[Jorge Espinoza]

Bernardino Bilbao Rioja, héroe olvidado


 

Bernardino Bilbao Rioja fue una destacada personalidad en el ámbito político-militar de la historia boliviana. Nació en Arampampa, Potosí, el 20 de mayo de 1895. A los 17 años ingresó al Colegio Militar del Ejército en la ciudad de La Paz, para luego ser becado a Chile, egresando en dicho país como subteniente de artillería en 1918. En 1919 recibió el brevet de piloto militar y aeronáutica en Chile.

En 1926 y con el grado de mayor, Bilbao organizó y fundó la Escuela Militar de Aviación, en la cual se desempeñó como instructor, siendo uno de los pioneros en la aviación boliviana. En 1930, Bilbao fue ascendido al grado de teniente coronel del Ejército de Bolivia, ocupando también en el mismo año el cargo de director de la Escuela Militar de Aviación. El mismo año, después del derrocamiento del gobierno de Hernando Siles, el presidente Carlos Blanco lo nombró Ministro Interino de Guerra, para luego ser en el mismo gobierno Ministro de Fomento y Comunicaciones.

GUERRA DEL CHACO

En 1932 se trasladó a Villamontes como Inspector General de Aviación para organizar la aviación y el transporte militar. Luego comandó tropas en diferentes batallas: Cañada Strongest, Kilómetro 7 y Retoma de Alihuatá, donde su coraje, su capacidad organizativa, su don de elevar el alicaído espíritu combativo de sus soldados y su visión estratégica, fueron decisivos para las victorias bolivianas.

Por el temor al incontenible avance del ejército paraguayo comandado por su célebre Gral. José Félix Estigarribia, algunas familias abandonaron las ciudades de Sucre y Santa Cruz. Ya en las puertas de Villamontes, Estigarribia preparó el ataque frontal para tomar la zona petrolera más importante del país, su objetivo supremo. A pesar del afán de quitarle méritos, de los celos y la envidia de otros jefes militares, por sus éxitos en varias batallas se decidió dejar el comando de acciones al Cnel. Bilbao Rioja, que para la defensa y batalla de Villamontes tuvo bajo su mando 5 divisiones y 26.000 combatientes, la mayor fuerza que comandante alguno tuvo hasta entonces.

Las bien planificadas defensa y batalla de Villamontes por Bilbao Rioja, hizo retroceder a las tropas paraguayas más de 100 kilómetros entre el 16 y 21 de enero de 1935, ganando la decisiva batalla de Villamontes y preservando los campos petrolíferos, porque pronto después se firmaría el armisticio de paz.

El ex presidente de Bolivia Carlos Blanco indicó: “Pero la Guerra del Chaco ha sido el palenque donde se han revelado las virtudes de este ilustre jefe. Toda situación difícil, arriesgada y decisiva, tuvo en el Coronel Bilbao, la cabeza y el corazón capaces del sacrificio y de todo el esfuerzo en sentido de salvar el honor nacional y la integridad de la Patria: donde colocó su espada, el enemigo no pudo avanzar”. El historiador Ovidio Urioste en su obra La Encrucijada (1942) sostiene: “El General Bernardino Bilbao Rioja era el único Jefe Boliviano que mereció ser Presidente de la República, por sus condiciones de honestidad y de reconocido valor militar”.

DESPUÉS DE LA GUERRA

Como presidentes del país se sucedieron varios militares que combatieron en el Chaco: David Toro, Germán Busch, Carlos Quintanilla, Enrique Peñaranda y Gualberto Villarroel. El héroe de la guerra nunca se aprovechó de su inmensa popularidad para fines políticos. A los pocos días de la desmovilización, Bilbao se ausentó para hacerse tratar médicamente a Inglaterra, donde trabajó para el Ejército como Asesor Militar. Retornó al país en julio de 1939; el 23 de agosto de ese año se suicidó el presidente Busch. El Ejército propuso a Bilbao Rioja como Presidente Provisional de la República. Bilbao rechazó tal invitación, cumplidor de sus principios político-militares. La presidencia fue asumida por el Gral. Carlos Quintanilla. El mismo año Bilbao sufrió una feroz golpiza en el Palacio Quemado, fue esposado y exiliado a Arica, acusado falsamente de conspirador.

A pesar de la condena generalizada y los pronunciamientos civiles y militares exigiendo su retorno, las manipulaciones e infamias de sus propios colegas impidieron que esto ocurra. Quintanilla lo nombró agregado militar en Londres, donde se quedó 7 años y se tituló en Ingeniería Industrial en 1945. En 1946 retornó a Bolivia y pasó a la reserva del ejército.

Como político participó en las elecciones presidenciales de Bolivia de julio de 1951 por Falange Socialista Boliviana (tercer lugar) y en las elecciones de junio de 1966 (segundo lugar). Poco después se retiró a la vida privada. Falleció en La Paz el 13 de mayo de 1983.

El gobierno del Dr. Víctor Paz en reconocimiento a las acciones libradas por Bilbao en Alihuatá, Kilómetro 7, Cañada Strongest y otros, promulgó la Ley 824 de 3 de abril de 1986 que “reconoce el grado de Mariscal de Kilómetro 7 al gran defensor del petróleo y la honra nacional al señor General de División Bernardino Bilbao Rioja”.

¡Cuánto le debe la Patria al olvidado Mariscal Bilbao Rioja, que comandó la exitosa defensa de los hidrocarburos del Chaco, que ahora constituyen nuestro sostén económico!

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (812 Kb)      |       PDF (382 Kb)



Caricatura


Sociales

CARRERA POR LA SALUD RENAL 5k

El equipo organizador de Unaer.

CENA DE EXPERIENCIAS SENSORIALES

María Paz, Luciana Azurduy, Isabel Nava y Luciana Córdova.