[Severo Cruz]

Reparar el daño hecho a Bolivia


 

La declaración del expresidente chileno Eduardo Frei Ruiz – Tagle, en sentido de que la “Campaña internacional que está haciendo Bolivia (en relación con el tema marítimo) es muy inteligente”, es una señal, innegable, de que el nerviosismo se apoderó de la casta dominante del país vecino (Ver, por si haya duda, EL DIARIO de 13 de diciembre de 2014).

Llevado por ese nerviosismo, Frei se refirió, asimismo, a otros temas de carácter internacional que no adquieren trascendencia histórica en la hora presente. Al mismo tiempo el ex dignatario ha pronosticado, al decir “podemos perder”, la derrota de Chile en La Haya. Y con razón está inmerso en la desesperación más profunda.

En consecuencia la demanda marítima boliviana, que se funda en documentos históricos incuestionables, ha generado, por lo visto, una situación política de perplejidad e incertidumbre en la nación transandina. Por ello los expresidentes chilenos se han movilizado o intentan movilizarse a fin de inviabilizar el recurso legal que interpuso el país, en abril de 2013, ante el tribunal de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

La naciente república de Bolivia, y este hecho se inscribe plenamente en los anales de la historia, estableció relaciones diplomáticas, en el segundo decenio del Siglo XIX, con países vecinos de la región, y posiblemente fueron los primeros, como el Perú, Colombia y Ecuador, que reconocían su cualidad marítima, sobre el Pacífico. Desde entonces la comunidad internacional se ha identificado con una Bolivia que surgió a la vida independiente, republicana y soberana, en 1825, con mar. De ello deben tomar nota quienes tienen sus raíces en los círculos de la oligarquía anglo-chilena de 1879.

Estamos en litigio con Chile exigiendo una solución de “buena fe” al centenario enclaustramiento que es el resultado de la nefasta incursión expansionista, al interior de nuestras fronteras, que marcó el desmembramiento de un rico jirón patrio, consistente en 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros cuadrados de territorio. Empero el país vecino no entiende ni quiere entender el concepto de “buena fe” que redunda por una convivencia civilizada. Y que pretende, en esa perspectiva, construir un mundo exento de agresiones, de conjeturas e intrigas, priorizando la confraternidad, sobre todas las diferencias de orden político-ideológico.

La comunidad internacional, tanto mundial como regional, ha condenado enérgicamente, en todo tiempo, la actitud expansionista que asumieron ciertas potencias, con el propósito de apropiarse indebidamente de recursos naturales, renovables y no renovables, ajenos, con el consiguiente empobrecimiento de los países afectados. Ello ha ocurrido con nuestro Litoral y por ello mismo exigimos que Chile nos devuelva la soberanía sobre el Pacífico.

En suma: Chile está conminado, ahora más que nunca, a reparar el daño que le hizo a Bolivia hace más de un siglo.

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (782 Kb)      |       PDF (365 Kb)



Caricatura


Sociales

EL TALENTO DE MINE KAWAKAMI

La pianista japonesa Mine Kawakami.

ZAPATOS PARA TODO EL AÑO

Ayda Rodas y Katty Alarcón.