[Álvaro Ríos]

La experiencia del contrato de concesión en Bolivia


 

El año 1997 será recordado, entre otros acontecimientos, porque el 5 de febrero el Congreso ecuatoriano destituyó al entonces presidente Abdalá Bucaram; el 11 de junio se inauguró la Copa América en Bolivia; el 31 de agosto murió la princesa Diana de Gales y el 12 de septiembre comenzó el rodaje de la película “El Juego”, la cual relata la historia del multimillonario Nicolás Van Orton, quien recibió una invitación de su hermano para suscribir un contrato, así como participar en experiencias físicas y psicológicas, tan reales y tan bien elaboradas, que no las distinguirá de la realidad; es por ello que se requiere entender correctamente el alcance de un contrato.

En un artículo anterior titulado “El Contrato de Concesión de Obras Públicas” se hizo referencia al contrato de concesión y su implementación por el Gobierno chileno en la construcción de obras públicas de transportes (infraestructura vial).

A pesar de que el primer contrato de concesión del cual se tiene referencia es aquel referido a la construcción del ferrocarril de Uyuni a Oruro, financiado por la empresa cuestionada Huanchaca y aprobado mediante Ley de 31 de octubre de 1889, la primera normativa que reguló el precitado contrato fue el Capítulo II de la Ley General de Ferrocarriles, de 3 de octubre de 1910, mismo que instruyó que las propuestas privadas de construcción de vías férreas presentadas al entonces Poder Ejecutivo fueran remitidas al Poder Legislativo para que se emitiera la respectiva autorización.

En aplicación de dicha disposición legal se emitieron, entre otras, las siguientes disposiciones legales, la Ley de 23 de septiembre de 1910, por la cual se aprueba la propuesta del señor James Simpson Witthon, para la construcción y explotación de la vía de Yacuiba a Puerto Rojas; la Ley de 4 de diciembre de 1911, que aprueba la concesión a favor de la empresa “The Madeira Mamoré Railway”, de la construcción de una línea férrea que partiendo de la ribera izquierda del río Mamoré hasta Riberalta, y; la Ley de 22 de noviembre de 1912, mediante la cual se otorga en concesión a “The Bolivia Development and Colonization Company”, las vías Potosí a Sucre, La Paz a Puerto Brais y Santa Cruz a Yacuiba.

Con la aprobación de la Ley Nº 1874, de 22 de junio de 1998, General de Concesiones de Obras Públicas de Transportes y del Reglamento Orgánico de la precitada Ley aprobado mediante Decreto Supremo Nº 25253, de 18 de diciembre de 1998, entre otras normas, fueron objeto de análisis el Proyecto para la mejora de la vía “Pailón – Los Troncos” presentado en la gestión 2001 y la construcción de la línea férrea Motacusito – Mutún – Puerto Busch así como de un puerto fluvial presentado en el año 2005.

Ambos proyectos no fueron aprobados, aunque por motivos diferentes, el primero fue observado por errores de ingeniería vial en cuanto al flujo de movilidades, lo cual afectaba la rentabilidad del proyecto y, si bien, más adelante, el trazo fue modificado, a Santa Cruz – Pailas – Pailón – Los Troncos – Okinawa – Montero – Warnes – Santa Cruz, la observación se mantuvo.

En cuanto la segunda experiencia, la misma no fue aprobada por cuanto la propuesta privada requería de fondos de un organismo internacional para la construcción, los cuales debían ser gestionados por el Estado boliviano a través de su garantía soberana, situación que, sumadas a las observaciones financieras del proyecto, decantaron en su rechazo.

A pesar de estas infructuosas experiencias, el 5 de mayo de 2010, tras un exitoso proceso de concesión llevado adelante por el entonces Ministerio de Defensa Nacional, se inauguró el Megacenter, muestra evidente del excelente resultado que puede tener la correcta aplicación de esta clase de contratos, lo cual nos brinda esperanzas para futuras obras de infraestructura puedan construirse mediante este contrato.

Retomando la película “El Juego”, en una de las escenas el protagonista principal, Nicolás Van Orton, no puede presentar un contrato al dueño de una empresa editorial para adquirir su paquete accionario, lo cual posterga y casi imposibilita que el referido contrato se suscriba, constituyéndose en una parte perversa del juego que luego se tornará aún más peligrosa, hasta desembocar en un desenlace inesperado.

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (783 Kb)      |       PDF (369 Kb)



Caricatura


Sociales

SE VIENE LA FERIA INTERNACIONAL DE TURISMO

Martín Cariaga y la directora General de Turismo del Viceministerio de Turismo, Jazmín Antonio.