Bloqueo de caminos, un extremo del terrorismo


 

El terrorismo se manifiesta de diferentes formas y resulta, en sus consecuencias, uno de los extremos más condenables que confronta la humanidad porque resulta ser la medida más contundente por las diversas desgracias que ocasiona.

En nuestro país, desde hace muchos años, vivimos las consecuencias de bloqueos que se han efectuado en calles y caminos que integran citadina, regional y nacionalmente al país. Los bloqueos sufridos, especialmente por decisiones sindicales, han perjudicado, seriamente, por ejemplo, a la producción de cítricos, bananos, piñas, palmito, verdura y otros que produce El Chapare y otros sitios; muchos de esos productos -especialmente bananos y piñas- tenían asegurado el mercado argentino y el bloqueo de caminos impidió que esos contratos se cumplan.

Son muchas las experiencias sufridas por la acción de bloqueadores que creen que la medida implica, forzosamente, conseguir lo que buscan; pero nunca toman conciencia de que esa acción de impedir el libre tránsito, destruir caminos y calles, derribar árboles y llenar de piedras las vías carreteras, implica serios perjuicios a la economía nacional y tiene incidencia total en el derecho que tiene la población de vivir en tranquilidad atendiendo sólo sus obligaciones de trabajo, educación, atención de salud y vida de hogar. El bloqueo, por las múltiples consecuencias que tiene, destruye la tranquilidad de la comunidad nacional porque su influencia es grave, no sólo en la economía sino en la paz social que merece tener la población.

Hay organizaciones, especialmente sindicales, que creen que el bloqueo, al ser medida de presión, obliga al Gobierno a hacer lo que ellos, los organizadores del extremo, quieren y no toman en cuenta que, en general, ni las huelgas, marchas, manifestaciones, bloqueos, etc. pueden cambiar políticas cuando no es posible acceder a exigencias que muchas veces están en contradicción con las leyes o, en casos, con las posibilidades del país.

El bloqueo, por ser grave atentado contra la comunidad nacional y ser medio para atentar contra la economía al frustrar importaciones y exportaciones o no dejar que los productos lleguen a los mercados internos, causando daños severos a la población, a más de significar destrucción de vías carreteras es, quiérase o no reconocer, un crimen que debería ser sancionado drásticamente.

La permisividad de las autoridades y la costumbre de acceder casi siempre a las exigencias, hace que el bloqueo, los chantajes, manifestaciones bullangueras y todos los extremos se conviertan en “arma infalible” que muestra la debilidad de las autoridades y el hecho de sentar precedentes para que se repitan indefinidamente y con mayores consecuencias que son perjudiciales.

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (800 Kb)      |       PDF (254 Kb)



Caricatura


Sociales

"LA MAGIA MUSICAL DE LA NAVIDAD"

Paola Ferrufino, Mauricio Levy y Marcelo Taborga.

NUEVOS PROFESIONALES DE GIPET

Renán Aguilera, Tito Saavedra, Raúl Durán, Miriam Condori, Felipe Tórrez, Héctor Héctor Gómez, Juan Martín Lafuente, Paola Molina y Willma Condori, plantel docente.