[Alberto Zuazo]

Punto aparte

Amedrentamiento a la opinión


 

La opinión periodística es un recurso que tiene el periodismo escrito, en especial, para dar su parecer sobre la información que publica. De esta manera, respeta el contenido de las noticias, porque violaría el derecho que tiene el lector de recibir una información fidedigna. Con esto, tener margen para formar su propia opinión sobre un hecho o acontecimiento público, sin recibir influencia alguna para este efecto.

Ofrecer información, con el mayor esfuerzo de fidelidad posible, es actuar con ética, lo que implica honestidad, corrección y respeto a los protagonistas de una noticia y, de esta forma, también al lector, que es el principal destinatario de lo que se quiere informar.

La opinión, por lo general, no la escriben los reporteros y redactores que han recogido la noticia. Esa tarea queda relegada a quienes, voluntariamente, se proponen servir al lector para que, al margen de la opinión que pudo formarse de un hecho noticioso, tenga otros puntos de vista para interpretarlo, sobre la base de la experiencia que tienen para emitir opinión sobre los sucesos del diario acontecer, sea de la temática que fueren. Pues, muchos de ellos son profesionales académicos que, desde el punto de vista de la cultura, se proponen aportar con su opinión con el ánimo de enriquecer la comprensión y el sentir de la sociedad, no sólo la propia, sino la de otras y, en muchas ocasiones, de la humanidad en su conjunto.

Por las características que tiene el proceso de opinar, su práctica se torna cada vez más necesaria, pero también exigente. Esto, debido a que cada vez el conocimiento se amplía más. De ahí que se ha generalizado la opinión internacional de que se está viviendo la época del conocimiento.

Con todos estos antecedentes, la opinión se ha hecho más indispensable, porque en última instancia lo que hace es profundizar el saber humano.

A pesar de la valía colectiva que tiene la opinión de analistas, articulistas y columnistas de medios locales, están siendo víctimas de amedrentamiento. Si hubiera discrepancias con lo que opinan sus colaboradores, las páginas de todos estos medios están abiertos a recibirlos, para eventualmente desvirtuar las afirmaciones que han podido realizar o, mejor aún, promover una confrontación de puntos de vista. Esto es lo pertinente y lo justo, en una comunidad que se precia de libre y democrática.

Empero, en el caso que anotamos no existe ese ánimo decente para cuestionar sus puntos de vista. Se está apelando a recursos indignos y perversos. A ver si tienen actuales o antiguos incumplimientos en materia de impuestos. En otros casos, para perjudicar o dañar a sus entornos familiares. Por último, intimidarlos para que no se atrevan a opinar o analizar conductas individuales o colectivas del oficialismo.

En concreto, lo que se está haciendo es violar los derechos de expresión y de prensa. Y vulnerar, así, compromisos internacionales que tiene el país para respetar los derechos humanos de todos los bolivianos, sin excepción alguna.

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (742 Kb)      |       PDF (377 Kb)



Caricatura


Sociales

ORÍGENES DE RAMÓN TITO

Ramón Tito, León Saavedra y José Miguel Romero.