Queremos que nuestro altiplano produzca

Mario Revollo Vargas

 

Respecto al desarrollo del altiplano, por qué no aprovechar lo avanzado en el mismo Plan Director para la protección y aprovechamiento del lago Titicaca y su cuenca, poniendo en ejecución la carpeta bancable de Chilahuala, que en realidad es un estudio preliminar para irrigar más de 20.000 has, con fines agrícolas, para la producción de papa, otros vegetales y pastos que darían razón de ser a terrenos tan venidos a mal y que son en realidad la riqueza del altiplano.

Este proyecto será complementado con lo aprendido en el proyecto Prosuko, con el cual se ha logrado obtener rendimientos de 10 a 15 toneladas de papa por ha., donde el campesino actualmente logra un rendimiento máximo de 1.5tons/ha. Con el rendimiento obtenido por Prosuko se generaría una riqueza increíble para la gente asentada en el área del proyecto Chilahuala. Más aún, generaría una abundancia de productos que servirían hasta para la exportación. Si sólo se lograra sembrar 10.000 hectáreas de papa se obtendría una producción de 100.000 toneladas.

Un aspecto colateral del proyecto Chilahuala es que daría empleo a por lo menos 2.500 trabajadores directos, que construirían los canales. Y 200.000 campesinos más que estarían ocupados en la agricultura. Este punto merece que se amplíe un poco. El proyecto Prosuko fue creado para rescatar la tecnología ancestral de los Tiahuanacotas que utilizaban campos elevados (sukakollos) para la explotación agrícola.

Sólo en papa se logró rendimientos de más de 30 ton/ha. Para validar su tecnología, los de Prosuko tenían que contar con cultivos testigo. Es decir, con áreas de siembra sin tratamiento para campos elevados (sukakollos). En estos cultivos se obtuvo rendimientos de 10 a 15 ton/ha. de papa.

El dragado debía reiniciarse con el acompañamiento científico de la Universidad de San Simón, como se lo estaba llevando a cabo al principio, con la implementación hasta de Modelos reducidos de escorrentía en los ríos afluentes del Desaguadero, para diseñar obras especiales en estos afluentes del río, que eviten la entrada masiva de nuevos sedimentos.

Existen, en el altiplano, cursos de agua constante; el suelo en algunos sectores es el apropiado y en otros se puede mejorar; las plagas se las puede controlar, porque no son muchas debido al clima; tienen vocación agrícola sus habitantes; centros de formación académica cercanos pueden brindar capacitación y acompañamiento científico; hay mercados cercanos para la comercialización de su producción; los medios de transporte son los caminos y ferrocarril para trasladar sus productos.

Me imagino el altiplano, donde el Gobierno realice una campaña de producción agrícola de productos propios del mismo, que se lleve a cabo con los criterios y obras descritas en el Plan Director, como: la infraestructura de obras de regulación y de riego propuestas, las herramientas apropiadas, el acompañamiento técnico-científico y de extensión propuestos por el Prosuko, y el modesto financiamiento sugerido por el Plan Director.

Nada de esto es del otro mundo, ni implica inversiones multimillonarias ni grandes asesoramientos extranjeros. Para acomodar la producción se tendría que pensar en empresas especializadas de acopio y comercialización de los productos, ya que de otra manera se ocasionaría una abundancia tal que causaría un carnaval de precios en detrimento de la economía del productor. Los réditos elevarían el nivel de vida del campesinado y significarían un mejor destino para sus habitantes.

Los emprendimientos se los debe hacer a nivel gobernación, mejor aún a nivel gubernamental, con la participación lógica de la gobernación, municipios y la Autoridad Autónoma del Lago Titicaca (ALT), por obvias razones.

Se debe organizar una oficina especial que cobije al Plan de Desarrollo del Altiplano dentro de la estructura del Ministerio de Producción, ya que deberá convocar para su participación a entidades de gobierno y de la sociedad nacional, como universidades, institutos pertinentes, ONGs locales y otras entidades afines.

Se describe planes de financiamiento en las carpetas bancables de Chilahuala y el Choro, donde el Gobierno interviene con menos del 50% de su financiamiento. Ahora bien, suponiendo que los emprendimientos tengan un costo promedio de $us 30.000.000, el Gobierno podía participar con $us 120.000.000 para implementar 8 proyectos de esta naturaleza en el altiplano, creando 20.000 puestos fijos de trabajo y alrededor de un millón y medio de empleos afines, capacitando a miles de campesinos en las artes modernas de la agropecuaria.

Asimismo crearía trabajo para decenas de profesionales y técnicos medios que actualmente egresan de las universidades e institutos y que no encuentran trabajo. Otros beneficiarios de esta actividad serían las empresas constructoras y los proveedores de insumos y servicios, creando un bienestar general en toda la región.

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (768 Kb)      |       PDF (318 Kb)



Caricatura


Sociales

NUEVO ESTUDIO DE KAREN MAKE UP

Karen Tellería procede al corte de cinta de su estudio de belleza.