, no existe motivo alguno para judicializar las aguas del Silala, más al contrario, el Gobierno debe iniciar un proceso para sentar soberanía, porque los manantiales están en nuestro territorio y nadie pude impedir a Bolivia lo que debe hacer dentro su territorio, en otro caso nuestro país estaría poniendo en duda las aguas del Silala.

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (741 Kb)      |       PDF (357 Kb)



Caricatura


Sociales

REUNIÓN ANUAL DE AGENCIA DE COOPERACIÓN COREANA

Los coordinadores del Programa de Voluntarios, Hyunchul Lee y Hyeyong Shin.

LANZAMIENTO DE CHILKAFLAM

Autoridades de la Universidad Mayor de San Andrés, ejecutivos de laboratorios Lafar y las investigadoras.