[Paulovich ]

La noticia de perfil

El diablo nunca duerme


 

Mi socia periodística, que lleva estricta cuenta de todas nuestras actividades profesionales, me dijo: “Ya estamos en las vísperas de la Nochebuena y todo está listo para que el Niño Dios nazca en el pesebre; la picana está prevista, el árbol navideño muestra todas sus luces y adornos y sólo faltan algunas de sus tías que suelen venir para recibir nuestros regalos…”.

Satisfecho con su informe y como viejo experimentado pregunté a la cholita inocentona: “¿Y no has visto al diablo rondando por mi casa para ‘fregar’ con jota nuestros planes para alegrarnos santamente con motivo del nacimiento del Niño Jesús…?”.

La inocente cholita cochabambina se santiguó en nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, respondiéndome que no había visto al diablo por los alrededores y que si ese sujeto apareciera por aquí, le echaría un turril de agua bendita para ahuyentarlo.

Algo más tranquilos, nos pusimos a conversar en mi living, cerca al pesebre y Macacha me pidió que le explicara con mayores detalles las visitas del diablo a los hogares cristianos que se aprestaban a dar la bienvenida al Niñito Jesús, respondiéndole con agrado, pues toda mi vida soy un convencido de que “el diablo nunca duerme”, ni siquiera en Navidad y otros días santos.

Conté a la sorprendida cholita nacida en Quillacollo que el diablo para fregar con jota esta fiesta cristiana suele imbuir de tanto espíritu navideño a las buenas mujeres, que éstas caen rendidas por la fatiga y se ven obligadas a pasar la Nochebuena en cama, con los nervios deshechos por haber realizado tantos esfuerzos y trabajos, mientras el diablo tentador sonríe satisfecho. Macacha sacó la conclusión y me dijo: “Es que el diablo sabe mucho”.

Continuando mi explicación acerca de las “diabluras” del demonio, conté a mi inocente comadritay que otras veces el diablo ataca al padre de una familia para fregar con jota a toda la familia que se aprestaba a celebrar alegremente la llegada del Niño Dios, llevando al ciudadano a tomar “sólo una copita” con sus amigos o compañeros de trabajo. Allí actúa el pícaro diablo y obliga al buen hombre a seguir bebiendo, mientras el resto de su familia, donde también hay “wawachas” (léase niñitos) que esperan a su papito y éste llegará pasada la medianoche pasado de copas y queriendo abrazar al árbol de Navidad, se caen juntos y la Navidad acaba en llanto general, mientras el diablo baila solo, después de haber fregado con hache aquella reunión familiar a los pies del Niño Jesús que les prometió nacer a medianoche.

Macacha me escuchó con gran atención y luego me dijo mirándome a la cara: “Más sabe el diablo por viejo que por diablo”, acusándome de ser más viejo que el diablo, lo que me llevó a pensar que la cholita podría estar endemoniada, por lo cual, preventivamente, le eché unas gotas de agua bendita en su copa de chicha que nos había sido enviada desde Punata, un poco más al norte de Quillacollo.

Al sentir el agua bendita, el diablo huyó dando gritos y mi comadre y yo continuamos charlando y adorando al Niño Dios que nacerá mañana.

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (780 Kb)      |       PDF (247 Kb)



Caricatura


Sociales

EMBAJADORA DEL PERÚ CULMINA SU MISIÓN EN BOLIVIA

La embajadora Silvia Alfaro departe con Pedro Querejazu.