La exportación de “ama sua, ama llulla y ama q’ella”

Mauricio Mamani Pocoaca

 

¿Triunfo de la diplomacia boliviana o vergüenza nacional?

El 15 de septiembre del presente, el pueblo boliviano ha sido sorprendido con la noticia de que: “Por unanimidad, la Organización de Naciones Unidas (ONU) asumió ayer los principios éticos-morales de la sociedad plural: ama quella, ama llulla, ama sua (no seas flojo, no seas mentiroso ni seas ladrón), propuestos por gobierno de Bolivia.

La información fue proporcionada por el embajador de Bolivia ante el organismo, Sacha Llorenti, quien desde hace meses se encargó de realizar el lobby para lograr el apoyo de los 193 países” (15 sept. 2015).

Con la mencionada trilogía quechua, ese embajador demostró su ignorancia, engañando al pueblo boliviano y a 193 países que integran la ONU. Realmente es lamentable que también engañe al Presidente del Estado Plurinacional haciendo creer que dicha trilogía es de valores-éticos-morales de los pueblos andinos. Eso no es cierto; por el contrario, los pueblos andinos recordamos esa trilogía de origen español con mucha amargura, pues en la época colonial fue utilizada como un arma de máxima explotación a los pueblos indígenas que fueron convertidos en esclavos.

El historiador Víctor Angles Vargas, ex docente de la Universidad nacional San Antonio Abad del Cusco afirmaba: “el código ético del ama sua (no seas ladrón), ama q´ella (no seas ocioso) y ama llulla (no seas mentiroso) atribuido a los peruanos del antiguo imperio de los Incas habría sido una creación de los conquistadores españoles para someterlos (…). Se ubica el surgimiento de esa trilogía verbal en idioma quechua en el periodo del Virrey Toledo, como una “ofensiva moral” ante el desgano, resistencia y mentiras mostrados por el pueblo incaico. Esa fue la actitud de los naturales que se quedaron en las ciudades, mientras otros pasaron a la resistencia activa huyendo a las alturas, encabezados por Manco Inca, como reacción a la opresión que soportaban de los españoles” (1).

Por otra parte, el arqueólogo José Huidobro Bellido escribe: “Nosotros también pensábamos de manera similar, de acuerdo con nuestras primeras investigaciones, ya que los hispanos habrían aprovechado dichas máximas para aprovecharse del pueblo invadido. No seas ladrón, para que los indígenas no se apropiaran de lo que ayer fue de ellos y que hoy era de los españoles; no seas flojo, para que los pobres y doloridos nativos fueran a trabajar a las espantosas minas sin proferir protesta; no seas mentiroso, para que los naturales confesaran por medio del tormento o por medio de la confesión ante el cura de turno, dónde se hallaban sus huacas y por ende los “tesoros” que ellas escondían.

Sin embargo, hasta donde llegaron nuestras pesquisas y la de otros andinistas, no existen pruebas firmes que sustenten que las tres máximas hayan sido empleadas en tiempos prehispánicos. Dicha trilogía o clásico saludo Inca, no consta en ninguna fuente colonial, crónica o visita conocida. Antes del Siglo XX, este texto o saludo Inca nunca aparece. Según José Tamayo Herrera, tampoco existe tradición oral o etnológica sobre dicho tópico en el Cusco, en el resto del país Inca. Dicha trilogía aparece en el Cusco, en el teatro quechua moderno, de los siglos XIX y XX, específicamente, como investigó Tamayo, en el época anterior a la guerra con Chile, en ciertos círculos de dramaturgos quechuas, republicanos. En Lima, aparece casi cincuenta años después.

Por todo ello, Tamayo dice enérgicamente: “…. de modo, que por lo que sabemos el mencionado saludo no es auténticamente Inca, sino producto del Incaísmo decimonónico en el Qosqo republicano” (2).

Por lo visto, el Estado Plurinacional carece de asesores. Están hablando de la famosa descolonización y en sus actuaciones observamos lo contrario. Si analizamos la trayectoria de los nueve años de gobierno del Estado Plurinacional, evidentemente encontraríamos algunos aciertos; y una gran prospección demagógica que obedece a una constante campaña política, donde aparecen grandes errores en contra de los pueblos indígenas originarios, convertidos actualmente, en forma indirecta y engañosa, en adjudicatarios.

¿La grande mentira de la famosa trilogía quechua es un caso de apropiación indebida? Pero ellos consideran como un gran logro su aceptación en la ONU. ¿Los Incas eran quechuas? No, eran aymaras; hasta la tercera generación hablaban aymara. Para la Bolivia actual, como ellos engañosamente nos hacen creer, ¿la reciente actuación en la ONU es un nuevo triunfo de la diplomacia o es una gran vergüenza para el país? Distinguido lector, Ud. tiene la palabra.

Notas: (1) EL DIARIO. Trilogía quechua, una creación española, 28 de diciembre 1994 La Paz.

(2) Huidobro- Tamayo Herrera. Historia General del Qosqo. Tres tomos. 1992.

El autor es antropólogo.

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (835 Kb)      |       PDF (553 Kb)



Caricatura


Sociales

ALMUERZO DE LA ASOCIACIÓN DIPLOMÁTICA

Roberto Luiz Arraes, Rui Vasconcellos, Chris Gilbreth, Rosalinda Hernández, Romann Datus, Mirlo Guerra y Patricia Cabrejo.