Habilidades socioemocionales en la educación

Lic. Miriam Machaca Quispe - Docente PROFOCOM ESFMTHEA

 

El compromiso físico y moral con la profesión y la sociedad, debe estar relacionada a seguir de forma consecuente con la vocación que se ostenta. Es esa vocación que motiva por el resto de la vida, que inspira y apasiona. Esa inspiración nos lleva a cuestionarnos sobre aspectos que fluyen e influyen en nuestra labor educativa como maestros y maestras.

La educación actual se encuentra encaminada bajo un modelo educativo, en el cual encontramos lo integral y holístico como uno de sus enfoques. Siendo consecuente con el compromiso de formar al estudiante integralmente, es necesario inicialmente reflexionar sobre el proceso educativo que ostentaban algunas escuelas y colegios, que en base a un modelo educativo cognoscitivo enseñan a pensar, y con el modelo educativo actual también a producir, sin embargo en ninguno de los mismos se enseña a sentir, no se presta atención a la vida emocional que estratégicamente Gardner en su teoría de las “Inteligencias Múltiples” nos conducía a reflexionar acerca de la importancia e imprescindible valoración y significación que tienen las emociones en los procesos educativos.

Es fundamental comprender que; para suscitar el verdadero aprendizaje, el dominar y aplicar algo con criterio, sólo se logra en base a la intervención de las emociones que fue alimentada y fortalecida por la teoría emocional de Góleman. El aula es un espacio de despliegue de emociones que dinamizan la sinergia en el aula, que fortalecen la interrelación entre maestro - estudiante - comunidad - sociedad. Las emociones están presentes en las activi-dades curriculares, así como sus causas y también sus consecuencias por el manejo inadecuado que en varias ocasiones tie-nen efectos desfavorables en la sociedad y en la misma persona.

En muchas ocasiones algunas investigaciones consideraron que las emocionales y la intervención de las mismas en el rendimiento educativo guardaban una estrecha relación, sin embargo, se quedaron como otras tantas investigaciones archivadas en un estante de biblioteca, que para la actualidad y exigencia del enfoque sociocomunitario en el campo educativo, las habilidades socioemocionales cobran rele-vancia, puesto que el conjunto de actitu-des que posee toda persona le permite interactuar con los demás y también con uno mismo, que si no son atendidas, enca-minadas y controladas de forma adecuada contribuyen al éxito y satisfacción de desa-rrollo personal y profesional.

El problema en la educación no radica en el desconocimiento de la presencia de las emociones y cómo éstas se relacionan socialmente, ya que están presentes en todo el proceso educativo, sin embargo, es en el aula y fuera de ella donde tanto el maestro como el estudiante no conocen cómo se encausan, cómo se desarrollan, cómo expresan, cómo se reconocen y con-trolan, el cómo influyen estas emociones en el aprendizaje del estudiante, cómo influye en sus relaciones interpersonales en comunidad y sociedad.

El nuevo desafío de hoy no es sólo en-señar a la mente, sino también al corazón, atendiendo al enfoque integral -holístico de lo humano-, donde los sentimientos y actitudes son factores claves para la confi-guración del carácter y la orientación de la vida del estudiante, si atendemos al verda-dero y pleno desarrollo integral, debemos considerar adquirir una gama de habilida-des socioemocionales y afectivas que for-talezcan la capacidad docente, que a la vez impacte la realización de su vida per-sonal atendiendo al éxito de su vida profe-sional, siendo que todo proceso educativo se caracteriza por la relación interperso-nal, y que en toda relación interpersonal están presentes fenómenos emocionales.

 
Revistas
Publicidad
Portada de HOY

JPG (496 Kb)


Publicidad

Sociales

EMBAJADORA DEL PERÚ CULMINA SU MISIÓN EN BOLIVIA

La embajadora Silvia Alfaro departe con Pedro Querejazu.


Cotizaciones
1 Dólar:6.96 Bs.
1 Euro:8.39 Bs.
1 UFV:2.01140 Bs.

Impunidad