[Severo Cruz]

Domingo Santa María, presidente solidario


 

Bolivia surgió a la vida republicana e independiente marcada por actitudes caóticas que frustraron su normal crecimiento socio económico y político cultural.

En este contexto, los primeros años de la República de Bolivia no fueron una “taza de leche”, el caos y la anarquía erosionaron todo propósito de progreso y unidad nacional. “Bolivia, su hija Predilecta que tanto le debe, tocaba ya al sepulcro en su misma Cuna. Víctima de las pasiones exaltadas, de una feroz invasión, y de incesantes revoluciones, era un esqueleto político o por mejor decir un cadáver. Dividida en furiosos partidos, iba a ser después devorada por la anarquía, la presa de una desmesurada ambición…”, escribe el presidente boliviano Andrés de Santa Cruz, en carta dirigida al libertador Simón Bolívar, en fecha 26 de enero de 1830 (Armando Rojas: “Bolívar y Santa Cruz – Epistolario”, Caracas, 1975, Págs. 116 y 117).

He ahí la evaluación política que hizo del país el Mariscal Santa Cruz en el inicio de su gestión gubernamental. Es incuestionable, desde luego, porque proviene de una personalidad que estuvo inmersa en el quehacer histórico nacional.

Y el mayor error del presidente Hilarión Daza, gobernante boliviano poco visionario, fue haber guardado durante tres días, por no interrumpir las fiestas de carnaval, el telegrama que daba cuenta de la invasión chilena al Litoral boliviano, escribe Rafael Saavedra Pinochet en su libro “Nacionalismo” (editado en 1977, Pág. 33).

De esta situación se aprovechó Chile para promover y consolidar la ocupación territorial de nuestro Litoral. El país vecino luego de tal acción ha tratado, permanentemente, de tergiversar los datos históricos relacionados con la invasión de 1879, a fin de desvirtuar la demanda marítima boliviana.

Revisando, por consiguiente, hechos del pasado mediato, en el proceso boliviano - chileno, estamos en condiciones de afirmar, y que oiga bien el canciller del país vecino, Heraldo Muñoz, lo siguiente: el presidente Domingo Santa María (que gobernó de 1881 a 1886) fue uno de los dignatarios de Estado chileno que quiso cedernos, en una primera oferta, un territorio con libre acceso al Pacífico, por la región de Tacna y Arica, ante la actitud que asumiera el expansionismo anglo - chileno, de imponernos el encierro geográfico, conflicto aún no resuelto.

Por consiguiente, elevada la demanda marítima boliviana a conocimiento de la Corte Internacional de Justicia, con sede en La Haya, provoca enorme expectativa no sólo continental sino mundial. Esa demanda se ha constituido, sin duda, en una piedra en el zapato del invasor araucano.

Santa María fue el primer ciudadano chileno que expresó, ante la historia y los hombres, su solidaridad con Bolivia, víctima de la invasión protagonizada por las fuerzas militares, o sea el brazo armado de la oligarquía chilena, en el Siglo XIX.

Santa María estuvo consciente del perjuicio que se ocasionaba a Bolivia con el despojo de su territorio costero. Por ello, posiblemente, pensó en cedernos un territorio con libre acceso al Pacífico.

En suma: la voz solidaria del presidente Santa María repercute hasta hoy.

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (834 Kb)      |       PDF (316 Kb)



Caricatura


Sociales

"A TRAVÉS DE MIS OJOS" EN GUSTUBAR

El artista Andrés Tenorio agradece la presencia del numeroso público.