II

La hora de una alternativa de poder

Nicómedes Sejas T.

 

El movimiento campesino tuvo su propia dinámica, su luminoso despertar histórico con una ideología anticolonial katarista (década del 70), con serias pretensiones de sobreponerse a la “izquierda” y a la “derecha”; también despertó el celo del último bastión del colonialismo interno: la vieja izquierda, agente del colonialismo ideológico, que combatió implacablemente al movimiento anticolonial hasta terminar por sustituir el anticolonialismo indígena, al menos momentáneamente, por un socialismo desfigurado.

Esta versión local de socialismo, denominado socialismo comunitario, halló su oportunidad en el ala campesina de los productores de la coca, que sostenía una larga confrontación contra las políticas de erradicación de la coca excedentaria. Era sin duda una lucha desigual de dos décadas, entre un puñado de cocaleros del Chapare contra sucesivos gobiernos, con apoyo del gobierno norteamericano.

En casi dos siglos de existencia de la República, Bolivia nunca tuvo una excepcional década (2005-2014) de crecimiento económico, favorecido por la herencia “neoliberal”: un largo esfuerzo por concretar un emprendimiento de la industria del gas, con mercados asegurados y la súbita alza de los precios internacionales de los hidrocarburos al que van indexados los precios del gas. Esta coyuntura favorable, sin embargo, ya se cuenta como una oportunidad perdida para la economía y la política: el extractivismo continúa siendo el eje principal de la economía y no se logró consolidar el régimen democrático, con protagonismo indígena y su proyecto de descolonización.

Esta nueva coyuntura, con la caída de los precios internacionales de las materias primas y con ella el pinchazo de las reservas internacionales, nos está mostrando nuestra dependencia de la economía global capitalista y la inviabilidad de la gestión de una economía ideologizada.

El socialismo comunitario en el gobierno, al no hallar las respuestas apropiadas frente a las amenazas de la crisis, sólo atina a asegurar su re-elección indefinida, recurriendo a un problema crucial que históricamente no ha tenido disidentes en la opinión pública nacional: la demanda marítima de Bolivia, un problema crucial con enorme potencial propagandístico.

El gobierno surgido en las confrontaciones sociales del año 2003 en vez de orientar sus acciones consolidando la emergencia democrática del movimiento indígena ha despilfarrado su apoyo mayoritario dando pábulo a su vocación caudillista y un modelo de gestión sostenido propagandísticamente. La vocación caudillista del aparato gubernamental, ya no puede revertir su fase crítica ni recurriendo a sus virajes “neoliberales”. El interés gubernamental por reproducirse en el poder sobrepone la salvación de su aparato partidario a la suerte de la sociedad.

El movimiento indígena debe recuperar sus banderas anticoloniales y las organizaciones obreras su independencia antes que un nuevo ciclo de conflictos nos arrastre a soluciones extremas.

El socialismo comunitario fue la alternativa a la crisis de representatividad de los partidos tradicionales y sus líderes, ha llegado la hora para construir una alternativa anticolonial al socialismo comunitario.

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (773 Kb)      |       PDF (430 Kb)



Caricatura


Sociales

EL RETORNO DEL PÁJARO DE FUEGO EN EL CÍRCULO DE LA UNIÓN

Ricardo Estrada, Juan Carlos Calderón, Sonia Bustillos y Rosario Chacón.

MUESTRA DE ANIMÉ JAPONÉS

Wataru Tanabe y el agregado Cultural de la misión japonesa, Yasushi Kondo.

TORNEO NACIONAL DE TENIS G2

Juan Ramón Ramírez.