[Luis Aguilar]

Pérdida de bienes de las Fuerzas Armadas


 

Es doloroso saber que las Fuerzas Armadas perdieron casi todos sus bienes (la lista es larga), sin que exista mención sobre el particular, por lo que se debe pensar en la indiferencia del brazo superior de tan importante organización del país. Por esto uno se queda azorado cuando el Gobierno mediante un decreto cierra la Empresa Constructora del Ejército, dizque por su situación insostenible, pues la máxima autoridad del sector dijo que era necesaria una medida quirúrgica, y que todas las obligaciones generadas por el hecho las asumirá COFADENA.

Analizando el problema, es por demás raro que las obligaciones que alcanzan a 100 millones de bolivianos fueran transferidas a COFADENA, y que esta entidad asumirá todo lo referente al pasivo y activo, además que se constituirá una unidad de finalización de las obras inconclusas, de esta manera incursionando en la construcción de carreteras.

Es por demás raro que el Estado no decida, para salvar al paciente y no sentenciarlo a la muerte, que se requiere cirugía. Lo correcto debería ser analizar y auditar todo para recién tomar unas medidas que la población no acaba de entender; por esto daremos un ejemplo. El médico que opera o trata a un paciente tiene que hacerle un análisis para operarlo y seguir el tratamiento para salvar la vida del paciente. Pero vemos en esta oportunidad que con mucha mano suelta, se dispone la muerte del paciente. Directamente determinan la muerte y se ordena el cierre de la empresa y lo grave es que todos los bienes del ejército son expropiados para cubrir las deudas de la empresa.

Técnicamente se debería hacer una auditoría y responsabilizar a quienes estaban a cargo, pero sólo se transfiere los bienes, como si fuera la solución para resolver el gran déficit de la empresa. COFADENA se hace cargo del problema y aun así determinan confiscar los bienes.

Pero según un artículo del pasado sábado 19, se dice que es una maniobra calculada con anterioridad, pues esto admite la desaparición del Comando de Ingeniería. Pero se supone que el Alto Mando debería asumir una actitud de defensa de sus activos, no permitiendo que sus propios intereses se transfieran al Estado o con callar aceptan cualquier orden, como los más serviles miembros de un partido político.

¿Qué procede ahora?, seguramente que varios otros bienes pasen al Estado, entre los cuales podría estar el Gran Cuartel General, sin que le importe a nadie, ya que a la fecha en forma dictatorial se confisca bienes, y se elimina Comandos como el de Ingeniería. Mañana serán propiedades de las grandes unidades y de ese modo se cumplirá lo que una vez se dijo, que no se necesita militares, porque no habrá guerras. Esto significa que se elimine el crecimiento vegetativo paulatinamente y se reduzcan las unidades, y finalmente sólo se tendrá lo necesario para aparentar que existen Fuerzas Armadas.

Indudablemente que hubo un mal manejo administrativo, pero la responsabilidad debería estar circunscrita a una fiscalización por parte del Comando del Ejército y además del Alto Mando. Lo importante es que todos los miembros superiores deberían tener la obligación de estar completamente interiorizados o, en caso contrario, pedir informes periódicos sobre el manejo de las entidades, sin esperar que se emita decretos mutilando las propiedades de las FFAA.

Este no es el único caso, ya se ventila que el Hospital Militar debe integrarse a la política de salud del Gobierno para el sistema universal. En lo que se refiere a este punto, por la obstinación de varias autoridades y jubilados de no pedir la restitución de su sistema integral de seguro social, da la impresión que se someten a proponer nada y menos realizar estudios que a la larga beneficiarán a moros y cristianos. En caso contrario, se debe insistir en salvar su entidad, pero como se vio, que con un decreto pueden echar por tierra todo, quedaría aceptar lo que viene y ser sometidos a las disposiciones que son contrarias a la entidad y otras reparticiones.

Aprovecho esta publicación para inducir a los activos y pasivos que lo más sagrado que toca es haber recibido el sable con honor y que el mismo deberá ser respetado en todas las oportunidades y no doblegarse a ningún superior y no caer en el servilismo por un salario, una dádiva o canonjía, esto significaría que antes de prepararse para seguir la carrera más noble de las armas, se debe tomar conciencia y mejor ubicarse en una carrera donde puedan acomodarse muy fácilmente.

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (756 Kb)      |       PDF (427 Kb)



Caricatura


Sociales

COMUNIDAD MEXICANA CELEBRÓ EL GRITO DE DOLORES

El embajador de México, Héctor Valezzi, se dirige a sus compatriotas.