[Alberto Zuazo]

Punto aparte

Fiesta de la paz y armonía social


 

La Navidad por su origen y trascendencia induce a celebrarla como la fiesta de la paz y la armonía social. El advenimiento de Jesús, como hijo de Dios, tuvo esencialmente estas elevadas motivaciones. Los seres humanos necesitan estos ingredientes para gozar de una convivencia sana y fructífera.

La vida en sí misma no es fácil, por múltiples razones que todos las experimentamos. Pero la contraparte, para que tenga un mejor contenido, es justamente procur vivir en paz en la familia, en el trabajo y en todo cuanto tiene que ver con la convivencia social.

Entonces, esto tiene que ver con el comportamiento individual. Los mayores responsables para que sea positivo y tenga el reconocimiento público, son los padres de familia. No siempre es necesario abrumar al niño con recomendaciones y exigencias, sino darle simplemente el ejemplo de cómo se trata la pareja.

Desde los tres años de edad tiene la capacidad excepcional de saber comprender la vida de su entorno. Cuando los padres recíprocamente se conceden un buen trato, el niño o niña captan muy bien las señales que reciben de ello. El resultado se traducirá para éstos en grato e incluso feliz, aunque en el hogar existan limitaciones económicas.

Cuando la relación de la pareja, en cambio, es de tensiones, riñas y hasta de agresiones, los hijos serán las mayores víctimas de tales circunstancias.

Íntimamente, incluso sin proponérselo, acumularán en su carácter y espíritu una innata predisposición a considerar que estas conductas son las que tienen que asimilar para su comportamiento dentro del hogar e igualmente en la relación que tengan con el vecindario, los compañeros de estudios y de trabajo. En última instancia, en su convivencia con los demás.

La modernidad, contra todo lo que puede esperarse, tiene un lastre social que influye en la formación de las sociedades actuales. El cine, la televisión y otros medios visibles realizan demostraciones negativas para inducir ante la vida humana en paz y armonía. La tendencia que se impone es la violencia en el lenguaje, en las acciones comunes y, por último, en el ambiente social.

La Navidad es una oportunidad propicia para incidir en esta temática, nada grata, por supuesto, pero indispensable. No todo tiene que exteriorizarse en lo material, sino también en lo espiritual. Al tratarse de un acontecimiento religioso, a la celebración del acontecimiento magno de la humanidad hay que conferirle su característica original. Más todavía, recuperar sus esencias no sólo para estas próximas 24 horas, sino para enmendar errores pasados y tornarlos hacia el futuro en expresiones de amor, solidaridad y respeto en cuanto ámbito quepa intervenir.

Así, se tendrá una sociedad más pacífica y socialmente amistosa, respetuosa y justa. Este puede ser el mejor regalo de la Navidad de 2015 para el porvenir.

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (803 Kb)      |       PDF (500 Kb)



Caricatura


Sociales

COLOMBIANA LAURA KALOP OFRECIÓ UN ESPECTÁCULO DE LUJO EN LA CAF

El representante de la CAF, Emilio Uquillas y la Jefa de la misión colombiana.